miércoles, 12 de mayo de 2021

María Teresa Campos reacciona al caro "retoque" de su nieta

Alejandra Rubio Borrego se ha gastado casi 1000 euros en cambiar su cara


María Teresa Campos reacciona al caro "retoque" de su nieta
  • whatsapp
  • linkedin

Parece que la nieta de Maria Teresa Campos, Alejandra Rubio, no está dispuesta a quedarse en el banquillo del anonimato. Su incursión en televisión ha arrastrado muchas críticas a favor y en contra pero la estudiante de derecho lo lleva en los genes y no va a renunciar al sueño de la popularidad. Ahora, se filtra una información sobre una operación estética que de seguro no ha hecho mucha gracia a su abuela.

Alejandra Rubio ficha por Viva la Vida y aprovecha para cambiar su cara

Aunque hace solo una semana se especulaba con su despido de Mediaset, el flamante fichaje de Maria Teresa Campos ha devuelto a primera línea a Alejandra Rubio. Como sustituta de su madre, acompañó a Emma García en Viva la Vida. Alejandra Rubio (19 años) sabe que la imagen en televisión es fundamental y por tanto, tal y como han hecho otros rostros de Telecinco como María Patiño o Belén Esteban se ha puesto en manos del cirujano.

Sabiendo que está en el ojo de la polémica y que muchos esperan que hable como su relación con Rocío Flores por la relación de hermandad entre su madre Terelu y Rocío Carrasco; la menor del matriarcado ha decidido ponerse en manos de la clínica de Lola Sopeña. Esta profesional también es conocida en el medio por haber sido la defensora en GH VIP de Elettra Lamborghini y un solo vistazo a su Instagram nos dice que se mueve como un pez en todo el universo Mediaset.

Aunque apenas ha cumplido la mayoría de edad, Alejandra se ha afilado el rostro aún más lo que ha extrañado a la audiencia. El capricho estético le ha costado unos 400 euros y consiste en una infiltración de hidroxiapatita cálcica. A esto hay que sumarle un tratamiento en la piel para lucir más brillante y una bioestimulación en las plaquetas de la sangre para darle un tono más vivaz. Otros 300 euros.

Dicen que a rey muerto, rey puesto y su ruptura con Álvaro Lobo le ha supuesto un salto mediático tal y como lo ha hecho toda su familia. Su abuela, Maria Teresa Campos sin embargo, no ha puesto resistencia al cambio de cara de su nieta y estaría muy contenta con el resultado.

Autor

Enrique Erre

Te puede interesar