Los ciberdelincuentes cambian la Dark Web por la encriptación de la Invisible Net

Por JUAN JOSÉ IGLESIAS ABAD. 24/08/2019

La Invisible Net es un conjunto de foros encriptados a los que sólo se puede acceder mediante una invitación personal. Esto dificulta el trabajo de investigación de la Policía.

Nacional
Policía
seguridad
internet
hackers
Dark Web

Panda Security. Invisible Net.

Muchos hackers se están sirviendo de las potentes medidas de ciber seguridad que ofrecen las apps de mensajería instantánea para crear la denominada 'Invisible Net': una red paralela a Internet creada por grupos organizados de hackers, con el fin de evitar a la Policía en posibles negocios turbios, que hasta los últimos meses se hacían a través de la Dark Web.

Según publica Panda Security en un comunicado de prensa, "la Invisible Net no es un espacio en sí mismo como la Dark Web", a la que se accede habitualmente mediante un navegador TOR. La 'red invisible' sólo existe en los dispositivos de los usuarios que la utilizan, ya sea mediante apps encriptados, grupos de chat a los que se accede de forma exclusiva mediante invitación, o foros cerrados.

Rastrear la Invisible Net es un problema para la Policía

Los ciberdelincuentes organizados suelen conocerse en 'marketplaces' de la Dark Web, pero ya no se sienten seguros en este tipo de entornos. La Policía suele conseguir tirar de algunos hilos para rastrear sus pasos. De esta forma, los equipos de hackers que ya se conocen tras haber realizado alguna operación, abandonan la Dark Web, para organizarse y compartir documentos a través de la Invisible Net.

La información que se comparte y transmite por medio de este tipo de apps supone un dilema legal, ya que en teoría, las comunicaciones encriptadas solo pueden ser descifradas de extremo a extremo. Es decir, con la regulación actual, sería ilegal interceptar comunicaciones privadas aunque haya la sospecha de que se esté haciendo algo ilegal por medio de las aplicaciones de la Invisible Net.

"Al fin y al cabo, la tecnología no es buena o mala, es simplemente algo que mejora un proceso. Lo que sí puede ser bueno o malo es el uso que se haga de ella. El hecho de que nadie pueda espiar lo que comunicamos con nuestros amigos a través de WhatsApp es bueno, porque así evitamos miradas indiscretas que podrían vitalizar algo personal o incluso robarnos" advierte Hervé Lambert, Global Consumer Operations Manager de Panda Security.

Sin embargo, la encriptación de extremo a extremo que dan las apps de mensajería instantánea también puede utilizarse para vender estupefacientes o comerciar con sexo infantil sin que las Fuerzas de Seguridad del Estado puedan rastrearlo. Se advierte que el culpable no sería el desarrollador de la tecnología, sino el usuario. Por ello "es importante que las empresas que desarrollamos software y hardware trabajemos siempre alineadas para que la seguridad de nuestros dispositivos y aplicaciones atienda a un único fin: la tecnología responsable" destacaba el directivo de Panda Security.











flecha izquierda flecha derecha NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar