domingo, 18 de abril de 2021

Rita Barberá no murió de un infarto

La cirrosis hepática que sufría fue lo que acabó con la vida de la ex alcaldesa de Valencia.


Rita Barberá no murió de un infarto
  • whatsapp
  • linkedin

Rita Barberá falleció por una grave cirrosis hepática que le provocó un “fallo multiorgánico”. Según el diario ‘El Mundo’, la ex alcaldesa de Valencia tenía un grave problema de cirrosis que le provocó la muerte.
El pasado miércoles 23 de noviembre, la ex alcaldesa de Valencia Rita Barberá, fallecía en el hotel Villa Real a los 68 años de edad, según se habló en un primer momento a causa de un infarto.

Informe de la autopsia

Hoy, la editorial de El Mundo ha tenido acceso al informe de la autopsia en el que se declara que el infarto no fue la causa original de su muerte, sino que la veterana dirigente del PP valenciano tenía una grave enfermedad hepática que es lo que le habría provocado el fallo cardíaco. Según declaran fuentes del rotativo, “tenía un grave problema de cirrosis que era irreversible y que fue uno de los detonantes principales de su muerte”.

Ahora, después de la autopsia se ponen de nuevo de actualidad las acusaciones de algunos miembros del PP como las del portavoz parlamentario, Rafael Hernando, que alegaban que Barberá sufría un “linchamiento y las hienas siguieron mordiéndola”, refiriéndose a algunos medios de comunicación televisivos, y que por eso su corazón no aguantó tanta presión.

Te puede interesar