lunes, 27 de septiembre de 2021

Anabel Pantoja reconoce que su padre Bernardo no le coge el teléfono

Bernardo Pantoja tendría que hacer frente a una importante deuda económica con la comunidad de vecinos


 Anabel Pantoja reconoce que su padre Bernardo no le coge el teléfono
  • whatsapp
  • linkedin

Anabel Pantoja no está pasando su mejor semana en “Sálvame”. Si comenzó la semana con el escándalo de las joyas y las informaciones de Miguel Frigenti alrededor de las copias exactas que se pueden adquirir en una página web china, a inferior precio...

 Ahora, la sobrina de Isabel Pantoja ha tenido que dar explicaciones sobre su relación con su padre, Bernardo Pantoja. Pues bien, la colaboradora de “Sálvame” ha admitido que no tiene ningún tipo de relación con su progenitor que, en medio de la tormenta tras el poli de su tía-abuela doña Magdalena, ha decidido no cogerle ni el teléfono.

Bernardo Pantoja podría deber la cantidad de 10.000 euros a su comunidad de vecinos y, por eso, no puede usar el ascensor de la finca

Según Anabel, su padre ha decidido cortar la relación con ella desde su enfrentamiento con la hermana pequeña de su abuela, doña Magdalena, en el plató de “Sálvame”. Y todo por la polémica del famoso ascensor al que su padre no tiene acceso en el edificio en el que vive, a pesar de tener importantes problemas de movilidad. Algunas informaciones señalan que esta circunstancias es provocada por la presunta deuda que Bernardo tiene la comunidad de vecinos: de unos 10.000 euros.

Desde que Anabel Pantoja se enfrentara a su tía- abuela, doña Magdalena, hermana pequeña de doña Ana, la relación con su padre ha cambiado completamente. De pasar de tener contacto constante a no cogerle el teléfono. La colaboradora de “Sálvame” salió a enfrentarse a la mujer, que había visitado al plató para hablar de los problemas económicos por los que pasa Bernardo, las dificultades que tiene para entrar en su casa al no poder acceder al ascensor de la finca y, de nuevo, culpar a Isabel Pantoja de no permitirle tener relación con doña Ana.

Anabel, con bastante tristeza, aseguró que había llamado hasta en tres ocasiones a su padre, pero no le ha cogido el teléfono en ningún momento y tampoco ha sido capaz de localizarse: “No me ha vuelto a coger el teléfono”. Anabel no niega estar sorprendida por este cambio de actitud: “A ver, la relación que tengo con él no es la misma que tengo con mi madre pero desde que enferma y se pone un poco más delicado...”.

Sobre la situación de Bernardo Pantoja, que sufre problemas importantes de movilidad, y sus problemas al no poder acceder al ascenso que tienen en su edificio... Anabel ha querido explicar las informaciones que aseguran que tendría que hacer frente a la derrama que pagó cada vecino en su momento y Bernardo no puede (o no quiere) hacer frente a esta cantidad de dinero. Por ello, la responsabilidad estaría pasando a la propia Anabel Pantoja o a su tía, Isabel Pantoja, propietaria de la vivienda.

Sobre el asunto del ascensor, la versión de Anabel Pantoja es la siguiente: cuando se decidió instalar el ascensor, su padre no quiso pagar su parte y ahora, al haber empeorado su estado de salud, ha pedido poder usarlo a la comunidad. Pero, los atrasados y deudas a la comunidad ya son de 10.000 euros. Por otro lado, entre los vecinos no hay unanimidad, por lo que Bernardo no puede, hoy por hoy, usar el ascensor: “A mí él solo tiene que llamarme y pedírmelo”.

Pero Anabel Pantoja también tuvo que hacer frente a las críticas por la calidad de las joyas que vende: “¡Quieren joderme el negocio!” y no ha querido contestar a las personas que aseguran que las joyas son de muy mala calidad: “Dientes, dientes, lo que quieren es pisotearme”.

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar