El hombre que atropelló a una menor en Fuente el Saz: "La he dejado muerta"

Por MIGUEL P. MONTES. 17/01/2018

Uno de los vecinos del individuo fue quien escuchó la conversación que este tenía con otra persona, donde confesaba lo que había pasado. Poco después, avisaba a la Policía.

Miembros de la Guardia Civil investigando el lugar del accidente.

Miembros de la Guardia Civil investigando el lugar del accidente.





Un paraguayo de 53 años, cuyas siglas son F. S. R. G., era detenido en la mañana de ayer en el aeropuerto de Adolfo Suárez-Madrid Barajas, minutos antes de despegar rumbo a Argentina. Durante la mañana del día anterior, el pasado 15 de enero, atropellaba a una chica de 17 años en Fuente el Saz del Jarama, sin prestarle auxilio alguno.



El accidente se produjo en torno a las siete y media de la mañana. La chica, después de salir de su urbanización, se dirigía a la parada de autobús. Sin embargo, un vehículo la sorprendió, tirándola a la cuneta. Hasta casi las diez de la mañana no fue avistado el cuerpo de la joven, después de que otro conductor llamara al 112. Sin embargo, el cuerpo del Summa no pudo hacer nada por su vida: había muerto en el acto, por el choque del vehículo.




Para aclarar lo sucedido, la policía de Boadilla del Monte y el Grupo de Investigación de Accidentes de Tráfico (GIAT) se pusieron a investigar el suceso para esclarecer las causas del accidente.



Vital importancia tuvo la de un hombre, también paraguayo, que ayudó a la detención del temerario conductor. Estando en la avenida de Majadahonda, se disponía a fumar cuando, al ver a un hombre llorar, se fijó en él y escuchó lo que decía. De su boca salieron expresiones como: “lo he atropellado”, “ha sido cerca de la parada” o “lo he dejado muerto. Me tengo que ir". El vecino de la localidad dio la voz de alarma a eso de las ocho de la noche. Horas después, la Policía se personaba en la vivienda de F. S. R. G., pero ya no estaba: según su propia sobrina, "había hecho el equipaje de manera precipitada y se había marchado de casa".



El cuerpo de seguridad, ante una más que probable huida del asesino, se puso en conntacto con el aeropuerto de Barajas para ver si, en las próximas horas, alguien que respondiera a dichas siglas iba a coger un vuelo. La policía del aeropuerto lo confirmó y, junto a la Policía Nacional, consiguieron detener al individuo minutos antes de que el avión despegara.



No tiene antecedentes penales. Se le acusa de un homicidio por imprudencia, contra la seguridad vial y por omisión del deber de socorro.

El cuerpo de la chica fue enterrado durante la mañana del 17 de enero en Alcobendas.


flecha izquierda flecha derecha NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar