lunes, 2 de agosto de 2021

La casa de papel ¿Qué pasará en la quinta temporada?

Una vez más la famosa serie de Netflix deja a todos sus fanáticos con la intriga de lo que pueda suceder en una quinta parte, que podría ser la última temporada.


La casa de papel  ¿Qué pasará en la quinta temporada?
  • whatsapp
  • linkedin

Por mucho éxito que tenga la serie, esto ya no se puede alargar más. Quizás vuelvan para otro golpe, haya un spin-off. Cosas que ya nos adelantó Helsinki (Darko Peric). Pero eso será una vez acabe el atraco, y aún no lo ha hecho. La quinta temporada tiene que ser en la que acabe la trama que comenzó en la tercera.

Lo que deja más en el aire es la escena con la que finaliza la cuarta temporada. Mientras todos estaban de celebración tras conseguir reunirse con Lisboa, La inspectora Sierra detiene al personaje de Álvaro Morte con un “Jaque Mate cabrón”. Convertida en prófuga de la policía, embarazada, viuda y torturadora confesa, el personaje de Najwa Nimri es más peligroso que nunca.

Nadie sabe lo que es capaz de hacer, ni nosotros, ni el Profesor. Pero sí que podemos pensar qué puede pasar. Lo primero es preguntarse qué quiere Sierra. No parece la típica policía Abnegada que quiera detener al malo contra los elementos. De hecho, aunque lo hiciese, eso no la salvaría de todos los cargos que tiene encima. Si fuese una persona más visceral podríamos creer que lo único que quiere es detenerle antes de caer, acabar con su rival por dignidad, morir matando. Pero si algo sabemos de Sierra es que es más fría y calculadora que todo eso. Solo puede querer una cosa del Profesor, una salida que le ayude a mejorar su situación, coger las riendas por las fuerza y destruir todo, tanto a los atracadores como al Estado que ahora la persiguen como única culpable.

Ya la vimos tirar de la manta en la rueda de prensa, su única lealtad es hacia sí misma. Nos sorprendería mucho que alguien como ella se uniera a la banda, como LisboaEstocolmo, pero sí puede que quiera la ayuda del Profesor para asegurarse también ella una huida millonaria. Al fin y al cabo, está a punto de tener un hijo y su otro destino es la cárcel. Eso nos lleva a pensar que la maquiavélica mente de Sierra y el Profesor formen una alianza, con una traición guardada en la recámara para cada uno, claro esta. Vamos, que hagan lo que hagan juntos no será pacífico, ni sin reservas.

Otra opción, con la que ha jugado muchas veces la serie, es la de cortar las complicaciones por lo sano. Es decir, que los serbios o Marsella lleguen a tiempo de salvar al Profesor y capturar a Alicia Sierra. Pero pongámonos dramáticos, que al fin y al cabo estamos hablando de La casa de papel. Más allá de cierto carisma contradictorio, el personaje de Alicia Sierra no puede estar embarazada solo porque sí. Y si, pase lo que pase antes, ¿Sierra rompe aguas? ¿Y si el Profesor se tiene que poner de improvisado matrón de Sierra? Suena a disparate, pero peores cosas hemos visto en la serie.

Con alguna que otra complicación por lo que le pase a Sierra y al Profesor, al fin y al cabo, lo importante es lo que pase en el Banco de España.  Lo importante es recordar dos cosas que se han repetido una y otra vez desde que Berlín ideó el plan. La primera es que el objetivo es el oro, que hace falta fundir 50 toneladas y sacarlas. Desde que lo idearon Berlín y Palermo, el plan era robar el oro, pero escapar con él es imposible. El profesor no ha dicho lo contrario. Pero, si salir con él es imposible, por qué Estocolmo le recuerda: “Prometió que nos sacaría de aquí”.

Con algún que otro problema más, ya sea por Sierra o la policía, la banda solo tiene que terminar de fundir el oro para llegar a la parte del plan que aún no conocemos. Sabemos que el Profesor y el equipo saben cómo sacarlo. Ahí es donde entra Palermo, que tendrá que demostrar su "amor al plan" para redimirse mínimamente de ayudar a liberar a Gandía. Se merece, como poco, sacrificarse cual Berlín en la huída para que nos vuelva a caer medio bien, pero ya veremos. Lo importante es que, una vez fundido el oro y con el Profesor de nuevo a los mandos, la serie tiene que revelarnos ese sorprendente plan maestro de huída.

Solo podemos esperar una cosa. Ya son ricos, la intención nunca fue ganar más dinero, sino salvar a Río. Es decir, no quieren el oro, lo necesitan, pero no lo quieren. Puede que vaya a ser precisamente el botín la única maniobra posible de distracción para que la banda escape. En el cambiazo estará la clave. También, con el Gobierno en el punto de mira, podemos pensar que no se negarían a dejar escapar a la banda a cambio de recuperar las reservas económicas de todo el país.

  • whatsapp
  • linkedin
Autor

Malila

Te puede interesar