contador web

SUCESOS | TRAS 8 MESES DE INVESTIGACIÓN

Una banda hispano-marroquí sospechosa de narco tráfico queda en libertad “advertida”

Por EDURNE G. ORDÓÑEZ. 18/09/2018

A veces, para los ciudadanos, es difícil comprender estas cosas. Quizás, estar “advertidos”, sea una buena manera de evitar que vuelvan al negocio.

Marruecos
narcotrafico
hachís
Libres
Algemesí

Las investigaciones se iniciaron en enero, informa la Policía Nacional; parece que han concluido en agosto, con 7 detenidos: 2 marroquíes y 5 españoles, de entre 25 y 72 años; 6 registros domiciliarios y otros 3 en trasteros. Se han incautado 900 kilos de hachís, una pistola eléctrica y 1.000 euros en efectivo.

Tras 575 palabras, la nota concluye: “De los detenidos, con antecedentes policiales a excepción de uno, 3 han pasado a disposición judicial y el resto, tras ser oídos en declaración, fueron puestos en libertad, no sin antes ser advertidos de la obligación de comparecer ante la autoridad judicial, cuando para ello fuesen requeridos”.

Parece ser que, en enero, los agentes seguían la pista de un vecino de Algemesí (Valencia), que tenía un proveedor de hachís marroquí, con residencia en San Pedro de Alcántara (Málaga). Según cuentan, esta banda era capaz de cargar hachís en Algeciras y cruzar el país, a través de diferentes rutas de distribución hacia Cataluña, Pamplona, País Vasco o Valencia.

En agosto, los investigadores detectaron un viaje para cargar hachís, en el que los dos principales sospechosos cargaron dos monovolúmenes en una de sus ‘guarderías’. Cuando descansaron en Algemesí, les dieron el alto; los agentes localizaron dentro de los coches 900 kilos de hachís y detuvieron a los 3 que los transportaban.

Como consecuencia, el mes pasado hicieron 9 registros en domicilios y trasteros, en las localidades valencianas de Cullera y Algemesí; San Pedro Alcántara (Marbella); y en Puerto del Real (Cádiz) y El Ejido (Almería), donde dieron con 2 ‘guarderías’.

La de El Ejido era un zulo bajo tierra de unos 40 metros cuadrados, tapiado y distribuido en 2 habitaciones. En Puerto Real tenían un sótano en el garaje de una vivienda unifamiliar, de unos 50 metros cuadrados. Allí se arrestó a los encargados de las guarderías, y se intervinieron una pistola eléctrica, 5 gramos de cocaína y 1.000 euros en efectivo.

Tras una investigación de 8 meses, en la que han intervenido efectivos de Guardia Civil y Policía Nacional, todos están en libertad “advertidos”.

NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar