domingo, 26 de septiembre de 2021

Las redes exigen la retirada de Hormigas Blancas por abusar del morbo

La muerte de Alex Lequio copó practicamente todo el programa de Carlota Corredera


Las redes exigen la retirada de Hormigas Blancas por abusar del morbo
  • whatsapp
  • linkedin

La vuelta de Hormigas Blancas, trece años después de su estreno ha supuesto un varapalo, al menos en lo que a crítica se refiere. Carlota Corredera se estrenaba con un especial sobre Ana Obregón, quien recientemente perdió a su hijo Alex Lequio, víctima del cáncer. Los colaboradores también destacaron por sus formas y por meter el dedo en asuntos que resultaban desagradables para el espectador. En Twitter, todo eran críticas por haber aprovechado el fallecimiento del joven y emitir un documental de su madre como excusa. Terelu Campos, Jimmy Giménez Arnau, Belén Esteban y Euprepio Padula fueron los colaboradores y contaron con Nuria Marín como co-presentadora.

Las cosas buenas: Nuria Marín y Terelu Campos

La ex de Cazamariposas no había cosechado las mejores opiniones sobre su trabajo tras emular a Lara Álvarez en el reality "La Casa Fuerte". Sin embargo, aquí ha demostrado que sabe conducir y que su condición como periodista le permite rotar por todo tipo de formatos. De ella fue la iniciativa #vaportiana, uno de los pocos aciertos de la noche para mostrar el apoyo a Ana Obregón.

Terelu Campos se comió al resto de colaboradores y a la presentadora principal. Ella viene de hacer un programa similar en Telemadrid llamado "Huellas de Elefante". Está acostumbrada a hacer esto y sabe como realizarlo. Sus comentarios mesurados y acertados a partes iguales no cayeron en el morbo o el sensacionalismo barato, algo que Hormigas Blancas trató de ocultar con una dosis de almíbar.

Lo malo: los contenidos, la presentadora y el resto de colaboradores

El Hormigas Blancas de 2020 no tiene nada que ver con el original. De hecho, es un mal refrito de los anteriores con otra voz y actualizando las partes más escandalosas. Dicho esto, Lazos de Sangre le da mil vueltas en ese sentido y supone el verdadero heredero de este género. Aquí se da prioridad al debate, un coloquio donde como no se puede decir nada nuevo, solo sacan el extremo más morboso, en este caso la larga enfermedad de Alex Lequio.

Carlota Corredera, oliéndose esto, se cubrió las espaldas afirmando que era un homenaje y añadiendo azúcar a cada video que salía pero a los espectadores es dificil engañarlos. Jimmy Giménez Arnau fue como amigo de Alessandro Lequio y su aportación fue mínima. Belén Esteban se cargó de un plumazo la faceta profesional de Ana afirmando que ella se quedaba con su figura de madre. Finalmente, Euprepio Padula, comentarista político, acudió en calidad de amigo de Antonia Dell'atte y aunque fue uno de los más acertados; mucha gente se preguntaba para que fue ahí.

La brutal respuesta de las redes sociales

Hormigas Blancas no pasó desapercibido para la audiencia y lideró una noche con un triste 13'1% de share, una cuota paupérrima insuficiente para parar las críticas sobre un programa enlatado e innecesario que poco tiene que ver con el que hacía Jorge Javier Vázquez. Algo más de calidad en el documental, un debate un poco más serio y mejor selección de los contenidos serían algunas de las recomendaciones. Mientras tanto, Twitter hizo su trabajo y calificó a los creadores del formato, entre otras lindezas, como miserables.

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar