OPINIÓN | LA PANTOMIMA DEL DÍA

El plenazo del Ayuntamiento de León, la comisión y la cabeza del concejal

Por EDURNE GARCÍA ORDÓÑEZ. 07/08/2018

El alcalde le da una comisión de investigación a Ciudadanos para ¿investigarle a él?, a ¿su equipo? El caso Enredadera es la punta del iceberg que desvela las prácticas políticas.

León
Ayuntamiento
Antonio Silván
caso Enredadera

El plenazo del Ayuntamiento de León.

Dicen que les costó ‘cosas’ hacerse con la Capital de la Gastronomía; total, para convertirla en la capital del mangoneo. Contaba ayer una compañera, que ha publicado en eldiario.es esas conversaciones que la UDEF incorpora al sumario del caso Enredadera, entre el alcalde de León, Antonio Silván, y el empresario encarcelado, José Luis Ulibarri ('el Jefe', 'el Jefazo' o 'dios'); pues bien, contaba esta colega que ya ha recibido las primeras amenazas de ‘próximos’ al Partido (parece que podrido).

Esa práctica es habitual en ellos y entre ellos; juegan con amenazas y mentiras como al tute. Lo último, lo de hoy, es el pleno extraordinario que Silván convoca, para hacer lo que mejor sabe: no decir nada y echar por la boca decenas de palabras tan vacías como inútiles. Que están todos en el ajo, lo revela Ciudadanos y su péndulo: ahora saco la dignidad y Gemma Villarroel no acude a la llama de Silván, en la que da (no da) explicaciones sobre las grabaciones; ahora, pido la cabeza del concejal de Infraestructuras (la ha tenido a los 2 minutos, en bandeja); o ahora me pienso lo de la moción de censura (jjjjj).

El sumario del caso Enredadera habla de José Luis Ulibarri (en la cárcel), dueño del Diario de León a través de una de sus entidades: Begar; habla de Ángel Luis García, El Patatero, presidente de El Faro de Astorga (en la cárcel); de Ana Rosa Sopeña Ballina, alcaldesa de Benavides de Órbigo, de Joaquín Llamas Redondo, alcalde de Villarejo de Órbigo; de Enrique Busto Marcos (PSOE), alcalde de Hospital de Órbigo; del concejal de Infraestructuras y Deportes del Ayuntamiento de león, José María López Benito (el imputado que ha dimitido “para evitar la moción de censura); y, por supuesto, está Antonio Silván, conocido por El Patatero y Ulibarri como “el tonto útil”.

Y está José Alberto Bueno Regodón (Bilbomática), en prisión con su hermano Jesús Carlos, conseguidores de contratos municipales, incluido León, en cuyo ayuntamiento entró por la puerta de atrás y, al salir, dijo: me han despedido "entre lágrimas" y me van a "chupar la polla". Y está Sadat Maraña, el asesor de Ciudadanos en la Diputación de León, expulsado del partido por este caso Enredadera, junto al concejal en San Andrés del Rabanedo y diputado provincial, Juan Carlos Fernández.

La lista es más larga: políticos, empresarios, asesores y funcionarios, investigados por los amaños de contratos y contratas. Pero aquí, en León, no pasa nada. Se convoca un pleno extraordinario, se dicen cuatro vaguedades y se le da a Ciudadanos la comisión de investigación que, por supuesto, acepta. ¿Una comisión?, ¿de investigación?, ¿de qué?, ¿de quiénes?, ¿por cuánto?, ¿para qué?

Esto, sólo acaba de empezar.




flecha izquierda flecha derecha NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar