OPINIÓN | POLÍTICA- ANÁLISIS ELECTORAL

El PSOE no mejora y repite los resultados de las Elecciones Generales del 28 de abril

Por CELIA RIVAS LÓPEZ. 11/11/2019

Queda en el aire los pactos que tendrá que hacer la agrupación de Sánchez para que pueda ser investido presidente con el apoyo de otras formaciones

elecciones
Pactos
Mayoría absoluta
resultado electoral 10-N
dimisión de Albert Rivera

Más de 37 millones de españoles estaban llamados a votar de nuevo en las urnas. Para estas elecciones el Gobierno tuvo que pedir una ampliación de crédito de 140 millones de euros para cubrir todos los gastos, sin contar las subvenciones que han recibido los partidos de 45 millones que habría que sumar a la cifra anterior. En total, 185 millones de euros. Una repetición electoral que ha venido a rizar más el rizo por el aumento de la fragmentación del voto, y que no aclara la situación de bloqueo que ya se vivió en las pasadas elecciones por falta de acuerdo entre las principales fuerzas políticas. Lejos queda el posible acuerdo de coalición que podrían haber formado Sánchez y Albert Rivera cuando ninguno de los dos quiso en abril formar gobierno, (aún sumando 180 votos) o el pacto de coalición o de “cooperación”, como así lo hizo llamar el PSOE con Unidas Podemos y que parece, ahora se haría "in extremis" para tratar de justificar lo injustificable: unas elecciones, las del 10-N, donde Sánchez no ha salido reforzado.



En estos últimos cuatro años en los que se ha celebrado cuatro elecciones generales, el coste que ha supuesto es de 520 millones en total. Cifra que en una situación normal, sin repetir elecciones, hubieran sido gastados en 16 años. Un gasto afrontado por los ciudadanos españoles en una situación de inestabilidad y de recesión económica que debería forzar a las grandes fuerzas políticas a asumir responsabilidades y a pactar para impedir la repetición de otras elecciones.



Llegar a pactos de Gobierno sin el suficiente apoyo del electorado, obligará al Partido Socialista a tener que acordar con el resto de fuerzas políticas un posible acuerdo que favorezca la gobernabilidad de los próximos cuatro años. Sin embargo, los resultados han mostrado una mayor fragmentación de las fuerzas políticas que tendrán representación en el Congreso. En total, 16 formaciones que tendrán asiento en la cámara. Entre las fuerzas constitucionalistas, solo obtendrían una mayoría absoluta, un gobierno de coalición formado por PSOE y PP. Entre los dos sumarían 208 superando sobradamente los 176 votos necesarios. Sin embargo, este pacto que nunca ha llegado a producirse en la historia de la democracia, a diferencia de otros países europeos donde es normal ver gobiernos de coalición cuando no hay una mayoría absoluta clara -véase el caso de Alemania con el gobierno de coalición de CDU/CSU y SPD o Italia con el M5S y el PD-, podría poner fin a meses de incertidumbre y de bloqueo. En las primeras declaraciones de Pablo Casado, ha dejado caer que “la pelota está en casa de Sánchez”. Por lo que deja a éstos la posibilidad de un acuerdo para que no se repitan de nuevo otras elecciones, aunque todo está por ver ya que ni durante la campaña electoral, quedó claro si serían capaces de llegar a algún pacto o abstención que permitiera el nombramiento de Sánchez como presidente. Sin embargo, José Luis Ábalos parece haber dejado claro esta tarde, que no pactará con el Partido Popular ningún gobierno de coalición.



LA DIMISIÓN DE ALBERT RIVERA Y LA SUBIDA DE ABASCAL



La otra posibilidad que tenía Pedro Sánchez era aliarse con Unidas Podemos y Ciudadanos que había dejado la puerta abierta para permitir a Sánchez gobernar. Unas declaraciones que fueron hechas por el candidato de Ciudadanos Albert Rivera en el colegio electoral donde depositó su voto. Sin embargo, su formación es la que ha sufrido el mayor batacazo de estas elecciones, en la que ha perdido 47 escaños. Gran parte de su electorado ha decidido votar esta vez por PP y Vox. Ante estos malos resultados, el candidato de Ciudadanos, decidía hoy mismo dimitir para dejar paso a su formación a que elija a un candidato que pueda continuar el proyecto político que inició hace 13 años. Uno de los que más suenan para ocupar su cargo es Ignacio Aguado, actual vicepresidente de la Comunidad de Madrid e Inés Arrimadas.



Ante el ascenso de Abascal y su formación Vox, que se coloca como la tercera fuerza más votada en tan solo un año de existencia, (con 52 escaños), se planta como el partido que ha conseguido mejores resultados aunque insuficientes para formar gobierno con PP y Ciudadanos como hicieron hace unos meses en Andalucía.

LOS PARTIDOS INDEPENDENTISTAS, NACIONALISTAS Y REGIONALISTAS CON REPRESENTACIÓN

La situación política que se vive actualmente en Cataluña, hace inverosímil que el PSOE pueda de nuevo pedir el voto de estos partidos como sí lo hizo para la moción que facilitó su entrada en el Gobierno. Y de todos es sabido, la tensión que el partido de Sánchez y Unidas Podemos mantuvo durante estos últimos meses ante la imposibilidad de alcanzar un pacto que le permitiera gobernar. No obstante, Pedro Sánchez salió en Ferraz tras conocerse los resultados electorales, diciendo que habría un Gobierno progresista. Para ello, se entiende que necesariamente habrá un acuerdo sí o sí, con este partido.

Desde Tsunami Democràtic han iniciado tres días de nuevas convocatorias de manifestaciones y acampadas a favor de los presos políticos tras las elecciones de ayer. A pesar de que el bloque independentista no supera el 50%, según los datos de estas elecciones, siguen generando altercados ante la pasividad de la Generalitat. Aparte de ERC, Junts per Cat, repetirá en el Congreso como la segunda fuerza catalana con ocho escaños; y Cat, el partido antisistema que por primera vez se presenta a las generales, consigue dos escaños con los que podría dificultar la convivencia en la Cámara. Otros partidos regionalistas que han obtenido representación son: el histórico partido vasco, PNV con siete escaños, y Bildu, que consigue cinco; PRC, el partido cántabro de Revilla, se queda con un escaño junto al Bloque Galego que obtiene el mismo resultado, al igual que la coalición de UPN-PP-Ciudadanos. Coalición Canaria se mantiene con dos escaños y aparece el movimiento ciudadano, que se conformó como partido, “Teruel existe” que obtiene un diputado. Un partido que viene a representar a la región de Teruel pero también a la España vaciada tras más de 20 años tratando de solicitar a las principales fuerzas políticas, medidas para esta provincia. Lo que no hicieron los grandes partidos, lo harán ahora ellos gracias al apoyo de la multinacional IKEA que promocionó a la región utilizando como eslogan el nombre de la agrupación en varios spots publicitarios.

LA RESPONSABILIDAD DEL PARTIDO SOCIALISTA

El Partido Socialista tiene ahora la responsabilidad de citar a los partidos políticos para tratar de acordar pactos de Gobierno. Por ahora, podría quedar claro un más que posible pacto con el nuevo partido que surgió, Más País, que se ha presentado junto a Compromís, pero que con los únicos tres escaños que ha conseguido, necesitará más apoyo. En la situacióna actual, la coalición que más se baraja para que Pedro Sánchez pueda gobernar, es aquella formada por ERC, Más País y PNV. Ante la inestabilidad que se prevé de llegar a pactos estables, será muy difícil que se pueda aprobar un nuevo Presupuesto General para el año que viene e incluso, algunos expertos hablan ya de una posible repetición de elecciones para el año que viene. La pregunta que la inmensa mayoría de la gente se hará, es si era necesario la repetición de estas elecciones. No solo por el alto coste, sino también por la falta de previsión de los resultados en un limitado espacio de tiempo entre dos convocatorias. 


flecha izquierda flecha derecha NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar