domingo, 25 de julio de 2021

Oriana Marzoli, en una fiesta ilegal con 300 personas sin medidas anti-COVID

Rafa considera que es vergonzoso que lo cuente entre bambalinas, como si nada hubiera pasado


Oriana Marzoli, en una fiesta ilegal con 300 personas sin medidas anti-COVID
  • whatsapp
  • linkedin

Oriana Marzoli parece que no aprende o no quiere aprender. Si durante el confinamiento fue duramente criticada por incumplir las medidas establecidas por Sanidad o por ir a manifestación de VOX sin respetar la medida de seguridad, en esta ocasión, la ex-tronista ha sido “pilladaen una fiesta ilegal donde se reunieron 300 personas, según Rafa Mora.

Mila Ximénez se ha enfadado ante el hecho de que "una niñata se vaya de fiesta y me contagie a mí”

El colaborador de “Sálvame” ha informado de que una de las asistentes a una de las últimas fiestas presuntamente organizadas por un importantes príncipe africano ha sido Oriana Marzoli. Ante la noticia, Mila Ximénez se ha mostrado impasible con la venezolana: no va a coincidir con ella en un plató de televisión. “A mí no me va a infectar cuando yo ni veo a mi familia”.

Sin duda, no es la primera vez que Oriana está en el centro de las críticas por su comportamiento desde que comenzó la pandemia del coronavirus. En esta ocasión, el príncipe africano que reside cerca de Madrid, supuestamente, ha vuelto a celebrar una fiesta ilegal con más de 300 invitados. Según un testigo que ha hablado con Rafa Mora, en una hora se han visto a más de 60 personas entrando en la residencia y se ha llegado a pagar 600 euros por una entrada. Por supuesto, en el interior ni se ha cumplido con la distancia de seguridad ni los asistentes llevaban mascarilla.

En el interior, como había pasado en anteriores ocasiones, Rafa Mora sabía el nombre de una persona que estuvo en más de una fiesta y todo el plató la conocía. “La persona que ha estado en esta fiesta pegándose la juerga, cachondeándose, de todo lo que está ocurriendo y encima lo airea es Oriana Marzoli”.

El colaborador ha confesado que han coincidido en más de una ocasión en plató y siempre ha mantenido la distancia, pero no quiere cruzársela en el trabajo.

“Es vergonzoso que luego venga a trabajar como si no pasara nada, lo cuenta entre bambalinas”.

El valenciano está tan seguro de lo que dice que no se calla nada y no tiene miedo a que lo lleve “a juicio” que es lo que suele hacer con todas las personas que hablan de su comportamiento o de su forma de ganar dinero. Mila Ximénez, que está luchando contra un cáncer en medio de la pandemia, ha hecho un llamamiento a sus jefes:

“Me niego a coincidir con ella en ningún sitio, a mí no me va a infectar cuando yo estoy en mi casa y no veo ni a mi familia, para que una niñata se vaya de fiesta y me contagie a mí”.

Te puede interesar