contador web

OPINIÓN | ECONOMÍA

Cuando Keynes salvó a Smith

Por ISMAEL ZARAGOZA. 15/12/2017

La historia de la economía ha estado marcada por nombres como los de Adam Smith y Keynes. El segundo salvó al primero. Sin embargo, Smith domina sobre Keynes en la economía neoliberal actual.

economía
Smith
Finanzas
Marx
Keynes

Smith, Marx, Schumpeter y Keynes, los cuatro clásicos de la historia económica. Foto: pinterest.com

Imagino que conocen el nombre de Adam Smith, considerado como el padre del sistema capitalista. Su libro, La riqueza de las naciones, publicado en 1776, tuvo una repercusión enorme en los años posteriores. El economista británico establecía en su obra que el crecimiento económico se basaba en dos aspectos básicos: la división del trabajo y la libre competencia sin regulación alguna por parte del Estado. Según Smith, donde hay demanda, hay producción.

Con el paso de los años, este sistema económico comenzó a hacer aguas y generar desigualdades sociales. Los puntos débiles del capitalismo iban saliendo a la luz, y entonces apareció Marx de por medio para resumirlos. Su obra El Capital, publicada noventa años después de La riqueza de las naciones, sentó las bases del modelo comunista. El polo opuesto al capitalismo, que tiene como elementos fundamentales la abolición de la propiedad privada y de las clases sociales, así como la planificación total del Estado de la vida comunitaria. China y la URSS fueron los principales valedores del sistema comunista durante siglo y medio. Actualmente, resulta evidente que el modelo económico comunista está finiquitado. Pero Marx, ante todo, era filósofo. Sus teorías aún siguen muy vivas. Debería ser lectura obligatoria su obra con Engels, El manifiesto comunista, donde ambos establecen una crítica feroz al capitalismo. Un libro que toma hoy más sentido que nunca.

Keynes salvó a Smith en 1929, y Smith nos hunde hoy a nosotros.

Volvamos al sistema liberal-capitalista. Todo fue viento en popa durante 150 años. Estados Unidos era la primera potencia del planeta y la nación más representativa del modelo diseñado por Adam Smith. Y entonces, llegó el famoso crack del 29. El sistema explotó, Wall Street cerraba, quebraban todos los bancos y más del 30% de la población pasó a la cola del paro. Este ambiente de negatividad económica se extendió por todo el mundo y puso en jaque el sistema de Smith. La mayoría pensó que era el fin del sistema capitalista tras más de un siglo funcionando como un reloj. Pero apareció él, John Maynard Keynes. El otro gran economista de la Historia, el hombre que salvó a Adam Smith y su teoría capitalista en el tiempo de descuento.

Bien podría ser esta la historia del maestro y el aprendiz, que siempre acaba con el segundo superando al primero. Keynes era inglés, igual que Smith. Había estudiado en Cambridge y se convirtió en el gran salvador de un sistema que se rompía en pedazos. Fue él quien entendió y replanteó el modelo capitalista desde su base, resaltando sus deficiencias y proponiendo soluciones. En primer lugar, Keynes establece que el Estado debe intervenir en la economía con programas de inversión pública y estimulando el mercado. Asimismo, apuesta por la creación de una política fiscal que evite que una pequeña parte de la población aglutine la riqueza. La detracción de parte de la misma es, para Keynes, la única forma de lograr una redistribución más equitativa de la renta. De esta tesis nace lo que se denomina Estado de Bienestar, con una amplia mayoría de ciudadanos con recursos para el consumo y unas instituciones públicas capaces de actuar en momentos de alarma social.

Tales propuestas fueron aplicadas y salvaron al sistema de la tumba. No obstante, estoy convencido de que Keynes se llevaría las manos a la cabeza si reapareciera ahora mismo y visualizara el panorama económico mundial. Seguramente, lo primero que exigiría sería la eliminación total de los paraísos fiscales. En definitiva, Keynes salvó a Smith en 1929, y Smith nos hunde hoy a nosotros. El neoliberalismo actual no es más que la vuelta a las propuestas de Smith obviando las críticas de Marx y, sobre todo, los apuntes de Keynes.

@Intraverno

TAMBIÉN EN:
Procés o Proceso

Por SONIA ALFONSO SÁNCHEZ

NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar