TECNOLOGÍA | TANTO SI ES DE PREPAGO O CONTRATO, HAY OFERTAS DE TARIFAS EN INTERNET Y TELEFONÍA MÓVIL

Las tarifas telefónicas, una oportunidad para tener Internet y llamadas

Por COLUMNA CERO. 20/07/2020

La fibra es otro producto que se incluye en las tarifas

Los móviles consumen datos y llamadas.

Los móviles consumen datos y llamadas.

El mundo de la telefonía se ha ido actualizando con el paso de los años, ofreciendo nuevas marcas y nuevas tarifas a los usuarios y usuarias. Por ello, se puede establecer diferencias entre las tarifas que existen dentro de este ámbito. Hay que destacar que los usuarios suelen tener preferencias en realizar una tarifa telefónica por contrato, o más económica si es de prepago. Todo ello, influye obviamente entre algunos factores como los minutos en llamadas y SMS (mensajes móviles) o datos de Internet para navegar por nuestro móvil. Aquí existen diferentes empresas como llamaya.com que ofrecen diferentes tarifas. Con las nuevas tecnologías cada vez avanzando en Internet, la fibra óptica telefónica es un producto que también se inserta dentro de estas ofertas en cada operador móvil.

¿Qué tarifa elegir para nuestra economía: contrato o prepago?

Por ello, a la hora de lanzarnos a una tarifa móvil hay que tener en cuenta para qué debemos usar el móvil: uso personal, laboral,… Es importante a la hora de definir si queremos una tarifa de contrato o una tarifa prepago. Todo ello, tiene sus ventajas e inconvenientes, aunque influirá siempre en la economía de cada uno, el poder elegir un modelo u otro de tarifa telefónica.

En cuanto a las tarifas prepago, una de las ventajas es que le puedes echar una cantidad determinada de dinero a nuestro número de móvil. Por este modo, nos permitirá ahorrar dinero en nuestra tarifa telefónica. La persona que elija esta tarifa no hace falta realizar un contrato de permanencia establecido, pudiendo cambiar de una compañía a otra sin problemas. Los puntos de recarga de móviles los tienes en cualquier comercio como supermercados, estancos o, incluso, librerías. El inconveniente es que el internet que pagas en contrato suele ser alto por cada GB. Para renovar el contrato cada vez, el usuario o usuaria deberá recargar la tarjeta antes de cada mes para volver a tener la tarifa.

Para las personas que necesitan gastar más minutos en llamadas e Internet, la tarifa de contrato es ideal para trabajar. Es una tarifa donde se acuerda un contrato con una compañía donde el usuario o usuaria deberá pagar mensualmente una cantidad determinada de dinero. En su lugar, tendrán una serie de servicios tanto en datos de Internet como en llamadas y SMS.  No necesita realizar recargas telefónicas, y los contratos suelen durar con permanencias en función de si queremos integrar la compra de un terminal. Por estos y muchos más motivos, el usuario siempre tiene dudas a la hora de elegir una tarifa de contrato o prepago.

Otras nuevas tarifas dentro del mercado de la telefonía móvil, con la fibra óptica como protagonista

Cada una de las compañías de telefonía va diversificando sus precios y cada modelo de tarifas a elegir. Por tanto, es difícil que el usuario se decante por una opción u otra para sus intereses. En este sentido, nacen también otras nuevas tarifas dentro de este mercado. Una de ellas es la tarifa convergente, destinada a integrar varios servicios a la vez. Por ejemplo, una persona puede tener telefonía móvil, aunque también puede tener otros servicios como TV digital, telefonía fija o Internet (que se divide en el ADSL y la Fibra Óptica). Dentro de la TV, los paquetes de Series y Cine o el Fútbol son los más demandados por los usuarios a la hora de elegir un operador o no.

Con las nuevas tecnologías más avanzadas, los paquetes de tarifas incluyen la Fibra Óptica, que es un medio de transmisión de datos muy avanzado y de rápida transmisión. Por ello, todas las compañías ofrecen una tarifa convergente donde se incluye el ADSL y la Fibra Óptica, con el objetivo de ofrecer mayores servicios al cliente en materia de Internet. Por todo ello, el mundo de la telefonía móvil ofrece diferentes precios y tarifas que se ajustan a nuestra economía, que es el principal factor para decantarnos por una oferta u otra.