sábado, 10 de abril de 2021

Mediaset declara la guerra a VOX tras la difusión de falsedades

Jorge Javier Vázquez, Risto Mejide, Pedro Piqueras y Ángeles Blanco entre los afectados por los bulos de ese partido


Mediaset declara la guerra a VOX tras la difusión de falsedades
  • whatsapp
  • linkedin

Hace unos días comentabamos el bulo de la separación entre Pablo Iglesias e Irene Montero. Si bien explicamos que todo venía por parte de la caverna mediática, no habíamos señalado a un o unos culpables directos. Ahora, más allá del mundo de la política, las mentiras han llegado a salpicar a los rostros más famosos del grupo de comunicación Mediaset. Varios de sus rostros se han visto salpicados por una serie de informaciones manipuladas a las que se han visto obligados a plantar cara apuntado unos responsable muy directos: el partido de extrema derecha VOX.

Jorge Javier Vázquez y el video de los ancianos







El primero en alzar la voz ha sido el presentador de Sálvame. Considerado la estrella principal de Mediaset junto a su compañera Paz Padilla (ambos son los que más proyectos suman en Telecinco), el catalán ha sido protagonista de un video en redes sociales de hace varios años donde arremetía contra la gente mayor. El conductor principal de Supervivientes se defendió argumentando que estaba fuera de contexto. Lo cierto es que las palabras son las que son, pero la discusión general que no recoge el video es que estaba denunciando una situación de acoso en redes sociales. Determinadas cuentas de gente de avanzada edad, posiblemente bots, se estaban dedicando a insultarle por su condición sexual y sus mensajes de tolerancia. Estos usuarios tenían un historial en sus cuentas de adoración a VOX y odio africano hacia Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Luego no, en ese video Jorge Javier Vázquez no se reía de las personas de la tercera edad; en realidad, estaba atacando un mal uso de la tecnología por parte de unas personas que lo estaban destrozando a base de intolerancia. Jorge Javier ya ha denunciado dos veces la situación de manipulación en estos días y en su última intervención desveló que todo venía por parte de VOX y que iba a tomar medidas con sus abogados por una clara incitación al odio.







Risto Mejide enemigo a batir tras desmentir los bulos

El siguiente en la lista es alguien que tampoco pasa desapercibido por sus opiniones: Risto Mejide. Su programa Todo es Mentira se ganó el hostigamiento de la derecha mediática tras destapar las falacias de Eduardo Inda y su diario. Aunque el publicista siempre ha intentado dar paso a todas las opciones políticas, lo cierto es que muchos han visto un altavoz de la izquierda por varios de sus colaboradores como Marta Flich o Antonio Castelo. El ataque no ha sido al formato de Mediaset en sí por desmentir muchos de los bulos a los que está acostumbrando la pandemia, sino a su pareja y madre de su hijo Laura Escanes. Aunque la influencer acumula críticas normales dentro del contexto de las redes; lo cierto es que una serie de andanadas han ido más allá de juzgarla como madre o "mujer de". Aprovechando la coyuntura machista, la youtuber se ha tenido que enfrentar a un aspecto tan íntimo como no dar la lactancia a su bebé y utilizar un método donde el bebé escoge el alimento que desea tomar. Esta innovadora metodología de nutrición ha sido la excusa para que cientos de cuentas cuestionen el papel parental de la pareja. Todo por la tira diaria de Cuatro desmintiendo todas las informaciones de la derecha más cavernaria. VOX ha recibido críticas por la difusión de estos bulos, no solo del lado contrario sino también del fuego amigo. Fedérico Jiménez Losantos era una de las personas que dedicaba un tramo de su programa de radio para hablar de la falsa separación de Pablo Iglesias e Irene Montero a la vez que propinaba una regañina a Santiago Abascal y los suyos y les recomendaba no seguir, sino querían que se les conociese por sus mentiras. Ver para creer.

Informativos Telecinco también en el disparadero de las injurias

El director de los servicios informativos de Mediaset, Pedro Piqueras, también ha sido víctima de la infame campaña de calumnias. Aunque sus ediciones se destacan por mantener distintas líneas editoriales; lo cierto es que muchos han alabado su papel en estos días por ser cercanos a la sociedad y tratar información importante con menos subjetividad que algunos de sus rivales. El caso es que Piqueras fue uno de los que se ausentó de su trabajo en cuanto se decretó la cuarentena. No fue hasta semanas después cuando se reincorporó; eso sí, envuelto en la polémica creada por "patriotas" de las redes que se dedicaron a difundir que "el manipulador de Mediaset se estaba muriendo de coronavirus". Literal. Su compañera Isabel Jiménez y otros miembros de la plantilla tuvieron que desmentir en redes esos bulos que solo eran una respuesta a las veces que VOX había sido retratado en los informativos de la cadena. Pero hay más. Ángeles Blanco, presentadora de las ediciones de los fines de semana, fue la protagonista de otro video manipulado donde parecía alegrarse de las muertes en Alemania; un país que sigue en la picota y en la sombra de la sospecha por sus peculiares estadísticas de contagio y muertes. Un "gracias a Dios" se oía en un video donde realmente decía "gracias Darío", haciendo referencia a Darío Menor, el reportero que había realizado la pieza sobre el país germano.  Por cierto, una de las personas que hizo viral el video fue el subinspector de la policía reconvertido en colaborador de tertulias políticas como "todólogo": Alfredo Perdiguero.

El extraño caso de Ana Rosa Quintana

Si hay alguien que se libra en todo esto de ser señalada, esa es Ana Rosa Quintana y los programas de su productora: Ya es Mediodía, Viva la vida y Cuatro al día. Los tres programas han mostrado una postura ofensiva contra el gobierno, no dudando en hacerse eco de gente que desea figurar aprovechando el confinamiento. Uno de esos ejemplos fue cuando Quintana entrevistaba a un supuesto fabricante de mascarillas "despreciado" por el gobierno, que luego se demostró que no era verdad. Además, el uso de la alarma social y el morbo para generar audiencia se está haciendo patente. En un tiempo de busqueda de culpables la prudencia brilla por su ausencia y si bien, ha existido una crítica generalizada a la oposición por intentar sacar réditos políticos; Ana Rosa ha preferido fijar la vista en Pedro Sánchez y su equipo con el objetivo de generar inseguridad y seguir los idearios de la derecha, por cierto tambaleante y sin rumbo durante este mes de cuarentena. A muchos televidentes les parece muy curioso que por las mañanas se diga una cosa y luego Todo es Mentira diga otra. Risto Mejide no ha dudado en desmarcarse y denunciar lo que él cree injusto; lo que le ha llevado a diferentes enfrentamientos con la periodista. Algunos de esos casos son todo lo que rodeaba al Comisario Villarejo (el marido de Ana Rosa estaría implicado), el fichaje del polémico Javier Negre, que ambos compartían hasta que demostraron su invención de una noticia; o la línea ideológica general. Con un panorama tan dividido, la guerra civil en Mediaset esta montada y esta vez no es cuestión de productoras o de formatos, se trata de absolutos bulos injuriosos contra los presentadores más famosos de esa cadena.







Autor

Enrique Erre

Te puede interesar