SUCESOS | EXTRAÑO DIÁLOGO

La misteriosa entrevista de 2018 a un falso Antonio Anglés, asesino de Alcasser

Por ENRIQUE ERRE. 17/08/2019

Un blog de criminología publicó un diálogo con su acceso al supuesto criminal

asesinato
crimen
Miriam
Misterio
Desirée
alcàsser
conspiracion
toñi
fernando garcia
esther diez
juan ignacio blanco
benetusser
rosa folch
clan de la moraleja
miguel Ricart
la romana
cano llacer
falso anglés
secreto de estado

Antonio Anglés y su falso doble

El despertar del caso Alcasser por el documental de Netflix que salió a la luz en Junio ha despertado mucha curiosidad entre la gente, que se dividen en los que creen la versión oficial y los que siguen apostando por teorías de conspiración.

Sin embargo, en 2018, con Miguel Ricart fuera de prisión desde hace cinco años tras ver su condena anulada por la derogación de la Doctrina Parot; un blog de criminología publicaba una entrevista con Antonio Anglés. Sí, Antonio Anglés, el otro asesino de Miriam, Toñi y Desireé desaparecido desde 1993.

Pasen y vean uno de los espectáculos de peor gusto en torno al caso, publicación de autopsias aparte, con una entrevista que llama la atención porque el blog que la reproduce se supone serio, el que escribe dice ser criminólogo y lo demuestra con otros posts y sobre todo los increíbles datos que se dan para dar veracidad al sujeto.

El desarrollo del encuentro

Pedro José Forte, autor del blog Crimen Scientia, es el encargado de sacar a la luz esta entrevista que se hizo en 2013 en Punta Cana, a pesar de ser publicada en 2018. El autor afirma que unas informaciones relativas a alguien que vino en 1993 a República Dominicana de Valencia partiendo de Lisboa son la pista principal que siguió.

Con un llamado "conseguidor" o gancho en forma de redactor de un periódico local, Forte logra por fín acceder a la ansiada entrevista publicando fotos sobre este supuesto Antonio Anglés con una nueva identidad que responde a René Pichardo Tavares.

El autor afirma que la entrevista se ha hecho bajo todo tipo de presiones y amenazas y con unas condiciones extremas y peligrosas. Quizás se estuviera curando en espantos para lo que suponía entrevistar a un fugado de 25 años, prioridad para la Interpol. Echemos un vistazo al cuerpo de la entrevista.

Una entrevista dadaísta

Lo primero que llama la atención en la entrevista con el supuesto Anglés es el acento latinoamericano que se pueden leer en las respuestas. El uso de un vocabulario muy local y regional ya nos pone en antecedentes de que lo que vamos a leer resulta, cuanto menos, extraño.

El criminólogo empieza preguntando por como llegó a ese lugar a modo de entrevista de vida hablando de su familia y sus negocios, aunque empieza a introducir conceptos relacionados con el caso Alcasser. El entrevistado empieza a responder de más afirmando que toda su llegada allí es un plan de los altos mandos de la Guardia Civil y la Policía Nacional que además le habrían obligado a hacerse una serie de operaciones estéticas en Irlanda, último lugar donde se le ubica según la investigación oficial.

Cuestionado por la increible fuga del domicilio de Neusa Martins, su madre, el tal René afirma que es todo una operación de estado donde había gente poderosa. ¿Y ha esperado 25 años para contarlo?. Sigue hablando de Miguel Ricart, de quien habla con mucha distancia para no pillarse los dedos. Según Pichardo, el rubio llegó a otro tipo de pacto con las fuerzas de seguridad del estado. Todo muy coherente.

¿Y qué pasó en Alcasser?

El entrevistado tarda mucho en hablar el tema de interés principal: el asesinato de Miriam, Toñi y Desireé en Alcasser. Cuando finalmente le preguntan sobre el núcleo del crimen, las respuestas parecen más de una entrevista imaginada que de alguien que ha ocupado cientos de miles de noticias a lo largo de 25 años.

Tirando balones fuera, el falso Anglés se limita a decir que no sabe que pasó, que puede que tenga que ver con militares, o personas muy poderosas o quien sabe qué. De Miguel Ricart se expresa en unos terminos que concuerdan muy convenientemente con alguna de las versiones no oficiales que lo sitúa como víctima. 

El criminólogo insiste en los casos de corrupción de los 90 y las respuestas siguen siendo vagas y sin ningún tipo de interés. Llegando a su familia, dice que no quiere saber nada por la infancia sucia que tuvo que le llevo a una vida tan mala. Que oportuno habría sido preguntarle por la ex-novia toxicómana a la que torturó antes del triple crimen de Alcasser y por lo que fue condenado en su momento.

Por último, y para sorpresa del que esté leyendo ese post, la entrevista acaba porque "se hace tarde" para el criminólogo y el falso Anglés le invita a "unos jugos de chichola" y un arroz a la cubana. Inaúdito.

Lo extraño de esta entrevista

Cualquiera que lea dos líneas de esa entrevista puede suponer que es falsa, si encima se tiene el cuajo de leerla por completo, se podría pensar que es hasta una broma de muy mal gusto.

El pensamiento más normal es que el autor solo querría conseguir visitas para su espacio, pero ¿por qué tirar su reputación como profesional con una entrevista tan rara? ¿Por qué no hizo preguntas clave sobre el papel de sus hermanos Roberto, Mauricio y Kelly; si conocía a las niñas de antes o detalles sobre sus antiguos delitos o La Romana?.

Es lo raro del asunto. Si uno echa un vistazo al blog se encuentra con muchos posts con bastante trabajo y con un estilo realmente profesional. Además, lleva casi 10 años en línea luego no es un aficionado que busca fama desesperadamente. También, colabora en Extremadura TV como experto en crimenes.

¿Por qué utlizar esto entonces?. Como todo lo que rodea al caso Alcasser siempre despierta todo tipo de teorías de la conspiración. Quizás, y siempre leyendo entre líneas, la entrevista está transcrita de esa manera para focalizar en un primer momento el prejuicio sobre el contenido. Otra teoría es que realmente el autor haya sido engañado, algo que cualquiera con dos dedos de frente se hubiera dado cuenta. 

En cualquier caso la repercusión de la entrevista fue nula. Las pruebas aportadas en forma de foto no dejan lugar a duda a la mentira, amén del extraño lenguaje utilizado en la entrevista. Lo peor de todo es el mal gusto a modo de tomadura de pelo. En otro caso podríamos reír por lo surrealista del asunto, pero hacer chufla con el asesinato de unas niñas no procede.




Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar