martes, 28 de septiembre de 2021

Denuncian a Arévalo tras denigrar a Pablo Iglesias y Errejón

El humorista, amigo de Bertín Osborne, sometido a una campaña de desprestigio tras criticar al Gobierno de España


Denuncian a Arévalo tras denigrar a Pablo Iglesias y Errejón
  • whatsapp
  • linkedin

No corren buenos tiempos para el humor. Que se lo digan a Paco Arévalo, el mítico humorista, quien desde la red social Twitter se ha convertido en uno de los principales azotes contra el gobierno y, especialmente, los miembros de Podemos. Pablo Iglesias e Iñigo Errejón han sido sus principales víctimas y, ahora, afronta unas consecuencias y una persecución digna de película.

Arévalo, el humorista politicamente incorrecto

No cabe duda que el humor ha cambiado desde hace unas décadas. Lo que hacía gracia entonces, hoy resulta bochornoso. Sin embargo, hay comediantes que siguen proclamando ese estilo antiguo que los hizo famosos. Arévalo es precisamente uno de esos artistas cuyo humor de entonces resulta hoy incomprensible para las nuevas generaciones. El rey de las cintas de cassette con chistes que se escuchaban en el coche gano especial popularidad por sus parodias sobre "tartamudos" y chistes sobre homosexuales. Un humor zafio y vulgar que triunfó en la década de los 70 y los 80 y se fue diluyendo en los 90. El valenciano, nieto del "bombero torero" original cambió de registro y suavizó sus gracias llegando a participar en numerosos programas de la etapa de las Mamachicho en Telecinco. Además, potenció su faceta de actor en varias series de los 90. Sus últimos trabajos televisivos destacable fueron "Arevalo y Cía" donde protagonizaba crédito con una emergente Malena Gracia y "Vive el verano" donde compartía labores de presentación con una jovencísima Paulina Rubio antes de triunfar como cantante. Ambos programas fueron, en su momento, destrozados por la crítica televisiva por su baja calidad, machismo y las múltiples groserías. En la década de los 2000, semiretirado participó en un reality "La Granja" donde sorprendió a todo el mundo y salió con una imagen reforzada. Sus últimos pasos fueron con el polémico Bertín Osborne, su "hermanito", con el que protagonizó varias controversias.

Bertín Osborne arrastra a Arévalo hacia el mundo de la política

Con una obra de teatro exitosa, Bertín Osborne y Arévalo se convirtieron en un dúo cómico que sorprendió a todo el mundo. No obstante, colaboradores de Sálvame como Jesús Manuel Ruiz reprocharon el rubor que provocaba en el público determinadas gracias. Su paseo teatral con el colaborador de Viva la Vida le llevó a pisar platós de cadenas como 13TV o Intereconomía donde le hostigaban a preguntas para que se mojase en política. En aquel entonces, el humorista prefería ser diplomático y mantenerse al margen desmarcándose de las opiniones de su compañero. Pasado un tiempo, tras haber protagonizado una sonada bronca con el cantante por subir a Twitter una foto grupal con el rey emérito Juan Carlos I, el valenciano denunció ser objeto de una campaña política. Tardaron más de un año en hacer las paces e incluso se dedicó a colaborar como "chófer" en Mi casa es la Tuya, pero si por algo ha destacado en estos años es por su actividad en redes sociales donde, desde hace algún tiempo, está realizando una serie de ataques a los partidos de izquierda. Podemos y PSOE son blanco diario de críticas y sus líderes sus objetivos principales, lo que le ha traído encima una dura campaña de descrédito.

Arévalo es denunciado tras sus insultos Pablo Iglesias e Iñigo Errejón

Muchos de sus seguidores en redes llevan reaccionando no precisamente de forma positiva a sus últimas publicaciones. El extraño humor de Arévalo ha herido a más de una persona acusándolo de reirse de las víctimas de la pandemia y de sus familias. Probablemente esa no sea su intención pero no ayuda tampoco tener al vicepresidente del Gobierno y al lider de Más Madrid así como a Pedro Sánchez en el punto de mira. La publicación que más ha llamado la atención es una donde les vincula a la organización terrorista ETA y les acusa de "no amar a España".

Las reacciones no se han hecho esperar y son del todo negativas. El humorista lleva recibiendo insultos y amenazas de denuncia y ya existen muchos twitteros que afirman haberle reportado por incitación al odio. "Eres una marioneta de VOX", "Que bajo has caído" o "Que se puede esperar de la mascota de Bertín Osborne" son solo algunas de las severas reprensiones que ha tenido el artista. Por si eso fuera poco, seguir a figuras como Jose Manuel Soto, Juan José Padilla, Cristina Seguí, Javier Negre o Alfonso Merlos también ha sido el blanco de los reproches de varios de sus seguidores quienes le exigen "que vuelva a ser el de antes". Él por su parte, afirma que todo se trata de una persecución por parte de la izquierda a quien no le gustan sus opiniones. Ponerse cabezón en este tema no le va a ayudar y es muy probable que el comediante se meta en un lío gordo pues ya no es ese señor entrañable que hacía las delicias de quienes escuchaban sus ocurrencias. Aún así, cuenta con apoyos externos a la política como Carmen Alcayde, Juan Múñoz (Cruz y Raya) o la propia Malena Gracia quienes destacan su faceta humana y lo califican de entrañable. 

  • whatsapp
  • linkedin
Autor

Enrique Erre

Te puede interesar