lunes, 27 de septiembre de 2021

Madame de Rosa, el “coronavirus persistente” y su papel como enfermera

Meses más tarde, la influencer sigue sufriendo las secuelas del coronavirus: “Tengo fiebre casi a diario”.


Madame de Rosa, el “coronavirus persistente” y su papel como enfermera
  • whatsapp
  • linkedin

Madame de Rosa visitó el plató de “Volverte a ver” para hablar de su papel como enfermera durante la primera ola del coronavirus. La influencer de moda es enfermera de profesión y decidió volver a un hospital para ayudar ante la situación tan agónica que estaba provocando la pandemia. Su nombre real es Ángela Rozas y no ha podido evitar emocionarse al recordar que “no podíamos salvarles”.

La influencer, conocida por su paso por varios programas de televisión y su gran relación de amistad con Dulceida, quiso sorprender a la persona que fue su mayor apoyo durante aquellos días y, también, tras dar positivo en coronavirus. Por otro lado, Ángela quiso concienciar sobre las graves secuelas del coronavirus y lo que se conoce como “coronavirus persistente”: “Tengo fiebre casi a diario”.

Madame de Rosa se ha convertido en una de las influencers de moda más relevantes en las redes sociales, pero antes de que Instagram se pusiera, Ángela Rozas era enfermera. Cuando Madrid estaba viviendo lo más duro de la pandemia, ella se presentó voluntaria para poder ayudar a sus compañeros en el hospital “La Paz”, hasta tal punto que ella misma acabó contagiada por covid.

Madame de Rosa

Sobre Madame de Rosa se saben pocas cosas: su nombre real es Ángela Rozas, es madrileña, tiene un hijo y 38 años de edad. Gracias al gran talento que tiene para la moda ha sido capaz de crearse a sí misma y lo que empezó siendo un blog para compartir su afición por la moda y sus creaciones acabó siendo su forma de vida. No tardó mucho en hacerse un hueco en un mundo que adora, como es la moda, pero el pasado mes de marzo decidió volver, de manera temporal, a su puesto de enfermera y ayudar a sus compañeros a hacer frente a la pandemia del coronavirus.

Ángela ha querido hacer un homenaje a sus compañeros sanitarios y, sobre todo, a Montse (supervisora del hospital “La Paz” de Madrid) que también dio positivo como ella en coronavirus, al mismo tiempo, y que se convirtió en un apoyo fundamental en aquellos días.

Madame de Rosa

Primero, Montse fue su guía a la hora de volver a una profesión que había dejado “aparcada” hacia siete años, y de la que se sentía completamente perdida. Ángela confesó “Yo no quería ser un estorbo, llegué a un campo de batalla, todo era un caos”.

Montse tranquiliza y animaba a Ángela y al resto de los miembros del equipo para hacer frente a los duros golpes que estaban viviendo como ver morir a decenas de pacientes o tener que hacer frente a interminables jornadas de trabajo.

Por todo eso, Madame de Rosa ha querido mandar un mensaje a su mentora, Montse: “Tú fuiste la primera persona que vi cuando llegué a aquel campo de batalla, a la tercera planta de traumatología del hospital “La Paz”, la persona que me reconfortaba en aquellos momentos tan duros y que me daba seguridad y paz tras siete años sin trabajar (…) Quiero que sepa todo el mundo que eres generosa, que eres valiente y fuerte y que fuiste, eres y siempre serás para mí una inspiración”.

Pese a que ha dado negativo en la enfermedad, Ángela sigue sufriendo secuelas de la covid: complicaciones respiratorias, pinchazos en la zona del pecho y fiebre a diario. Le hubiera gustado estar más tiempo, pero enfermó rápidamente: “Cuando llamé al hospital no paraba de pedirle perdón a mi supervisor, me sentía muy mal por haberme puesto enferma, el virus me ganó la batalla a la primera”.

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar