contador web

SUCESOS | DESAPARICIÓN

Continúa la búsqueda de Zuni Báez, desparecida en Madrid desde el 6 de marzo

Por LOIDA CABEZA. 24/05/2018

Un grupo de profesionales siguien trabajando en el caso, pues quedan asuntos por investigar. Hablamos con la abogada de sus familiares para profundizar en los hechos.

  • Báez desapareció el pasaso 6 de marzo en Madrid | Cedida
    Báez desapareció el pasaso 6 de marzo en Madrid | Cedida
  • Las autoridades están haciendo todo lo posible por encontrarla y apelan a la colaboración ciudadana | Cedida
    Las autoridades están haciendo todo lo posible por encontrarla y apelan a la colaboración ciudadana | Cedida
desaparicion
Madrid
Guardia Civil
colaboración
Desaparecida
sucesos
especialistas
SOSdesaparecidos
QSDglobal
Estremera
Zuni Adela Báez Mancuello

Zuni Adela Báez Mancuello llegó a Madrid el pasado martes 6 de marzo, procedente de su país natal, Paraguay, tras pasar unos días con sus familiares. Como era habitual, la mujer de 34 años iba a reunirse con su pareja sentimental, E.C (con el que llevaba siete años de relación). Sin embargo, todo dio un giro inesperado para acabar convirtiéndose una auténtica pesadilla: desde ese día desapareció. Tanto las autoridades como sus familiares hacen todo lo posible por hallar pistas que conduzcan hasta su paradero.

¿Qué sucedió?

La abogada que representa a la familia de Báez explica en exclusiva a Columna Cero la cronología de la desaparición, en virtud de los hechos oficiales: “Zuni llega al Aeropuerto de Madrid-Barajas. Su novio le dice que tiene mucho trabajo, por lo que no puede ir a recogerla y le pide que coja un taxi. Ella accede, lo sabemos porque en las instalaciones hay varias cámaras y queda grabado. De hecho, una capta la matrícula del vehículo y, posteriormente, las autoridades interrogan al taxista. Él declara que la recuerda debido a que el viaje era largo y afirma que la dejó en el parking del centro comercial H2Ocio, situado en Rivas-Vaciamadrid. Como allí también había cámaras, los policías tuvieron acceso a ellas y vieron cómo E.C espera a Zuni. Al verla, se dan un abrazo y se montan en el coche”.

A continuación, se presentan las dificultades: “Después de aproximadamente 35 minutos, el teléfono de Zuni deja de funcionar. E.C vuelve dos horas después, se tiene constancia porque acudió a una gasolinera donde había cámaras de grabación. Las autoridades le toman declaración: sostiene que dejó a Zuni en un McDonald’s porque discutieron. Luego, tuvo que volver a declarar y señaló que la había dejado en un stop”.

Es digno de enfatizar la supuesta relación de E.C con la familia de la ausente: “Él no colabora en absoluto con los familiares, a pesar de que llevase con Zuni una relación de siete años. El día 9, tres días después de su desaparición, los familiares le llaman para preguntarle si sabía dónde estaba. E.C dice que no sabe nada y, ese mismo día, acude a las dependencias policiales de Arganda del Rey para denunciar amenazas por parte de los familiares. A raíz de eso, los policías le ofrecen denunciar la desaparición de Zuni y no lo hizo. Sin embargo, después de recibir otra llamada de los familiares, afirma haberla denunciado cuando no es así”.

Denuncia por violencia machista

Cabe destacar que la desaparecida había denunciado a E.C en mayo de 2017 por presuntos malos tratos. A este respecto, la experta explica que Zuni había informado de esto a su tía: “Le mandó fotos de cómo le dejó la cara, con hinchazones en los párpados y en la boca, así como la denuncia que ella misma puso. En esta denuncia añadió fotografías y graves mensajes recibidos como «te voy a matar»”. No obstante, el varón de 52 años no fue detenido.

“El 16 de abril de 2018 E.C volvió a declarar ante sedes judiciales y tampoco concuerda con lo que dijo en sedes policiales”, comenta la abogada. Días antes, la Guardia Civil había hallado en su vehículo restos biológicos de la mujer, que en principio no resultaron comprometedores. Aunque este hecho lo ha convertido en el principal sospechoso y los investigadores bajaran la hipótesis de que estamos ante un presunto episodio de violencia machista, la abogada insiste en que “un amplio grupo de profesionales siguen trabajo en el caso y aún quedan investigaciones por realizar”.

Carteles que desaparecen en Estremera

Una vez denunciados los hechos, se puso en marcha el dispositivo de búsqueda. Una de las primeras acciones fue que las autoridades diesen la alerta, haciéndosela llegar tanto a organizaciones como Sosdesaparecidos y la Fundación QSDGlobal, así como a algunos medios de comunicación. Los familiares de Zuni Adela participaron activamente en la colocación de carteles con la información de la ausencia y los aspectos fundamentales para reconocerla. Un punto clave es Estremera, municipio en el que Zuni vivía con su pareja. El día siguiente de haber fijado los carteles, no quedaba ni uno.

El papel de las autoridades y medios de comunicación

En ocasiones, una de las quejas más frecuentes por parte de las familias de las víctimas de desapariciones es la falta de contacto con los investigadores. Sin embargo, en el caso que nos ocupa no es así. “Nos estamos sintiendo respaldados por las autoridades y los familiares están sumamente agradecidos porque los investigadores les llaman de vez en cuando. Les explican que siguen sin novedades, les dan ánimos, le transmiten que no se preocupen porque están haciendo todo lo que están en sus manos para encontrar a Zuni y hacer justicia, etc.”, asegura.

Los especialistas de la Guardia Civil han inspeccionado diversos lugares. Por ejemplo, rastrearon con perros y la ayuda de buzos los márgenes del río Tajuña; al mismo tiempo que las cercanías de Tielmes y Morata. Pese a esto, no han obtenido resultados, puesto que se tratan de zonas de búsqueda con bastante complejidad por la orografía de los terrenos.

Por otra parte, la abogada subraya que la hermana de Zuni se encarga de contactar con los periodistas y medios de comunicación para abordar el caso, estableciendo así relaciones con ellos. No obstante, indica: “Ahora los medios de comunicación nos dicen que les avisemos cuando hayan hechos nuevos. Pero sentimos que, mientras no existan y nos callemos, va a quedar como un poco en el olvido”. Además, señala que algunos medios han divulgado falsas informaciones. Por eso, ha instado a los profesionales del ámbito a contactar para conocer los hechos de primera mano, con el fin de evitar la propagación de bulos que puedan conducir a perjudicar el honor, intimidad e imagen de Zuni; así como entorpecer las investigaciones que se están efectuando. 

Una búsqueda que no cesa

Como se ha explicado anteriormente, las autoridades están haciendo todo lo posible para esclarecer los hechos y dar con el paradero de la joven. En este contexto, admiten que la colaboración ciudadana es fundamental e instan a que si alguien la ha visto o tiene información que pueda resultar de interés llame a la Guardia Civil (062), a la Policía (091) o al Servicio de Emergencias (112). Por otra parte, se ruega la difusión de la noticia a través de las redes sociales.

Recordamos que Zuni Adela Báez Mancuello mide 1.50 metros de altura, es de complexión delgada, tiene la tez blanca y el cabello castaño claro. En el momento de la desaparición vestía un jersey oscuro, pantalón vaquero gris y llevaba tanto un bolso beige como una maleta clara (gris o plateada).

NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar