OPINIÓN | ¿SOMOS CIVILIZADOS?

Tratamos a los sirios como bárbaros

Por ÁFRICA GARCÍA-MINGUILLÁN PÉREZ. 14/02/2017

cultura
humanos
Sirios
bárbaros
civilización
civilizado

...

Para los romanos el término cultura hacía referencia al “cultivo de la tierra” y por extensión el “cultivo del ser humano”. Cultura y civilización son términos relacionados. Civilizado era el hombre educado en contraposición al bárbaro o extranjero.

Veinte siglos después ambos términos han seguido siendo considerados diferentes. Hoy, admitimos la existencia de diferentes culturas, diferentes formas de percibir la realidad. Sin embargo, con el transcurso de los años, el término civilizado se relaciona con la posesión tecnológica, con ser parte de sistemas políticos tildados de ‘democráticos’… Se ha distanciado de la cultura, se ha redefinido al emigrante…

En estos momentos en los que la esencia de la humanidad se quiebra entre conflictos culturales, intereses económicos y estratégicos, revivimos el prejuicio romano a lo desconocido, a lo diferente y bárbaro. El rechazo al extranjero como si en el transcurso de los siglos las miras de corto espacio no hubieran evolucionado. Como si tuviéramos un concepto malformado de que aquellos que no viven en la ola tecnológica y democrática fueran animales.

A inicios de un nuevo año con nuevas expectativas, no podemos sentirnos más humanos que el anterior. Ni tampoco deberíamos fingir ser más civilizados, a pesar de que consideremos que las grandes tecnologías definen nuestra sociedad y humanidad. No nos separamos de las pantallas, pero dejamos que familias enteras arriesguen sus vidas por llegar a una frontera segura. No dejamos de publicar tuits sobre las grandes injusticias, pero somos más que nadie cuando retiramos las ayudas sociales a extranjeros, cuando les bloqueamos el camino en un mundo libre, cuando les devolvemos a sus países, de donde huyeron. Eso es el éxodo sirio, no muy diferente a otros países en situación de guerra que tuvieron que esconderse bajo el brazo de algún vecino o gran potencia para protegerse. No son los únicos, España también fue atacante y víctima en una guerra civil que tuvo como consecuencia mucha emigración. Lo que está claro es que la memoria histórica existe, pero pocos hacemos uso de ella. Se nos olvida que no son los monumentos o los pactos internacionales los que reflejan nuestra cultura y nuestra historia. Es el desarrollo de ese “cultivo del hombre” lo que hace que crezcamos, que seamos civilizados, no en Madrid, no en España, sino en el planeta entero.

Civilizado es el hombre educado, pero educado en las diferencias, en el reconocimiento de otros seres humanos con deseos, ansiedades y proyectos.

Civilizado es el hombre cultivado, cultivado en trascender de su “ensimismamiento”. Es el hombre sensible al sufrimiento, que no tiene miedo de reconocerlo, y por la misma razón está abierto a la hospitalidad.

Civilizado es el hombre que se acepta como extranjero en un mundo de continuo movimiento, de viajes imprevistos, de WhatsApp, Facebook, Instagram, twitter…

Si todas estas tecnologías que miden nuestro nivel de civilización no sirven para despertar la cohesión humana, sospecho que terminarán irremediablemente con ella.

TAMBIÉN EN:
España necesita un respiro

Por SONIA ALFONSO SÁNCHEZ

El éxito, ¿un sueño?

Por ANA SEMPERE RICO

NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar