TECNOLOGÍA | UNA RED GLOBAL DE SATÉLITES.

La última locura espacial de Elon Musk está en marcha

Por HEFESTEC. 15/02/2018

Space X va a iniciar la creación de una red propia de satélites que permita ofrecer Internet a cualquier parte del mundo por remota que sea.

Representación de Starlink.

Representación de Starlink.

El multimillonario Elon Musk es una de las personas que más titulares crea últimamente y un ejemplo de ello fue el lanzamiento de su último cohete que ha lanzado un coche al espacio. Ahora, con su empresa Space X quiere seguir cambiando el mundo y ahora quiere crear su propia red de conexión a Internet para todo el mundo.

El proyecto tiene el nombre de Starlink y, pese a que no se ha hecho ningún anuncio por parte de Space X, ya se sabe que tiene la idea de crear una red mundial de Internet por medio de satélites que permite a todo el mundo, sin importar en el lugar que vivan, conectarse a internet de alta velocidad.

La red de satélites que quiere crear Space X estará compuesta por 4500 unidades que se colocarán en una órbita a ‘baja altura’, alrededor de los 1.000 km de la tierra, y permitirá ofrecer conexión de alta velocidad a las grandes ciudades y a las zonas más alejadas, permitiendo que internet se convierta realmente en algo global.

Este proyecto no es algo que Elon Musk está realizando solo y se trata de un proyecto que tiene inversores como Google y se espera que la primera fase, y la inicial, comience en 2029, año en el que la red esté a pleno funcionamiento, aunque se espera que en 2019 ya se pueda acceder a esta red en algunas zonas.

La idea, aparte de ofrecer internet de forma global, es que Starlink y los ingresos generados sirvan para financiar el proyecto de Space X de llegar a Marte y colonizarlo a partir de 2020. También, es esperable que este proyecto también sirva como prueba para crear futuras redes de satélites en Marte y otros países que comiencen a ser colonizados.

De momento el lanzamiento que hará Space X colocará dos satélites en órbita, los MicroSat 2a y 2b, dos unidades que sustituirán a los 1a y 1b que ya están en órbita y que servirán para probar la tecnología de baja latencia con la que se espera que trabaje esta red mundial de satélites Starlink.

Junto al lanzamiento de estos dos satélites, Space X también pondrá en órbita un satélite español, el Hidesat, un satélite que tendrá un uso civil y militar que será usada como satélite de observación y radar.