OPINIÓN | DIARIO DE UNA CUARENTENA POR UNA SESENTONA

“Pregúntale a China”

Por EDURNE GARCÍA ORDÓÑEZ. 13/05/2020

Donald, no en pato, sino Trump, presidente de Estados Unidos, tiene claro y dice contar con pruebas, que el virus ha salido de un laboratorio chino y ha matado a 100.000 de sus votantes.

  • Donald Trump (foto: euronews.com).
    Donald Trump (foto: euronews.com).
  • El pato Donald.
    El pato Donald.

Lo tiene tan claro que a Weijia Jiang, de CBS News, la mandó un par de veces a tomar viento a la farola de Algorta; cualquier no respuesta a la pregunta de la periodista de origen oriental y ciudadana americana, con una acusación desvelada: “pregúntale a China”; y eso es lo que haremos, ya que lo manda el jefe de un conjunto de países, que escriben la historia a su bola y cuentan con los dedos los fallecidos en esta pandemia, a pesar de tener todas las maquinitas del Universo a su disposición, para espiarnos y anotar en sus computadoras hasta cuándo vamos al baño, en cualquier parte y momento. Lo de sus difuntos, que son humanos, les importa un bledo ahora y cuando se morían de frío cientos de miles, por no poder pagar el combustible de las calefacciones; a éstos llamados líderes mundiales, lo que les interesa de verdad es llenar sus cajas y creerse que son los amos del mundo; este en el que subsistimos a pesar de todos los intentos que ponen en marcha, para que nos lleven a la morgue. Algo difícil de comprender: nos necesitan para pagar sus sueldos y prebendas, y nos dan cuatro patadas en el culo, si les cuestionamos lo más mínimo sus pésimas gestiones; nos piden el voto, para perpetuarse en el sillón de su bienestar, y nos hacen un corte de mangas ante la necesidad extrema. Los americanos están más que hechos a las paradojas de sus gobernantes, y así lo demostraron en la crisis de 2008, cuando las bancas entraron a saco a desahuciar a los que no cumplían con la hipoteca y, ellos, las víctimas del sistema, sumaron miles de daciones en pago pero… con un truco salvaje; tras entregar las llaves de la vivienda y cerrar deuda, prendieron fuego a las casas, antes de abandonar Detroit (Michigan), por ejemplo; y todos calladitos en cumplimiento de la Quinta Enmienda.

Los que lejos de cerrar la boca han puesto el grito en las nubes son las aerolíneas, las mismas que exigen no reembolsar los billetes cobrados de los vuelos no realizados, por el estado de Alarma, dicen que si no viajamos como siempre, como sardinas en lata, se arruinan; bueno, arruinadas deben de estar, a pesar de las subvenciones que perciben, porque nada más anunciarse el encierro del 14M, corrieron, hasta perder las sandalias, a la ventanilla de los ERTE; parece que por sus cajas de caudales solo corre el aire y alguna arañita teje en el vacío de sus esquinas. Total: usted, si quiere algo lo paga y si les va bien le dan lo cobrado, y si no, se aguanta, que la amenaza de la quiebra tiene un efecto balsámico en los gobiernos del planeta, o… ¿serán los lobby? Pues eso, que bien apretaditos en el vuelo ‘bien desinfectado’, con mascarilla china, y antes y después, a 2 metros de distancia, y “ni besos ni abrazos, ni yacer juntos y desnudos” (Longo me ha venido de perlas). Así están las cosas, si tienes una ferretería ya puedes andarle listo y cumplir las normas, de dejarte la piel en el negocio paga impuestos, si no quieres zamparte una multa; pero si tienes una multinacional del viento, haz lo que te salga de los ojones.

Y la peña, tonta, tonta del todo no es, y ante este paisanaje toma sus medidas; unos con la distancia requerida y en confinamiento; otros, con el botellón que corre de fiesta en fiesta; y los otros, distraídos en la gresca para tenernos entretenidos, en un maremágnum de declaraciones, que podrían tener la prudencia de evitarnos, porque aportar, lo que se dice aportar, no aportan nada, más allá de minutos de tele, que se ha convertido en el almacén de opiniones dispares, disparatadas, distantes y displicentes. En ello están los presidentes autonómicos, que si lo son y tienen su competencia en Sanidad, más nos hubiera valido haber tenido los servicios listos y a punto, en vez de lloriquear su incompetencia y evadirse de la responsabilidad por la que les pagamos y deben cumplir. Es insólito que, en el Caso Madrid, por ejemplo, Fiscalía no entre a investigar en qué estado real se encontraban los hospitales y residencias de ancianos, y no recrimine algunas manifestaciones y convocatorias, que pueden ser constitutivas de delito; otro tanto ocurre en Educación; me apuesto lo que quieras a que muy pocos saben cuántos alumnos tienen portátil e Internet, ni en qué zonas de su territorio hay cobertura, ni cuántas familias están al margen de las nntt por falta de recursos; es más, probablemente no lo sepan ni los famosos servicios sociales. Tal vez, si en vez de andar de pantalla en pantalla, fueran al despacho a currar sus 8 horas, con las pausas que se aplican al resto, otro panorama nos asistiría; pero aquí, entre reunión, viaje, encuentro, comida larga y visita a lo que toque, ya hemos hecho el día, tan tranquilamente, hasta el rebrote y la próxima pandemia, de lo que ya se habla, se avisa y atemoriza, antes de haber terminado con la que tenemos encima; y a lo que llegaremos con cara de sorpresa, la misma mala preparación y aporreando la puerta de los chinos, para que nos envíen material defectuoso. Al tiempo.

TAMBIÉN EN:

Profundo dormitar
Profundo dormitar

flecha Por COLUMNA CERO

flecha izquierda flecha derecha NOTICIAS AL ALZA ...