El lenguaje inclusivo es una barbaridad

Por ERIK ENCINAS ORTEGA. 15/01/2020

El español no deja a nadie en la estacada, pero algunos quieren que dé esa imagen, porque viven de ello en España





Cualquier buen conocedor de la lengua española, sabe que el español no excluye a nadie y encima es muy rico. Sin embargo, algunos se han empeñado en tildarlo de “machista”, cuando realmente no es así, y por ello se debe insistir en que las normas gramaticales no dejan indiferente a las mujeres en ningún caso. La última polémica relacionada con este tema, la ha protagonizado la RAE, tras las palabras de Pablo Iglesias y su mujer, que en lugar de “Consejo de Ministros” han dicho “Consejo de Ministras”, poniendo de relieve un error gramatical que la propia institución lingüística ha confirmado diciendo que "si ese órgano de Gobierno estuviera constituido solo por mujeres, habría de denominarse 'Consejo de Ministras'; pero esa fórmula no es gramaticalmente aceptable si en el Gobierno hay ministros varones". Parece pues que algunos necesitan inmediatamente un intensivo de español, porque en la escuela no les ha quedado claro.



Aunque no es la primera vez que se intenta abordar el lenguaje inclusivo, con la idea de cambiar también las reglas de la lengua española, ya que recordemos ocurre a menudo con él “todos y todas” que algunos utilizan, cuando según la RAE ese tipo de desdoblamientos son artificiosos e innecesarios desde el punto de vista lingüístico. Por lo tanto, estos ataques feministas al español son irreflexivos y una auténtica vesania derivada de la ideología de género- El mismo pensamiento, que tantos chiringuitos superfluos y onerosos ha generado para adoctrinar de diversas maneras a las masas.




Ante esta espectro locuaz, la RAE me consta que intuye todo esto y no se dejará fácilmente intimidar por unos intereses partidistas que solo buscan contentar al gobierno socialcomunista de Pedro Sánchez y alterar la realidad a través de esta pantomima de tres al cuarto, que forma parte sin la menor duda del esperpento que estamos viviendo en la actualidad en España.



Cualquier buen conocedor de la lengua española, sabe que el español no excluye a nadie y encima es muy rico. Sin embargo, algunos se han empeñado en tildarlo de “machista”, cuando realmente no es así, y por ello se debe insistir en que las normas gramaticales no dejan indiferente a las mujeres en ningún caso. La última polémica relacionada con este tema, la ha protagonizado la RAE, tras las palabras de Pablo Iglesias y su mujer, que en lugar de “Consejo de Ministros” han dicho “Consejo de Ministras”, poniendo de relieve un error gramatical que la propia institución lingüística ha confirmado diciendo que "si ese órgano de Gobierno estuviera constituido solo por mujeres, habría de denominarse 'Consejo de Ministras'; pero esa fórmula no es gramaticalmente aceptable si en el Gobierno hay ministros varones". Parece pues que algunos necesitan inmediatamente un intensivo de español, porque en la escuela no les ha quedado claro.



Aunque no es la primera vez que se intenta abordar el lenguaje inclusivo, con la idea de cambiar también las reglas de la lengua española, ya que recordemos ocurre a menudo con él “todos y todas” que algunos utilizan, cuando según la RAE ese tipo de desdoblamientos son artificiosos e innecesarios desde el punto de vista lingüístico. Por lo tanto, estos ataques feministas al español son irreflexivos y una auténtica vesania derivada de la ideología de género- El mismo pensamiento, que tantos chiringuitos superfluos y onerosos ha generado para adoctrinar de diversas maneras a las masas.




flecha izquierda flecha derecha NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar