sábado, 17 de abril de 2021

Carlos Granados, al frente de la oficina municipal de Madrid contra la corrupción

El magistrado jubilado es el encargado de su puesta en marcha y trazará sus líneas de trabajo, con una apuesta por la defensa de los recursos públicos, la integridad y la transparencia.


Carlos Granados, al frente de la oficina municipal de Madrid contra la corrupción
  • whatsapp
  • linkedin

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid en la sesión de hoy, ha aprobado el nombramiento, con los votos a favor de Ahora Madrid y del grupo municipal socialista, del magistrado jubilado Carlos Granados, como director de la Oficina Municipal contra el Fraude y la Corrupción.

Responsabilidad

Granados ha declarado que ha aceptado el cargo “con responsabilidad, con ilusión y con la determinación de ayudar a los ciudadanos de Madrid, para que las cosas funcionen bien”. El nuevo director de la oficina contra el fraude considera que es mejor prevenir que castigar, que la prevención es fundamental y que se puede hacer una “labor magnífica”, en defensa de los intereses y en defensa de los recursos públicos de Madrid.

Prevención

“La idea fundamental es que las competencias de prevención, las que actualmente tiene la oficina antifraude, son importantísimas e indudablemente lo que se pretende es reforzar los esfuerzos que está haciendo el Ayuntamiento de la integridad, la transparencia y en eso siempre van a contar con la leal colaboración de la oficina antifraude”.

Apoyos

Carlos Granados dice que poner en marcha esta oficina no es tarea fácil ni sencilla. “No cabe duda que si se hace con determinación y con ilusión, como lo vamos a hacer, contando además con la existencia de órganos de apoyo, como el Consejo de Asesoramiento (donde hay una representación ciudadana), yo creo que la labor que puede realizar la oficina es muy importante”.

Urbanismo

El nuevo director ha señalado algunos de los aspectos en los que la oficina se va a centrar. “No olvidemos que la Comisión Europea hacía mención de aquellas zonas que pueden ser más vulnerables en comportamientos que no son correctos, como son el urbanismo, la planificación ambiental o la contratación pública. Son aspectos donde tiene que hacer esfuerzos la oficina estableciendo un mapa de riesgos y esa es una de las preocupaciones fundamentales”.

Contrataciones públicas

Otro de los retos que ha apuntado Granados es la entrada en vigor, en marzo, de la nueva ley de contratación de las administraciones. Su artículo 66 se refiere a la lucha contra la corrupción y hace mención a la prevención cuando hay conflicto de intereses, “terreno que habrá que trabajar” según el nuevo director.

Por último, Granados ha hecho hincapié en que también es labor de la Oficina Contra el Fraude la prevención en el ámbito de la responsabilidad penal de las sociedades mercantiles públicas.

Autor

Te puede interesar