martes, 27 de julio de 2021

Supervivientes 2020: Yiya se enferma del estómago en Cayo Paloma

Una imprudencia alimenticia de la extremeña casi le cuesta su permanencia en la isla


Supervivientes 2020: Yiya se enferma del estómago en Cayo Paloma
  • whatsapp
  • linkedin

Por una imprudencia en la isla, Yiya le ha dado un buen susto a sus compañeros del reality Supervivientes 2020. La extremeña se ha comido una planta que encontró en la playa, Cayo Paloma.

Sin nada de suerte en la pesca y con muchísima hambre, Yiya se encontró una especie de tubérculo en la isla con aspecto comestibles, que por su forma y color daba el aspecto de un puerro o una cebolla.

Sin dudarlo, la superviviente lo troceó y luego lo puso al fuego para saltearlo en la sartén.

Emocionada y algo egoísta decía: “Parecen dos lechugas comibles. Como esté bueno, no voy a desvelar el secreto", mientras tanto, sus compañeros no se atrevían a probar las sospechosas raíces sospechosas de Yiya. Una vez terminada la preparación, vorazmente, Yiya engulló todo el tubérculo: ante el comentario de Fani: "está agrio”.

Al cabo de un rato de haber terminado el festín, empezó a sentirse mal del estómago y comenzó a vomitar, generando preocupación en todos sus compañeros.

Muy desmejorada y con muchísimas náuseas se vio obligada a tumbarse bajo la sombra de una palmera mientras el resto de sus compañeros le ofrecían agua. Finalmente, que poco a poco fue encontrando mejoría.

La mala experiencia de Yiya, no es la primera en la que un concursante pone en riesgo su salud tratando de alimentarse, pues un par de semanas atrás Albert Barranco y Jaime Ferre no pudieron soportar el hambre y optaron por comerse unas lapas malolientes y en mal estado.

Afortunadamente, los chicos no tuvieron ninguna consecuencia luego de comer aquel desagradable entremés, a diferencia de Yiya a quien ha podido costarle caro esta fallida experiencia culinaria.

Definitivamente, Yiya no ha salido muy beneficiada con sus intentos de pesca y la escasez de comida ha hecho que los supervivientes deban racionar muy bien sus alimentos, por lo que la extremeña no la está pasando muy bien, lo cual queda claro ante su evidente pérdida de peso.

Autor

VecoVet

Te puede interesar