martes, 5 de julio de 2022

Pasar la ITV: qué documentos se necesitan y qué se revisa

Otra vez debo pasar la ITV. Pero…¿qué documentos me van a pedir?, ¿durante la revisión en qué elementos van a hacer especial hincapié? Damos respuesta a tus dudas.


Pasar la ITV: qué documentos se necesitan y qué se revisa
  • whatsapp
  • linkedin

La Inspección Técnica de Vehículos (ITV) es un trámite obligatorio mediante el cual se examina periódicamente todos los vehículos desde el año 1986 y que avala que el coche pueda circular con seguridad. Con el paso de los años ha ido sufriendo modificaciones con el fin de ir adaptándola a los nuevos tiempos.

Los plazos para pasar la inspección dependen tanto de la antigüedad como del tipo de vehículo; pero un turismo deberá hacerlo por primera vez a los cuatro años de su matriculación. Posteriormente lo hará cada dos años hasta que cumpla diez y a partir de ese momento será anualmente. Y  ¡¡atención!! la ITV hay que pasarla antes de que llegue la fecha en la que termina el plazo si no nos queremos arriesgar a una infracción castigada con 200 euros.

Si la revisión es favorable deberás poner en la luna delantera en lugar visible la pegatina identificativa de superación de la ITV. No llevarla es motivo de sanción administrativa cuya cuantía asciende a 80 euros. Si es favorable con defectos leves se reseñaran en el informe y te aconsejarán repararlos. Pero si es desfavorable por norma general, depende de cada Comunidad Autónoma, tienes un plazo de dos meses como máximo para la reparación de los defectos señalados y si es negativa significa que los defectos son muy graves y el vehículo será inmovilizado y se deberá trasladar en grúa al taller para ser reparado y a la inversa para volver a ser revisado en la estación.

¿Qué documentos se deben presentar?

La documentación imprescindible para realizar la tramitación de la ITV serán tanto el permiso de circulación (que contiene datos sobre el vehículo como matricula, marca, tipo, fecha de matriculación o cilindrada, entre otros) como la ficha técnica o tarjeta de ITV –el DNI del coche– (en el que aparece la matrícula y el número de bastidor). Los vehículos de empresa deberán presentar también el CIF.

En el caso de no poder presentar el permiso de circulación valdría una fotocopia cotejada de dicho permiso o un documento expedido por la autoridad competente en caso de retirada del original en el que figure matricula y fecha de su primera matriculación.

En cuanto a los precios, que son fijados por cada comunidad autónomas, el coste en turismos de gasolina está entre los 35 y 47 euros, mientras que para los diesel se mueve entre los 33 y 56 euros.

¿Qué se revisa en el vehículo?

En lo que respecta a los elementos exteriores se comprueba que la matricula esté bien sujeta, que no tenga dobleces y que la numeración no esté alterada, rayada o borrosa, que la luna del parabrisas no esté rota o agrietada y que los limpiaparabrisas no están cuarteados, limpian y echan agua; mientras que en la carrocería se observa que no exista corrosión y que los parachoques posean una correcta sujeción y no tengan aristas.

En el interior del habitáculo del vehículo se vigila que los asientos estén bien anclados, los cinturones de seguridad no se bloqueen, las puertas cierren correctamente y el claxon suene.

En el alumbrado delantero se revisa el funcionamiento de los intermitentes, las luces de cruce, carretera y posición, además de medir su regulación y altura. Mientras que en el trasero se vuelven a comprobar los intermitentes, las luces de posición, freno, marcha atrás y matrícula trasera.

En la parte final del chequeo se pone especial énfasis en los neumáticos comprobándose el desgaste del dibujo, la potencia de la frenada, el equilibrio de los amortiguadores y del sistema de suspensión y que no tenga dañada la dirección. Se constata que no haya fugas en el depósito, se inspecciona que no esté picado el tubo de escape y que los gases que expulsa estén dentro del ratio permitido.

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar