SUCESOS | DESAPARICIÓN

¿Dónde está Francisca Cadenas?

Por LOIDA CABEZA. 13/11/2019

La vecina de Hornachos desapareció cuando volvía a su hogar, tras despedirse de unos amigos. Su hijo, José Antonio Meneses, pide que la sigan buscando y solicita la colaboración ciudadana.

  • José Antonio Meneses y su familia exigen a las autoridades que se impliquen más en la búsqueda de Francisca Cadenas | Loida Cabeza ©
    José Antonio Meneses y su familia exigen a las autoridades que se impliquen más en la búsqueda de Francisca Cadenas | Loida Cabeza ©
  • Cartel de alerta | QSD Global
    Cartel de alerta | QSD Global
investigación
Policía
desaparicion
entrevista
reportaje
Guardia Civil
Badajoz
vecinos
Extremadura
alerta
Desaparecida
declaraciones
autoridades
Búsqueda
Hornachos
colaboración ciudadana
urgente
QSD Global
QSDglobal
Francisca Cadenas
medios de comunicación
Batidas
José Antonio Cadenas

«Ahora vengo y te hago la cena». Esa fue la última frase que Francisca Cadenas dijo a José Antonio, su hijo pequeño, el 9 de mayo de 2017 antes de desaparecer sin dejar rastro en el municipio de Hornachos (Badajoz). Después de haber pasado la tarde con un matrimonio de amigos y su hija, la ama de casa les acompañó hasta su vehículo sin ser consciente de que esa decisión cambiaría su vida radicalmente. 



Aquella fatídica noche en el domicilio de la familia Cadenas Meneses se encontraban la madre de Francisca y José Antonio. Tanto su marido como su otro hijo estaban en un bar visualizando el partido de semifinales de la Champions League entre el Juventus y el Mónaco. Aproximadamente a las 22:50 horas, Francisca abandonó la vivienda en compañía de sus amigos. Atravesaron el pasaje techado que separa la calle Nueva de la de Hernán Cortés -a escasos 50 metros de su casa- y la señora se despidió de ellos.



Tardé aproximadamente 10 minutos en darme cuenta de que le había pasado algo. Tuve un presentimiento de que le había pasado algo y empezamos a buscarla por Hornachos y el extrarradio”, explica José Antonio a Columna Cero.



A las labores de localización se sumaron vecinos y voluntarios, que no dudaron en aportar su ayuda y respaldo. “Desde el primer momento, los vecinos ayudaron en la búsqueda. Además, hay que destacar el apoyo anímico que nos dieron”, afirma.



Hornachos es un municipio pequeño, con un poco más de 3.500 habitantes, en el que casi todos se relacionan. “Es casi imposible que en un pueblo en el que nos conocemos todos nadie escuchara o viese algo aquella noche. Es que incluso se escuchan los sonidos de los coches. Creemos que alguien tuvo que percatarse de algo, lo que pasa es que quizás tenga temor a posibles represalias y por eso impera la ley del silencio”, sostiene.



Mi madre no tenía problemas con nadie, es una persona pacífica. No obstante, pudo haberse encontrado con algún psicópata, individuo que padezca algún trastorno mental o incluso haber un móvil sexual de por medio”, añade.

Tras interponer la denuncia pertinente, se llevaron a cabo diversas batidas con el firme objetivo de obtener pistas que condujesen hasta el paradero de Francisca. Se examinaron algunos terrenos, pueblos cercanos e incluso se realizaron inmersiones en pozos del lugar; con la ayuda de la Guardia Civil, Protección Civil, unidades caninas, buzos, Cruz Roja y voluntarios. Sin embargo, no hallaron nada.

Los seres queridos de la ausente llevan mucho tiempo pidiendo que la Unidad Central Operativa (UCO) de la Benemérita se una a la investigación. “Actualmente pienso que no hay personal suficiente o medios para llevar a cabo tantas investigaciones en casos de narcotráfico, desapariciones y demás. Sí es verdad que está apoyando de un modo logístico”, indica.

En lo que respecta al proceso de comunicación con los investigadores y autoridades, estima que es ineficaz. “Entiendo que las conversaciones que se tengan se las hagan llegar a un portavoz, porque si no sería un caos. Pero lo que sí considero que se debería cambiar es que, al menos, se tenga una reunión con los familiares inicialmente para poder ayudar a las personas encargadas de la investigación”, puntualiza.

En esta misma línea, añade que no les han informado de los avances. “Ellos dicen que están investigando y haciendo todo lo posible. A día de hoy, el caso está bajo secreto de sumario”, expresa.

Los medios de comunicación desempeñan una importante labor, tanto al difundir la información que pueden favorecer a rastrear el paradero de los desaparecidos como al acompañar a las familias -en colaboración con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado-.

“La verdad es que hemos sentido un apoyo increíble por parte de los medios de comunicación, pero insistimos en que es imprescindible que se sigan llevando a cabo las labores de investigación y búsqueda: es la única forma para encontrarla, así como para acabar esta desgarradora situación”, considera.

Por otra parte, es inevitable que se produzcan bulos relacionados con los diferentes casos de desapariciones. Estos suponen añadir más dolor a los seres queridos, pueden llegar a interferir en las líneas de investigación o incluso incurrir en delitos.

Cuando no conoces a una persona y a sus familiares no sabes absolutamente nada de ellos. Éramos una familia convencional, no teníamos problemas. Estos rumores pueden perjudicar las investigaciones y además nos conllevan más dolor. Por eso, pedimos empatía y respeto”, manifiesta.

Lo único que pido es que, si alguien tiene información veraz sobre lo que ocurrió el 9 de mayo se lo comunique a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Quizás para esa persona la pista sea insignificante, pero para nosotros puede ser vital para el transcurso de la investigación”, ruega.

En este contexto, la Fundación Europea por las Personas Desaparecidas, juega un importante papel en este tipo de causas sociales. “Desde el principio, hemos recibido el inestimable apoyo de QSDglobal. Esta organización sin ánimo de lucro nos ayuda en cuanto a la difusión de la alerta, para que el caso se tenga más en cuenta -pues la desaparición se produjo en una zona rural compleja- y en la realización de batidas”, comenta.

Cabe destacar la publicación la obra “Lucharé por encontrarte. Crónica sentimental sobre la desaparición de Francisca Cadenas” (Apeadero Editorial, Mérida, 2019), escrita por el doctor en Filosofía y en Filología Hispánica Jaime Covarsí.

El libro tiene como fin darle voz a la familia Cadenas Meneses, al narrar las diferentes etapas que han atravesado y cómo la gestaron. Al respecto, José Antonio asegura que “está escrito con mucho sentimiento, de tal forma que toca el corazón.” Todo el dinero recaudado va destinado íntegramente a QSDglobal.

Rendirse no es una opción para los seres queridos de Francisca Cadenas. Seguirán revindicando la necesidad de hallarla, así como que se tomen las medidas oportunas para hacerlo posible.




Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar