contador web

INTERNACIONAL | LOS MÁS BUSCADOS DE EUROPOL (1)

El húngaro que robó 1.282 millones de euros a 2 chinos que viajan por Budapest, en 2014

Por EDURNE GARCÍA ORDÓÑEZ. 06/02/2019

La lista se actualiza cada año y pone rostro a los 53 perseguidos en Europa, por crímenes, secuestros, narcotráfico… Son los huidos; algunos con recompensas de 100.000 euros.

  • Plank Zoltán, la furgoneta y el Volvo estrellado (foto: hirpress.hu).
    Plank Zoltán, la furgoneta y el Volvo estrellado (foto: hirpress.hu).
  • Ante la casa de una de las víctimas: crónica de Krisztina Huszár para 24.hu.
    Ante la casa de una de las víctimas: crónica de Krisztina Huszár para 24.hu.
Plank Zoltán
Los más buscados de Europol

Hay más de medio centenar de perseguidos por Europol, entre los que está el famoso español, El Anchoa o Mario (Diego Moreno Jiménez) y otros 52. Dar con su paradero tiene recompensas de 5.000, 10.000 y hasta 100.000 euros. Se les persigue por asesinatos, estafas, robos, venta de drogas, falsedad documental, violencia, tenencia de armas sin permiso…

Entre ellos, hay quienes protagonizan sucesos que confirman que la realidad supera la ficción de cualquier telefilme de acción que se precie, ¿o no?

Es raro que, a estas alturas, el húngaro Plank Zoltán de 50 años (1967), no sea el personaje de algún largometraje que refleje sus golpes más sonados. Porque, ¿dónde está? y ¿qué aspecto tiene hoy? Es una incógnita que tratan de resolver centenares de investigadores, desde Hungría a España, pasando por cualquier rincón del planeta que le haya seducido lo suficiente como para echar raíces, y donde pase desapercibido desde hace, al menos, 4 años.

A Plank Zoltán se les busca desde el 29 de septiembre de 2014, cuando con otros 3 compinches, a bordo de una furgoneta blanca alquilada, y ocultos con pasamontañas, abordan un vehículo (Volvo), que circula por la calle Újlak del distrito XVII, de Budapest (Hungría). Eran sobre las 06:30h cuando se cruzaron ante el coche para impedirle su trayectoria, en el que van el conductor y un pasajero. Las víctimas sufren el ataque de un gas, que les anula cualquier maniobra de defensa durante un rato; el suficiente para ser maniatados, mientras sus atacantes sacan del coche unas bolsas pesadas que meten en la furgoneta y emprenden la huida.

Las víctimas no se dan por vencidos, porque conocen el valioso contenido de las bolsas. Los dos pasajeros logran zafarse de sus ataduras y comienzan a perseguir a los ladrones por las calles de la ciudad cuando ya casi amanece. Entre los ocupantes de los dos vehículos se inicia un tiroteo durante largo rato, que no achanta a las víctimas que continúan tras ellos en el Volvo, hasta que el automóvil se estrella contra un árbol en la zona de Pest Road.

Plank Zoltán y sus colegas se han hecho con un botín de 465 millones de HUF (1.282 millones de euros), con el que huyen en la furgoneta; el dinero proviene de los negocios de tiendas de ropa y restaurantes que las víctimas, todas chinas, tienen en el país. Mientas que los 2 chinos atacados se recuperan de la situación, aunque ninguno presenta heridas graves, los atracadores ya han cambiado la furgoneta blanca por dos coches en los que dividen el dinero y desaparecen.

Esta tremenda persecución y atraco, que se traduce en un escándalo nacional, ocurre en las primeras luces del 29 de septiembre; poco después, la Policía encuentra uno de los vehículos en el condado de Pest y el otro en el condado de Komárom-Esztergom. A su vez, agentes del Departamento de Cremaciones del BRFK identifican a tres hombres.

Los sospechosos son Gábor Sz., residente de Székesfehérvár, de 33 años, al que arrestan el 3 de octubre del mismo 2014; Miklós B. Székesfehérvár, de 56 años, y Kápolnásnásnyék, de Bal., de 20 años, a los que apresan al día siguiente, 4 de octubre. Sólo falta uno de los atacantes: Zoltán Plank, residente de Székesfehérvár (a unos 65 km al suroeste de Budapest), de 47 años, identificado por el Departamento de Robos de BRFK.

Una semana después, el 10 de octubre, la crónica de la periodista Krisztina Huszár, narra que ha encontrado el domicilio de Blikk, uno de los 2 chinos asaltados, donde viven 3 hombres, una mujer y 2 niños. La mujer le dice a la reportera que las víctimas están escondidas por miedo a un nuevo ataque, y les cuenta que fueron secuestrados por hombres armados en el distrito XVII Budapest. “la mujer tiene un gran corte de cuchillo en el rostro”, relata en su artículo. La entrevistada insiste en que los hombres que vivían en el apartamento se habían trasladado a un lugar seguro, al día siguiente de ser atracados.

“Nunca he visto al hombre que la policía está buscando, nunca en mi vida”, dice la mujer, quien añade que está con su hijo, que no trabaja y que no ve a demasiada gente, cuando le enseñan la fotografía de Plank Zoltán. El único dato que aporta es que las víctimas siempre usaban coches distintos: un todoterreno Audi Q7; un BMW X5; un todoterreno Chevrolet y el Volvo con el que chocaron.

Quizás el asalto parte de un incidente anterior, en el que se involucra a Plank Zoltán y que ocurrió casi un mes antes: el 25 de agosto, cuando abordan a un hombre cuando sale de su casa. A la víctima le ponen un cuchillo en la garganta para que les diera ¿información sobre cuándo y por dónde iban a trasportar los chinos el dinero?, quizás. Lo cierto es que a este hombre le apuñalaron hasta la muerte, le dejaron tirado en el suelo y se marcharon, en la convicción de que estaba muerto. Sin embargo, sobrevivió.

Los investigadores señalan que ésta víctima es un ex colaborador de la banda, por lo que posiblemente quisieron ajustar cuentas, porque se montó su propio chiringuito de seguridad personal a los chinos y otros empresarios, y quizás tenía información del día y la hora en que se iba a mover el dinero que se convirtió en un buen botín para la banda de Plank Zoltán. Sea como sea, a día de hoy, éste húngaro, al que probablemente le gusten las zonas soleadas del Mediterráneo, está en busca y captura internacional. Él, es uno de los 53 más perseguidos por Europol.

NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar