jueves, 28 de enero de 2021

El peor año en la vida de Irene Rosales, mujer de Kiko Rivera

A lo largo de la semana, Irene Rosales se ocupaba de cuidar a su padre que, según sus propias palabras, "no podía valerse por sí solo"


El peor año en la vida de Irene Rosales, mujer de Kiko Rivera
  • whatsapp
  • linkedin








Apenas unas horas después de que Kiko Matamoros, colaborador de “Sálvame”, revelase la preocupación en el entorno de Irene Rosales por el deterioro de su padre.... ha llegado la noticia. El progenitor de la nuera de Isabel Pantoja ha fallecido tras llevar años enfermo y tras pasar varios días en estado crítico.







Irene Rosales no puede negar que el año 2020 está siendo muy complicado para ella, quizás, demasiado

Irene Rosales está pasando el peor año de su vida: tras la muerte de su madre hace unos meses, esta mañana se ha confirmado el fallecimiento de su padre tras llevar años luchando contra una enfermedad. La joven ha estado volcado con él, en todo momento, y no se ha separado de su lado.







Irene Rosales padre muerte







Ha sido la propia Irene, a través de sus stories en Instagram, la que dejaba entrever que había sucedido la noticia. Kiko Rivera, que tiene muy buena relación con la familia de Irene, ha hecho exactamente lo mismo y ha pedido que acabe de una vez este año 2020.







Este año 2020 ha resultado ser muy duro para la colaboradora de “Viva la vida”: hace unos meses perdía a su madre, a la que estaba muy unida, tras enfermar unos meses antes. Y, ahora, se queda sin otro apoyo fundamental en su vida. Irene Rosales siempre ha demostrado estar muy unida a toda su familia, jamás ha fallado (la mediática pareja vive muy cerca de la casa de los padre de la joven) y cuando la salud empezaba a fallar, Irene fue un ejemplo.







Padre Irene Rosales fallece

Isabel Pantoja que no llamase por teléfono a su nuera en un momento tan delicado), la mujer de Kiko Rivera se ha despedido de Manuel, al que siempre había intentado proteger, sobre todo tras el accidente que sufrió hace 16 años, mientras estaba trabajando, que le ocasionó un tumor cerebral contra el que le tocó luchar todos estos años.

Las lágrimas vertidas el pasado fin de semana en “Viva la vida” no tenían tanto que ver con la guerra mediática entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja. Irene Rosales estaba viviendo una situación límite y solo las personas más cercanas eran conocedoras de ello. Entre semana ella se encargaba de su padre, del que había dicho en alguna ocasión que “no se podía valer solo” y de las dos hijas que tiene con Kiko Rivera. El fin de semana lo pasaba en Madrid para hacer frente a sus compromisos profesionales en “Viva la vida”.

En más de una ocasión Irene ha asegurado que no puede dejar de trabajar, pues su colaboración en el programa se ha convertido en el único ingreso de la familia tras la suspensión de todos los proyectos de Kiko Rivera por la pandemia del coronavirus, lo que ha provocado que la pareja no esté pasando por su mejor momento económico.

En los últimos días, según reporteros que están en la zona, la presencia de Irene Rosales cuidando a su padre se había hecho más intensa, pues la salud de su padre ya se había mermado. Hoy, sobre las seis de la mañana, la vida del padre de la joven se apagaba. Y, con su marcha, la mujer de Kiko Rivera se ha quedado huérfana con pocos meses de diferencia.

Irene Rosales siempre se ha mostrado como una mujer muy familiar, con una gran relación con sus hermanos (algo que le ha sorprendido a Kiko Rivera, pues asegura que nunca ha tenido una relación así con los suyos y es algo que envidia de su mujer).

Para la joven, es fundamental que sus dos pequeñas se críen con esos valores y por eso le resulta muy complicado vivir en medio de la guerra mediática entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja. Ella misma dijo en “Viva la vida”: “es la única abuela que les queda”. Además, dejó muy claro, a pesar de las críticas, que jamás hablaría mal de su suegra por el gran respeto que siente hacia ella.

Ahora, con el fallecimiento de Manuel, Irene Rosales pierde a una persona fundamental en su vida y necesitará el apoyo de Kiko que tampoco está pasando una época dorada al salir a la luz toda la polémica de la herencia de Paquirri. Sin duda, para ninguno de los dos está siendo un gran año .

Aunque Irene Rosales está viviendo la misma situación, las cosas con su suegra, Isabel Pantoja, son completamente diferentes. Ya son varias las ocasiones en las que Kiko Rivera ha pedido a su madre que levante el teléfono para pararlo todo, y no lo ha hecho.

Además, hay informaciones que aseguran que Isabel Pantoja ha decidido aislarse en Cantora, no sale de la cama y está medicada. Por eso hay muchas dudas de una posible aparición para despedir a su consuegro o, incluso, que levante el teléfono para hablar con la madre de dos de sus nietos.







Te puede interesar