sábado, 17 de abril de 2021

Adara, tras su operación de urgencia: “La recuperación está siendo complicada”

Adara Molinero ha querido dar las gracias a su madre por estar a su lado en todo momento


Adara, tras su operación de urgencia: “La recuperación está siendo complicada”
  • whatsapp
  • linkedin

Adara se muestra destrozada tras su reciente operación de urgencia por culpa de las complicaciones de la operación de aumento de pecho que se hizo hace unos años. La ganadora de “Gran Hermano VIP 7” sigue con dolores y ha querido agradecer todo el apoyo que está recibiendo por parte de su madre. Según Adara, “la recuperación está siendo complicada”.

Adara tuvo que volver a pasar por quirófano por culpa de un aumento de senos que salió mal

Ya en casa, Adara está pasando unos días realmente complicados. Esta semana se sometió a una nueva operación de pecho para acabar con los problemas que lleva arrastrando desde que hace unos años se tuviera que someter a una operación de aumento de senos. Adara se mostraba bastante nerviosa antes de pasar por el quirófano pues era consciente de que la operación no iba a ser fácil. A su lado, en todo momento, su madre Elena y su actual novio, Rodri.

Por la noche, la joven reapareció en las redes sociales para confirmar a sus seguidores que la operación había salido bien. Pero lo complicado aún estaba por llegar. La joven tendrá que hacer frente a unos días de recuperación y parece que no va a ser nada sencillo.

Con el objetivo de tranquilizar a sus seguidores, Adara ha aparecido en sus redes sociales, tumbada y con claros signos de agotamiento en su rostro: “Me da un poquito de vergüenza pero bueno” por lo cansada que aparece en el vídeo. Sobre su cuerpo, la ex-gran hermana ha explicado que “tengo la tripa súper hinchada de la anestesia y el pecho me duele un montón”. Por eso se pasa todo el día tumbada, algo que le hace sentir todavía más incómoda.

Adara Molinero ha aprovechado el vídeo para mostrar que tiene marcas de la pintura de la operación todavía y aún sigue sangrando un poco. A pesar de que está siendo más duro de lo que pensaba, Adara reconoce que está muy contenta. “Me da igual, lo importante y lo principal es recuperarme y todavía no me puedo duchar entera, porque no ha sido una operación de pecho normal. Había que arregla muchas cosas y es complicada y la recuperación pues también lo es”.

Ya que estaba, Adara ha querido aprovecha la ocasión para agradecer a su madre todo el apoyo que le estaba dando en estos momentos, ya Elena no se separa de su hija en ningún momento: “Mi madre me ayuda con todo, me da de comer, me incorpora ella, me ayuda a ir al baño. Todo”. Sin duda, ambas vuelven a demostrar lo unidas que están, en lo bueno y en lo malo.

 

 

Te puede interesar