viernes, 16 de abril de 2021

Gianmarco revela los fuertes problemas de convivencia con Adara

Gianmarco Onestini revela que su relación no era tan perfecta como mostraban en público, y habla de los fuertes problemas de convivencia que tuvo con Adara


Gianmarco revela los fuertes problemas de convivencia con Adara
  • whatsapp
  • linkedin

Gianmarco Onestini da un paso más allá y cuenta en exclusiva los secretos más incómodos y oscuros de una convivencia marcada por el "difícil" carácter de la ganadora de 'GH VIP 7".

"No todo era perfecto"

"No era todo perfecto, había momentos mejores y peores", arranca Gianmarco en la descripción del día a día de su relación. Gestos cómplices, sonrisas y miradas de enamorados, besos como si fueran los últimos... Su relación estaba lleno de todo esto, pero en todas partes cuecen habas y, alejados de los focos de los platós, de la fantasía de veinticuatro horas al día ideada por los guionistas de un reality, la vida real les recordaba que después de "y comieron perdices" viene lo que muchas parejas no acaban superando: la rutina.

"Era muy difícil hablar con ella"

Aquellas 'imperfecciones' que encontraban irresistibles en otro contexto, como la capacidad para discutir de la que tuvieron que echar mano para 'sobrevivir' a las tensiones dentro de la casa de 'GH VIP', se acaban convirtiendo en un obstáculo para la armonía del hogar que compartían. "Era muy difícil hablar con ella. Si yo tenía otra opinión, no lo llevaba bien. (...) Habla poco y se enfada mucho", cuenta Gianmarco.

Las 'dos' Adaras

A los fuertes celos de Adara por las amistades y contactos de Gianmarco y la relación que iniciaba en Honduras su ex, Hugo Sierra, con Ivana Icardi, se añadía su carácter frío y distante en la convivencia, y su poca predisposición a hablar y aliviar los roces típicos de una pareja que se está conociendo demasiado rápido y en una situación extraordinaria. "Ella iba muy a su aire. Era más cariñosa delante de las cámaras, sin ellas era más fría; no me sentía tan querido", subraya el ganador de 'El tiempo del descuento'.

Reconciliaciones llenas de pasión

No solo le dejaba perplejo este aspecto desconocido de su novia, sino que le hacía "sufrir", sobre todo, cuando se lo comentaba: "Ella se enfadaba, me decía que no era así. En la intimidad, es muy fría. Es menos emotiva". La reconciliación era pasional e intensa, y después de sus peleas de enamorados acababan en la cama, haciendo el amor. Sin embargo, Gianmarco cuenta que las tensiones se arreglaban porque él cedía y buscaba la manera de hacer las paces: "Estábamos un día entero sin hablarnos, por la noche cuando nos tumbábamos en la cama, yo la abrazaba".

Autor

Malila

Te puede interesar