miércoles, 12 de mayo de 2021

La tensa cena en la que el Rey y el Gobierno se reencontraron con los independentistas

Tras faltar al besamanos, Ada Colau y Roger Torrent sí asistieron a la cena de gala en la que participaba el Rey. Torrent lució un lazo amarillo y evitó, en todo momento, a Felipe VI.


La tensa cena en la que el Rey y el Gobierno se reencontraron con los independentistas
  • whatsapp
  • linkedin

El Mobile World Congress que se celebra estos días en Barcelona ha vuelto a poner de manifiesto las tensiones que existen entre las instituciones nacionales y las autoridades catalanas. Esa tensión se dejó notar especialmente ayer, cuando Ada Colau y Roger Torrent participaron en la cena de gala del Mobile World Congress, a la que asistieron también el Rey Felipe y la vicepresidenta del Gobierno.

Sin embargo, la mala relación se dejó notar horas antes, cuando Felipe VI asistió a la inauguración del evento. Tras el acto, se produjo el tradicional besamanos, en el que estuvieron presentes los organizadores del Mobile World Congress, pero no las autoridades catalanas. Ni la alcaldesa de Barcelona ni el presidente del Parlamento catalán se presentaron. Fue, según han dicho, su forma de protestar por el discurso que Felipe VI emitió tras el 1 de Octubre.

Pese a no haber querido estar durante el día, Colau y Torrent sí asistieron a la cena de gala preparada por la organización del Congreso. Allí volvieron a darse momentos de tensión, que pudieron se captados por las cámaras. Y es que Torrent desafió al Rey y al Gobierno presentándose en la cena con el lazo amarillo que lucen los líderes independentistas.

Por lo que se ha podido saber, Ada Colau fue más diplomática que Torrent. La alcaldesa de Barcelona habló con el Rey y aplaudió el discurso del monarca. Por su parte, el presidente del Parlamento catalán llegó tarde, no aplaudió las palabras del Rey y evitó cruzar cualquier palabra con Felipe VI.

Por su parte, el monarca, pronunció un discurso en el que hizo un llamamiento al entendimiento, la unión y la cooperación, para conseguir que el Mobile World Congress siga celebrándose en Cataluña. No se trataba de una petición vana, ya que el desafío independentista ha hecho que la organización del Congreso se plantee si seguir, o no, celebrándolo en Barcelona.

La visita del Rey a Cataluña (seis meses después de la última vez) se producía entre fuertes medidas de seguridad y con manifestaciones a favor y en contra del el monarca . De hecho, anoche el Palau de la Música, donde se celebraba la cena, fue blindado por la Policía para evitar que los manifestantes llegaran hasta sus puertas.

Autor

Isabel Vidal

Te puede interesar