jueves, 23 de septiembre de 2021

La primera entrevista de Fayna tras la condena a Carlos “El Yoyas” por malos tratos

Carlos NAvarro "El Yoyas" ha sido condenado a casi seis años de prisión por maltrato habitual en el ámbito familiar


La primera entrevista de Fayna tras la condena a Carlos “El Yoyas” por malos tratos
  • whatsapp
  • linkedin

Hace unas semanas se confirmaba que Carlos Navarro, más conocido como “El Yoyas”, había sido condenado a una pena de prisión de casi seis años por maltratar a su pareja, Fayna Bethencourt, y a los dos hijos de la pareja. La joven ha concedido una entrevista a la revista Lecturas para concienciar a las mujeres que están pasando por lo mismo que pasó ella durante su matrimonio. “La primera vez que me dio una paliza mi hijo de tres años intentó defenderme”.

Fayna aún está asimilando la condena de cinco años y ocho meses de cárcel a Carlos Navarro por maltrato habitual en el ámbito familiar. La canaria, que lo conoció en la segunda edición de “Gran Hermano” ha querido compartir su durísima experiencia desde el primer empujón o las primeras vejaciones para poder advertir a todas las mujeres que pueden estar pasando por lo mismo. Para ella fueron años de sufrimiento del que le ha costado salir. Eso sí, ahora es muy feliz junto a sus dos hijos y a su nueva pareja.

Teléfono de atención a las víctimas de violencia de género: 016

Fayna ha querido relatar como ha sido esta pesadilla que le ha tocado vivir: “La primera vez que me dio una paliza mi hijo de 3 años intentó defenderme”. Además, su hija de 7 años le pedía que denunciara a su padre: “Mi hija me pidió varias veces que lo denunciara. Con 7 años me dijo: “Siempre dices lo mismo, que no va a volver a pasar y siempre pasa”.

La pareja tiene dos hijos: una niña de 13 años de edad y un niño de 10, que han sido conscientes de todo lo que ha pasado en la pareja. Por eso el juez obliga a Carlos a indemnizarles con la cantidad de 12.000 euros y le ha quitado la patria potestad durante un período de cuatro años. La canaria decidió dejarle hace tres años, aunque el juicio tuvo lugar ahora: “El amor a mis hijos fue lo que me hizo romper. No podía permitir que vivieran eso”.

Fayna no está satisfecha con la sentencia, aunque se siente aliviada al llegar al final de esta pesadilla, pero no es capaz de odiarle. “No estoy contenta con la condena. Hay tristeza y mucho dolor”. Su matrimonio estuvo marcado por las continuas vejaciones y prohibiciones por parte de Carlos. "Me prohibía cosas como ir a lavar el coche. Decía que lavando se hacen posturitas y se ponen todos cachondos” Y la joven admite que ha cometido el mismo error que otras mujeres: “Piensas que es celoso porque te quiere”.

Ahora la joven ha vuelto a establecer en su tierra, está viviendo la vida que siempre ha querido vivir con sus hijos a su lado. Una triste experiencia que confirma lo que la organización de “Gran Hermano” sospechaba hace veinte años cuando decidieron expulsar disciplinariamente a Carlos por ser violento con Fayna.

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar