martes, 21 de septiembre de 2021

Juego de Tronos: Las muertes de Viserion y Rhaegal

Recordemos unos de los momentos más tristes de Juego de Tronos, las muertes de Viserion y Rhaegal


Juego de Tronos: Las muertes de Viserion y Rhaegal
  • whatsapp
  • linkedin

 

La séptima temporada de Juego de Tronos dejó momentos inolvidables a sus millones de fans en todo el mundo. Y el 7x06 del despiadado drama medieval no defraudo a nadie dejando algunas de las escenas más increíbles de toda la serie. 

El grupo de Jon Snow  logran encontrar a un pequeño grupo de no muertos con un caminante blanco, y deciden tenderles una emboscada y capturar a uno de ellos. Jon logra abatir al caminante blanco con su espada de acero valyrio y justo después la gran mayoría de espectros caen desplomados al suelo, menos uno, el cual logran capturar. Pero algo mayor se avecinaba y Jon sabía perfectamente qué era. Mandan a Gendry a Guardaoriente para que envíe un cuervo a Daenerys contándole lo que ha pasado, mientras los demás huyen en dirección contraria. Cientos de muertos cargaban contra ellos, pero el suelo cede debido al peso, cayendo muchos espectros al agua helada y quedando todos atrapados en medio de todo el ejército de los no muertos. 

Muere Viserion

Daenerys montada en Drogon llega para salvar a Jon Snow y a su equipo, los cuales  intentaban buscar la prueba de que los caminantes blancos si existen. El rey de la Noche queda indiferente ante tal giro de batalla, coge una lanza de hielo y con naturalidad la lanza hacia Viserion, asestándole en el lomo y derrumbándose en el hielo, cayendo el cadáver del dragón al agua helada. Ante la mirada triste de su madre, todos miran como han perdido una máquina de guerra tan fácilmente a manos del Rey de la Noche. Jon ve cómo se dispone a coger otra lanza para lanzársela a Drogon y avisa a los demás. Por desgracia Jon es derrumbado al agua por algunos no muertos y Daenerys no tiene tiempo de ayudarle, marchándose sin él antes de que el Rey de la Noche mate a otro hijo suyo.

Muere Rhaegal 

El episodio 4 de la temporada 8 de Game of Thrones, nos mostró a Daenerys y a su ejército en marcha al sur, pero en el camino, un ataque sorpresa de Euron Greyjoy mata a otro de sus dragones: Rhaegal, el dragón que Jon montó por primera vez en los episodios anteriores. Como la temporada final de la exitosa serie de HBO, siempre se esperaba que mueran más personajes importantes hacia la recta del gran desenlace, pero hay algo especialmente triste en perder a otra de estas increíbles criaturas. 

Mientras la flota Targaryen viaja de regreso a Dragonstone, los dragones, Drogon y Rhaegal vuelan por encima de los barcos. Daenerys monta a Drogon y observa cómo Rhaegal se está recuperando de la pelea contra el Rey de la Noche. Aunque Rhaegal todavía está visiblemente herido (por ejemplo, hay un agujero en una de sus alas), el dragón parece estar en vías de recuperación.

En ese momento, sin embargo, un disparo golpea a Rhaegal en el pecho, seguido de más, otro disparo directo hacia su cuello envía al dragón a toda velocidad hacia el mar. Cuando todo se despeja, se nota que la flota de Greyjoy ha logrado alcanzarlos sin ser notados, armados con más balistas de Qyburn. Con el elemento sorpresa y las lesiones de Rhaegal, haciéndolo más lento y más débil, quedó demostrado que era un blanco fácil.

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar