TECNOLOGÍA | ENVASABAN, ETIQUETABAN Y VENDÍAN A TRAVÉS DE INTERNET

Cerradas dos fábricas de cigarrillos electrónicos y vapeo sospechosos de perjudicar la salud

Por EDURNE GARCÍA ORDÓÑEZ. 17/09/2019

Han abierto diligencias penales contra 2 empresarios instalados en Herrera del Duque y Torremolinos e investigan a los 12 trabajadores, por su implicación en la fabricación y venta.

  • Abiertas diligencias penales contra 2 empresarios.
    Abiertas diligencias penales contra 2 empresarios.
  • Han investigado a los 12 trabajadores, por su implicación en la fabricación.
    Han investigado a los 12 trabajadores, por su implicación en la fabricación.
cigarrillos electrónicos

El SEPRONA de Badajoz, en la operación Ojímetros, ha instruido diligencias penales a 2 empresarios malagueños, afincados en Herrera del Duque (Badajoz) y Torremolinos (Málaga), por un presunto delito contra la Salud Pública, han investigado a los 12 trabajadores, por su implicación en la fabricación y comercialización de productos para el vapeo y cigarrillos electrónicos, sin control profesional y sanitario, para su posterior venta a través de Internet. La empresa carece de autorización comercial, licencia municipal y evaluación medio ambiental.

Purple Label

Ante los hechos, los guardias civiles y la Unidad de Seguridad Alimentaria y Salud Medioambiental de la Gerencia del Área de Salud de Don Benito-Villanueva de la Serena, quienes decretaron el cierre de la empresa, el dominio web y la  inmovilización de más de 1.800 envases de la denominada Purple Label. El grupo de trabajo inspeccionó las instalaciones, donde confirmaron las acciones delictivas que desarrolla la empresa, al mezclar sustancias y aromas con nicotina, sin métodos normalizados de trabajo, sin control, calculando proporciones y diluciones mediante jeringuillas, sin tener en cuenta las dosificaciones estipuladas, por personal no cualificado, por lo que se considera a estos productos fabricados en la empresa, especialmente peligrosos para su consumo.

En Torremolinos

Los agentes averiguaron que algunas etiquetas habían sido fabricadas en Torremolinos (Málaga), hasta donde se extendió la investigación, a otra instalación en la que también fabricaban y comercializaba ilegalmente esta clase de productos. Esta empresa, a raíz de las investigaciones realizadas por el SEPRONA, cerró y cesó su actividad.











Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar