TECNOLOGÍA | SU PRECIO RONDA LOS 600€.

Análisis del mayor rival del iPad Pro, la Samsung Galaxy Tab S6

Por HEFESTEC. 08/01/2020

Samsung parece la única empresa que quiere ponerle las cosas difíciles a Apple y su iPad, algo que con esta Galaxy Tab S6 logra.

Samsung Galaxy Tab S6

Samsung Galaxy Tab S6

En un segmento en el que Apple domina con mano de hierro, Samsung se posiciona como la única alternativa viable para tener una tablet fuera del ecosistema de la manzana mordida. En concreto, la Samsung Galaxy Tab S6 es un claro ejemplo de que se pueden hacer buenos productos que rivalicen con los iPad sin sacrificar nada de la experiencia de usuario.

Diseño industrial y muy ligera

La Samsung Galaxy Tab S6 es una tablet con un diseño industrial con bordes rectos que le dan un aspecto muy atractivo y moderno. El dispositivo tiene una diagonal de pantalla de 10'5 pulgadas con un formato panorámico 16:10 que la hacen perfecta para el consumo de contenidos multimedia, es decir, que disfrutarás de YouTube, Netflix o cualquier vídeo ya sea en casa o de viaje.

El peso es otro gran atractivo de la Samsung Galaxy Tab S6 ya que estamos ante una tablet muy cómoda a la hora de llevarla encima, punto a tener en cuenta en este tipo de dispositivos. Son 420 gramos, que pueden llegar a los 500 gramos dependiendo de la funda qu le pongamos. Todo esto quiere decir que si buscamos una tablet para llevar con nosotros en nuestro día a día esta Galaxy Tab S6 es simplemente perfecta, aunque también lo será si la queremos como dispositivo secundario en nuestras casas.

Quizás lo peor del diseño de esta Samsung Galaxy Tab S6 sea la forma en la que guardamos y cargamos el S-Pen. Este es el primer año que tenemos que que cargarlo, ya que incorpora tecnología Bluetooth, pero es que Samsung ha elegido fatal el lugar en el que hacerlo. Con el iPad Pro se coloca en el lateral, en los smartphones Galaxy Note se integra dentro del dispositivo, pero en esta ocasión los coreanos la han liado poniéndolo en la parte trasera con un imán que de conecta sólo por un lado de punta del S-Pen. Esto lo hace incómodo de sujetar, de tener encima de una mesa y encima las fundas que hay normalmente lo dejan al descubierto, aumentando las posibilidades de perderlo, porque sí, se desengancha muy fácil.

No sólo sirve para ver pelis

Puede que de mis líneas anteriores hayas extraído que esta Samsung Galaxy Tab S6 sólo sirve para ver películas o vídeos, pero no es así, ya que Samsung ha querido que esta tablet sea un equipo tan completo como lo es el iPad Pro de Apple, un dispositivo que sirva tanto para consumir como para crear contenidos. ¿Qué quiere decir esto? Pues que podrás usar Samsung Galaxy Tab S6 como centro de trabajo.

Para dotarle de este aspecto productivo Samsung sigue con la tradición de hacer que su tablet sea compatible con el S-Pen (el bolígrafo digital de Samsung) con el que podremos escribir a mano, dibujar, usarlo como una especie de ratón o para manejar ciertas apps de manera remota como el pase de fotografías (típica funcionalidad que muy pocos usaran).

Pero más allá del S-Pen, esta Samsung Galaxy Tab S6 también tiene la compatibilidad con una funda-teclado oficial que nos servirá para escribir documentos de una manera más tradicional y también incorpora DeX, ese modo escritorio que incorpora Samsung en sus dispositivos de gama alta que transforma la interfaz en algo más parecido a lo que vemos en un ordenador con Windows, aunque eso sí, es recomendable usarlo conectada en una pantalla grande más que en la propia tablet (por el tema del tamaño y eso).

Hablando de la funda-teclado oficial...no está mal, las teclas se asemejan a las de un ordenador pero...no es la mejor. No es que sea mala, pero viene en dos partes que se pegan magnéticamente: el teclado y la tapa trasera. Este tapa trasera la podemos llevar para mejorar la protección del S-Pen, pero si queremos aprovechar el hecho de que la parte inferior se separa para ponerla de pie (estilo Surface) no es tan buena idea ya que se resbala y a la mínima pierde la conexión magnética y nos podemos llevar un disgusto.

Es cierto que esta productividad a nivel de software puede verse inferior frente a la cantidad de apps adaptadas que tiene el iPad, pero eso ya dependerá de si necesitamos uno u otro uso que no implique el uso de una app específica. En mi caso no he echado nada en falta, teniendo apps para todo tipo de trabajos con los que podría prescindir de tener un ordenador sin problemas. El usar las mismas apps de Android que hay en los móviles tiene sus ventajas, por ejemplo en el caso de Instagram, la app social más usada en la actualidad y que aquí está en formato a pantalla completa con tan sólo instalarla desde la tienda de aplicaciones.

Además, pese a la actualización de iPad OS, a mi parecer Android sigue siendo más cómodo a la hora de administrar archivos, incluso los que descargamos de internet, de otras apps e incluso de dispositivos externos que conectemos a su USB-C.

Potencia de gama alta actual, por fin

Todas estas opciones de productividad no servirían de nada si no está acompañado de un hardware potente con el que sacarle partido y Samsung por fin se ha puesto las pilas en este aspecto, el punto más crítico de las versiones anteriores por usar procesadores de años anteriores.

La Samsung Galaxy Tab S6 incorpora un procesador Snapdragon 855, el procesador de gama alta de 2019 y el mismo que incorporan otros dispositivos como el Samsung Galaxy Note 10, el Pixel 4 o el Xiaomi Mi 9.

Este 855 más los 6 GB de RAM hacen que la Galaxy Tab S6 sea un dispositivo con potencia de sobra para realizar cualquier actividad, ya sea ver redes sociales, editar un documento, editar una foto, editar un vídeo o jugar.

Es cierto que en potencia bruta puede perder frente al iPad Pro, pero realmente es fluida a la hora de mover cualquier aplicación que queramos usar, sea la que sea.

Excelente apartado multimedia

Como te he dicho al principio de este artículo, la Samsung Galaxy Tab S6 es un dispositivo perfecto para los que quieren disfrutar de ver Netflix, YouTube o cualquier contenido multimedia. Samsung hace muy bien este apartado y se nota.

La pantalla es de tecnología SuperAmoled de resolución 2K con compatibilidad HDR y se ve de escándalo, con un buen brillo y pudiendo configurar las tonalidades de color que más nos gusten.

A esta pantallaca hay que sumarlo los cuatro y rotundos altavoces que se encuentran en los laterales de la Samsung Galaxy Tab S6. Son altavoces que se oyen muy bien incluso a volúmenes altos.

Quizás lo peor de este apartado sea la falta del jack de auriculares, un aspecto que hubiera estado bien tener con tecnología Hi-fi para ya redondear este dispositivo como el rey del consumo multimedia.

¿Cómo queda frente a otras?

Cómo has podido leer, he comparado mucho esta Samsung Galaxy Tab S6 con el iPad Pro, la referencia en la gama alta de tablets, pero hay más con los que podrás tener dudas.

Frente al iPad Pro: más barata y tiene mejor pantalla e incluye el S-Pen. Pero pierde en potencia, optimización de las apps y vida de actualizaciones.

Frente a la Tab S5e: más potente, compatibilidad con el S-Pen y mayor precio.

Frente a la Tab S4: diseño más moderno y aprovechado, más potente y mayor probabilidad de actualizaciones.

Samsung sigue haciendo la mejor tablet Android

A modo de resumen, la Samsung Galaxy Tab S6 demuestra que los coreanos siguen siendo el referente en tablets de Android y en esta ocasión logran acercarse al todopoderoso iPad Pro. Quizás un modelo de mayor tamaño de pantalla iría bien para mejorar la experiencia con DeX y fliparlo aún más con su pantalla a la hora de ver una peli, pero si lo que quieres es una dispositivo compacto y ligero para llevar encima y que tenga potencia de sobra para cualquier cosa, la Galaxy Tab S6 es tu dispositivo.