sábado, 31 de julio de 2021

¡Isabel Pantoja y Agustín reaccionan a su "salida del armario" por Kiko Rivera"!

A la cantante no le ha hecho gracia que mezclara Cantora con Encarna Sánchez y María del Monte


¡Isabel Pantoja y Agustín reaccionan a su "salida del armario" por Kiko Rivera"!
  • whatsapp
  • linkedin

El huracán que ha generado Kiko Rivera (hijo de Paquirri) con el asunto de la herencia de Cantora va a suponer más que un dolor de cabeza para su madre y la familia Pantoja. Alíneado del lado de sus hermanos Fran y Cayetano y ahora también de su familia paterna, la gran escaldada en este asunto ha sido Isabel Pantoja. De la cantante se ha dicho de todo a lo largo de su vida y su biografía ha sido siempre objeto de opinión pública trascendiendo incluso a los telediarios e informativos. Sin embargo, hubo un detalle que no pasó desapercibido para las redes sociales y ese fue el hablar sobre las diferentes relaciones que habían tenido su madre y su tío Agustín, un aspecto de su intimidad que no tenía nada que ver con las reclamaciones de Kiko.

Isabel Pantoja y su relación de engaños con Encarna Sánchez según Kiko y La Razón

La rumorología es una cosa y la realidad es otra. El tema de Encarna Sánchez e Isabel Pantoja siempre ha sido tema tabú para la tonadillera en las entrevistas. De las insinuaciones y los silencios, muchos se han valido para hablar entre líneas de una relación de amigas que han utilizado siempre para señalar a la tonadillera. Sin embargo, su hijo Kiko Rivera apuntó algo más dando por verdaderos los rumores que circularon sobre aquella famosa parodia que hizo el duo humorístico Martes y Trece (Josema y Millán) sobre la relación de ambas amigas. Isabel Pantoja podría haber mentido supuestamente a Encarna Sánchez durante la compraventa de la casa La Garza gracias a los actuales propietarios de la finca, Los Vilariño, antiguos arrendatarios de Cantora. A esto apuntó su hijo para involucrar a la agresiva locutora dentro de la vida de su madre.

Ahora es La Razón en boca de Ángela Portero el diario que dice que Isabel Pantoja ocultó a Encarna Sánchez que la finca estaba arrendada a esta familia, además de al notario que dio fe de la compraventa. En el punto de la escritura que referencia a la “situación arrendaticia” de La Garza, la finca de Sánchez, “manifiesta su propietaria que la finca descrita está libre de arrendatarios y ocupantes y que no ha hecho uso en ningún momento del derecho que le reconoce el artículo 26.1 de la vigente Ley de Arrendamientos Rústicos”.

Isabel niega con la periodista el arrendamiento, ya que llevarían dos años pagándole el alquiler. Además, tras el fallecimiento del rostro de COPE, la artista se siguió embolsando dinero del alquiler de esta finca, algo que no le correspondía, ya que la finca ya era propiedad de su única heredera, Clara Suñer. En los veinte años en los que los Vilariño fueron arrendatarios de las tierras de Paquirri y que tenían a Isabel como administradora, esta se embolsó 1.200.000 euros. Situación denunciada por su hijo ya que ni el ni la heredera de Sánchez vieron un euro.

David Vilariño confirma al diario conservador que "durante 21 años, pagaron a Isabel Pantoja por el arrendamiento de La Cantora (propiedad de ella y su hijo) y de La Garza (la finca que vendió a Encarna Sánchez), más de 1.200.000 euros". "Comenzó en 9 millones al año pero esta cantidad se actualizaba en función del IPC. Al final del contrato, eran aproximadamente unos 60.000 euros anuales. Esa cantidad la cobraba Isabel, muchas veces incluso por adelantado, ya que, durante mucho tiempo tuvo problemas de liquidez. La tuvimos arrendada desde 1992 al 2013, que fue cuando nos rescindió el contrato y eso...¡que nos debía dinero!".

María del Monte, una persona discreta que nunca ha querido verse involucrada en asuntos turbios

Distinto es el caso de María del Monte. Kiko Rivera confesó tener mucho cariño por ella a pesar de salpicarla en algo de lo que la cantante no ha querido nunca hablar: su relación con Isabel Pantoja. Ambas fueron captadas en los años 90 en unas fotos jugando en la playa que desataron todo tipo de rumores respecto a su estrecha amistad. Además, la sevillana fue madrina de Isa Pantoja, relación que se terminó cuando se produjo un distanciamiento entre Isabel Pantoja y ella. 

Afortunadamente, la tía de Antonio Tejado siempre se ha ganado un respeto del público como artista y de la prensa como persona. Diversos escándalos han salpicado a su propia familia (la falacia del caso Arny con su hermano como imputado), los escándalos de su sobrino Antonio Tejado y la lucha con la familia de Rocío Jurado y por supuesto, su relación con los Pantoja. La presentadora de "Yo soy del sur" siempre ha salido indemne pues su vida goza de gran discrección y su actitud siempre ha sido de respeto para todo el mundo lo que ha hecho que se gane el cariño y que la humanidad esté por encima de las informaciones. El hecho de que Kiko Rivera la haya nombrado flaco favor hace a María, quien no vive sus mejores momentos en este 2020.

Como bien contó a Bertín Osborne perdió a su hermano víctima del COVID y su fallecimiento ha tenido un gran impacto en su familia. La sobreprotección a su madre, persona de edad avanzada, le ha hecho ocultarle este asunto para no provocarle un disgusto, una confesión que sorprendió a toda la audiencia de Telecinco. Además, en el plano laboral, cancelaron por sorpresa su exitoso programa de Sevillanas en Canal Sur. Un formato que cosechó grandes audiencias en la noche del sábado llegando a superar en Andalucía al Sálvame de Jorge Javier Vázquez pero que con el cambio de gobierno vio su fin inmediato mientras otros programas con menor calidad y audiencia han aflorado. Afortunadamente, tiene amigas como Toñi Moreno que siguen con ella a su lado.

Agustín Pantoja, el artista que triunfo durante dos décadas y se retiró para ser la sombra de su hermana

El caso de Agustín Pantoja es llamativo. Al igual que Rocío Carrasco y Fidel Albiac, siempre ha sido una persona que se ha mantenido ajena a todos los asuntos de los programas del corazón. Se lanzó como cantante en los años 80 acompañado (y apoyado) por Isabel Pantoja y mantuvo una moderada carrera hasta finales de los años 90. Desmarcado de la línea flamenca de su familia, se caracterizó por cantar un pop más melódico y canciones enfocadas a un público más latino. En México fue conocido por ser un apadrinado de Juan Gabriel y tanto él como su hermana cantaron composiciones del astro azteca. 

Sin embargo, la llegada de los años 2000 y en concreto la aparición de Julián Muñoz lo puso en un disparadero en el que nunca se quiso ver. Las burlas hacia su persona, a pesar de haberse retirado y ser una persona anónima, o su señalamiento como la mano negra que movía la carrera de Isabel Pantoja fueron constantes en programas del corazón de Telecinco cuyos presentadores eran Emma García o Jorge Javier Vázquez. No obstante, la realidad siempre fue otra bien distinta. El hermano pequeño de Isabel se convirtió en un road manager para la tonadillera en lo profesional mientras que en lo personal se dedicó a cuidar de su madre, tal y como ella hiciera sacando adelante a cuatro hijos tras quedarse viuda. 

El hecho de que Kiko Rivera dijera estas palabras: "Aceptate como eres y así serás feliz" insinuaba algo más que las propias redes sociales reprocharon por ser una persona anónima, o que al menos, decidió retirarse en un momento dado del mundo del espectáculo. Gasolina para colaboradores como Kiko Hernández o Mila Ximénez quienes siempre han tenido ojeriza contra el sevillano y, por supuesto, la traición de un sobrino al que Agustín siempre consideró como un hijo y actuó como figura paterna ante la ausencia de esta. 

Es por ello que Isabel Pantoja ante determinadas informaciones sobre su vida y sobre asuntos administrativos relativos a la finca Cantora decidió mandar un comunicado advirtiendo con recurrir a la justicia. Eso incluye no solo Mediaset (con quien ya no tiene un contrato a pesar de aparecer en Idol Kids, programa que se grabó hace un año) y sus programas sino también rostros como Paz Padilla, Belén Esteban, Lydia Lozano, María Patiño o todo aquel que se atreva a hablar de asuntos que competen a su vida. En el propio programa "Cantora: La Herencia Envenenada" tampoco ha sentado bien que Kiko Rivera mezclara asuntos que no tenían nada que ver y aunque es su hijo, está dispuesto a usar la ley como arma para silenciar a su hijo.

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar