Los funkos o una nueva forma de decorar nuestra casa

A tu pareja, a tu hijo, a un familiar… Comprar y regalar un funko es una inversión segura que te garantiza que tu regalo triunfará.

  • Los funkos o una nueva forma de decorar nuestra casa
    Los funkos o una nueva forma de decorar nuestra casa
  • Los funkos o una nueva forma de decorar nuestra casa
    Los funkos o una nueva forma de decorar nuestra casa

Los tiempos que corren actualmente nos han traído a nuestro día a día muchos elementos que, si antes pensábamos que podían ser accesorios, ahora son fundamentales en nuestro día a día, sea por su utilidad o por el papel que tiene en nuestra vida y entorno. Muchos pueden pensar en una red social como lo es WhatsApp, una herramienta sin la que el mundo puede vivir en la actualidad, pero otro ejemplo son los funko pop diferentes. Estos pequeños muñecos cabezones representan personajes icónicos del ayer y del hoy del mundo del cine y de la televisión que crea un público a lo ancho y largo del planeta. Hay de muchos tipos, como funko pop! de Disney o de Marvel o de otras series o películas que gustan a todos los públicos.

¿Qué es un funko pop?

Un funko pop es una figura de vinilo, un material que ofrece gran resistencia, con un acabado de cabeza en forma de burbuja: un muñeco cabezón. Además, se caracteriza por tener un cuerpo muy pequeño que invita a comprar muchos tipos diferentes de funkos. Tiene unos 10 centímetros de altura, pero hay algunos que pueden medir hasta medio metro. Son una creación de la empresa que lleva su nombre y fundada en 1989. Desde esa fecha, lleva produciendo estos graciosos muñecos, pero no ha sido hasta hace unos años cuando han experimentado el verdadero “boom”.

Hay diferentes tipos de funko pop: los regulares (se venden a todas empresas que quieran distribuirlos), los chase (igual que los anteriores pero con la particularidad de que han cambiado lago en ellos, ya sea la postura, un complemento, el color… Que varía algo su precio) y los floked d(figuras exclusivas con acabados aterciopelados, algo diferentes a los normales).

¿Por qué debo comprar funkos?

Hay diversas razones que te tienen que motivar a la hora de comprar un funko. Hay cientos, miles de funkos diferentes, por lo que si eres un coleccionista y simplemente te gusta tener algún que otro personaje en forma de funko, esta es tu oportunidad para comenzar. Además, quedan muy bien en cualquier sitio de la casa. Por ejemplo: puedes comprar un funko de la sirenita y ponerlo en el baño para los más pequeños de la casa, o un funko de la tetera de la Bella y la Bestia en el salón. ¡Pegan en cualquier lado! Ninguno estará de más. Incluso podrás hacer mini-colecciones de personajes de sagas diferentes.

Son personajes individuales, así que podrás comprar pocos o muchos en función de tu bolsillo. Eso sí: ten presente que su precio suele rondar entre los 15 y los 20 euros, por lo que te puedes permitir un caprichito de vez en cuando. Ocupan poco espacio, son discretos… Y dan un toque diferente allí donde lo pongas.

¿Qué colecciones de funkos hay?

Hay colecciones para todos los gustos y todas las edades que se adaptan a ti con los que podrás revivir decenas de momentos inolvidables. Para los pequeños de la casa hay muchas colecciones de los personajes Disney principales o secundarios: Aladin, Blancanieves, Mickey Mouse músico…. Así como de otros personajes de Pixar que también les acompañan en cada una de sus aventuras. Para alguien más mayor, hay colecciones de Star Wars, de series como “Peaky Blinders”. “Thor”… Hay para todos los gustos y edades en función de las series o películas que hayan marcado una época.

Como ves, los funko pop son una apuesta segura para muchas cosas. En forma de regalo, para tener un detalle, para sorprender a alguien en particular… Solo tendrás que saber qué personaje le gusta o cuál concuerda más con sus gustos para saber el funko ideal que mejor se adapte a lo que el nuevo propietario del funko quiera. Por ello, solo tendrás que acudir a una tienda en la que vendan estas figuras y pensar en la persona a la que se lo vayas a regalar. El primer funko que te venga a la cabeza será el que tengas que comprar, así que no dudes en cogerlo.