contador web

TECNOLOGÍA | REVIEW DE LA ESTRENADA BICICLETA

Pros y contras del nuevo Bicing

Por BÁRBARA M. DÍEZ. 25/01/2019

El sistema de alquiler del ayuntamiento de Barcelona se ha renovado. Nos subimos a una de sus nuevas bicis para comprobar si son mejores o no

Barcelona
bicicleta
sostenible
eléctrico
bicing
carril
bici

Pros y contras del nuevo Bicing

Desde que el Ayuntamiento de Barcelona anunciara a finales del año pasado que su servicio de alquiler de bicicletas públicas —Bicing— sería renovado a primeros de 2019, los usuarios estábamos con ganas de montarnos en una de ellas para probarla y comparar.

La plataforma de sharing comenzó su andadura en marzo de 2007 y, durante ese tiempo, algunas de las mejoras que se realizaron vinieron dadas en la implantación de la bici eléctrica con una cuota más cara que la normal. En 2018 el ayuntamiento de la ciudad condal decidió que había llegado la hora de la renovación total con varios objetivos claros, entre ellos «triplicar el número de bicicletas eléctricas y renovar toda la flota de vehículos con un nuevo diseño más confortable y seguro», y que en diez años se conseguir un incremento de «un 10% de viajes», según fuentes del ayuntamiento.

Durante todo este mes de enero ya es visibles cómo muchas de las estaciones de Bicing, principalmente en la zona alta de la ciudad, se están cambiando y adaptando a la nueva versión. Eso sí, sin interrumpir el servicio prestado en ninguna de ellas hasta que en abril estén todas habilitadas. Hoy hemos reservado una de las nuevas para ver los pros y contras

Un diseño más robusto

Una de las novedades de la nueva era de Bicing es el cuadro de aluminio robusto y rojo que protege toda la mecánica de la bicicleta, incluida la cadena y los cables de frenos. Quizás da más sensación de seguridad, al igual que las ruedas —ambas— de 26” comparado con la versión anterior en donde gozaba de una más pequeña, algo que creaba cierta aparente inestabilidad. El hecho de que el cuadro y los neumáticos sean más robustos, crea una visualización de la bici más grande que su predecesora.

Para poder hacer servicio de la nueva bicicleta hay que pasar la tarjeta por un lector contacless situado al lado de la misma, ya no hará falta acercarse a la terminal de cada estación para andar y desandar el mismo camino

En cuanto a los frenos son de disco tanto el delantero como el trasero. El cambio sigue siendo Shimano de tres velocidades y bastante suave según vas cambiado la marcha, un detalle que en las últimas bicis estaba ya bastante deteriorado. Desde la compañía se apunta a que el modelo eléctrico tendrá un cambio de marchas automático y el usuario sólo tendrá que pedalear.

Además de las características técnicas, también las especialidades visuales se dejan notar en esta versión. Un sillín más cómodo, muy parecido al estándar de aficionados a este deporte, guardabarros delantero y trasero, sistema de iluminación led —no de muchos lúmenes la trasera, nos ha parecido—, y un portaequipajes que si bien se ha anunciado como fuerte porque puede soportar hasta 10 kg., no nos ha resultado muy cómodo porque el espacio es un tanto estrecho para según qué paquetes.

Cómo usar la nueva bici

Para poder hacer servicio de la nueva bicicleta de la compañía barcelonesa simplemente hay que pasar la tarjeta por un lector contacless situado al lado de la misma, y ya no hará falta acercarse a la terminal de cada estación para andar y desandar el mismo camino. El lector también incorpora el sistema NFC de los smartphones para que no sea necesaria la tarjeta de manera única.

Nada más pasar la tarjeta una luz amarilla se enciende y tenemos que esperar a que la verde lo haga si no hay problema. Es en ese momento, y no antes, cuando podemos desanclar la bici haciendo un fuerte tirón hacia nosotros. Un sistema cómodo ya que no hay que levantarla como en las anteriores estaciones, situación un tanto incómoda si ibas cargado con paquetes.

Para dejarla se realiza de la misma manera pero al revés. Empujaremos la bicicleta hasta su terminal y allí esperaremos a que la luz verde se encienda, será la señal de que hemos devuelto bien nuestra bici. Si la luz es roja es que hay algún problema. Ya no hará falta atravesar la hilera de bicis puesto que hay huecos libres entre ellas para poder acceder a la acera de nuevo.

24 horas al día y más eléctrica

Otra de las novedades que se ha introducido en esta nueva era de Bicing son los horarios adaptados a 24 horas al día, frente a las limitaciones que existían anteriormente de madrugada. También el cambio de tarifas de 50€ y 35€ anuales según una tarifa plana o de pago por uso desde el primer minuto.

El parque de bicicletas se prevé que se ampliará sobre todo en el caso de las eléctricas que pasará de tener de 300 a 1.000 con una reserva anticipada de cinco minutos a través del móvil.




NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar