domingo, 25 de julio de 2021

Iker Jiménez se hace valer ante quienes le llamaron alarmista

El presentador de Cuarto Milenio ha concedido una entrevista tras ser el primer periodista en alertar sobre la pandemia


Iker Jiménez se hace valer ante quienes le llamaron alarmista
  • whatsapp
  • linkedin

El tiempo pone todo en su lugar. Esto ha debido pensar Iker Jiménez cuando dio la noticia de un virus letal que iba a cambiar el mundo y convertirse en el principal tema de 2020. La información dada en Cuarto Milenio pasó en su momento desapercibida y cuando surgió la crisis en Wuhan, muchos periodistas compañeros de uno y otro lado minimizaban y restaban importancia al tema que Iker trató en uno de sus programas ya en Enero. Ahora, el marido de Carmen Porter ha dado una entrevista a un conocido periódico nacional donde ha demostrado que su prestigio sigue intacto. 

Iker Jiménez, el verso suelto de Mediaset

Desde hace varias temporadas, Iker Jiménez está destacando en en Mediaset por ofrecer información alternativa y mantener un tono más contundente en sus informaciones. Esta última temporada, que se ha visto interrumpida por la situación en España, comenzó tocando uno de los temas más sensibles en los medios: el caso Alcasser. Su entrevista a Fernando García (padre de Miriam) y su homenaje a Juan Ignacio Blanco desde un punto de vista informativo abrió muchas heridas. El productor del documental de Netflix, Ramón Campos, no dudó en arremeter contra el periodista y su programa y calificarlo de "telebasura"; sin embargo, el aplauso del público fue unánime (algo que no se suele dar en redes) y batió record de audiencia tras ser uno de los temas más aclamados por los espectadores. Pero Cuarto Milenio siguió con el asunto de los misterios "resueltos" que para una gran parte de los ciudadanos sigue sin resolver. El asunto del niño pintor de Málaga también contó con un bloque dedicado en el que se abrió la puerta a nuevas pistas. Con 2020 recién empezado, Iker y uno de sus colaboradores, Enrique de Vicente, alertaban sobre un virus surgido en China que podría ser peligroso y una vez más, era vilipendiado por determinados "profesionales" del sector que lo acusaban, una vez más, de difundir información falsa.

Ajuste de cuentas con los periodistas que le desmentían

Se ha dado un caso bastante curioso y es que de todos los profesionales que atacaron a Iker Jiménez y se burlaron de su investigación; no han sido la competencia (Ana Pastor, Ferreras, ...) los más duros contra su discurso, sino sus propios compañeros de cadena. Cuatro, al contrario que Telecinco, es algo reacio a potenciar sinergias y por eso, apenas vemos interacción entre sus programas. Risto Mejide, con su habitual humor, quiso menospreciar el mensaje de Cuarto Milenio (aunque hay que aclarar que más tarde que pronto reconocieron que metieron la pata con la mofa sobre el programa de misterio) aludiendo a las muchas teorias de la conspiración y bulos con los que están acostumbrados a tratar en Todo es Mentira. El caso más raro ha venido de la mano de Ana Rosa Quintana, quien ha llegado a ser la productora de Iker, pues las primeras informaciones sobre la bacteria fueron vilipendiadas por ella y sus colaboradores. Eduardo Inda, Cruz Morcillo o Ana Terradillos (de diferentes posiciones ideológicas) quitaban peso a la información dada e incluso disculpaban el papel de los políticos antes de decretarse la cuarentena, alabando su responsabilidad por no generar alarma. El tiempo los desmintió a todos.

La conspiración de la cancelación de Cuarto Milenio

Decretado el estado de alarma, la televisión se fue a servicios mínimos, aunque eso no ha supuesto la desaparición de programas como Supervivientes o Sálvame. El que sí desapareció de la parrilla casi por arte de magia ha sido Cuarto Milenio. Muchos vieron en este movimiento una especie de presión política. Hay que recordar que políticos como Santiago Abascal de VOX fue uno de los pocos representantes públicos que en un acto de su partido quiso mostrar poder ante las informaciones que alertaban de un virus, haciendo referencia explícita a Iker Jiménez. Cuando fue diagnosticado por COVID-19, además de no disculparse ante el periodista, viró su discurso contra Pedro Sánchez y Pablo Iglesias acusándoles de lo que el mismo había hecho. Esa animadversión hacia el que alzó la voz de alarma podría haber sido la causa de la cancelación de Cuarto Milenio; pero no. Iker lo ha explicado perfectamente a su jefe Paolo Vasile que su programa ahora mismo no es imprescindible y que prefiere evitar poner a su equipo en riesgo. Sin duda, una medida ejemplar a la que bien se podrían plegar otros compañeros cuya información sesgada o manipulada con el único objetivo de lograr beneficio está siendo ampliamente criticada.

El mensaje de Iker a Ana Pastor y otros compañeros

Si por algo se ha destacado Iker Jiménez ha sido por impregnar de veracidad, seriedad y profesionalismo su trabajo. En la profesión se ha hecho un hueco por ser un gran periodista y mejor persona. Sin embargo, desde que hizo pública aquella información todo fueron ataques hasta el maldito 13 de marzo (fecha en la que se estableció la cuarentena). Una de las comparaciones más odiosas fue con su rival en la noche de los domingos: Ana Pastor. Según Iker, la prensa tituló de manera agresiva con duras acusaciones su investigación y le intentó confrontar con la periodista de La Sexta, cuyos contenidos no tienen nada que ver y suponen un aire fresco en la programación de las noches de los domingos. De aquellos momentos recuerda algo por lo que ha sido fuertemente censurado, la teoría de conspiración de los polos ideológicos por lo que todo tiene que ser blanco o negro. En sus críticas no deja a nadie fuera y no solo incluye la manifestación del 8-M sino el mitin populista de VOX el mismo día, los partidos de futbol o el concierto de Isabel Pantoja ese mismo fin de semana. Por último, afirma que no se considera un héroe (una definición con muy mala baba dada por algunos de sus colegas) y que sus propios compañeros de cadena se reían ante los avisos que él les venía dando a título personal. Si hay que buscar responsables Iker Jiménez lo tiene claro: China no está siendo todo lo sincera que debería ser y la clase política no está a la altura de los acontecimientos y esto no se reduce unicamente a España. Ha tardado, pero el vasco ha podido resarcirse tras dos meses de ruido y furia donde la verdad y el tiempo lo ha coronado como uno de los periodistas con más prestigio y veracidad del país.

Autor

Enrique Erre

Te puede interesar