domingo, 11 de abril de 2021

Los posibles escenarios ante la hipotética investidura de Puigdemont en el Parlament

Se suponía que antes del 31 de enero se tenía que constituir en Parlament con un Govern estable. Sin embargo, todo apunta a que un giro inesperado turbará el inicio de la XII legislatura.


Los posibles escenarios ante la hipotética investidura de Puigdemont en el Parlament
  • whatsapp
  • linkedin

El Parlament de Cataluña vivirá a partir de las tres de la tarde la "investidura" de un presidente que es muy probable que no aparezca. Carles Puigdemont incitaba al presidente de la cámara, Roger Torrent, a que le diese amparo para ser nombrado como presidente de la Generalitat.

Puigdemont, fugado desde el pasado octubre en Bruselas, tras la fallida declaración de la República de Cataluña, tiene difícil volver a ser el presidente de la comunidad catalana. El Tribunal Constitucional ya avisó que anularía una hipotética sesión de investidura en la que no estuviera el candidato presente. Por lo tanto, hay varios escenarios posibles:

-Impugnación preventiva del Pleno. Hay que tener en cuenta que el diputado de Puigdemont tiene una orden de detención en cuanto pise territorio español. Puigdemont podría volver, ser detenido y pedir un permiso para comparecer en el Parlament ya que, como advirtió el Constitucional, "la inmunidad parlamentaria no le da impunidad". Si Puigdemont no compareciera, cualquier partido político podría pedir al Tribunal Constitucional que se impugnara la sesión.

-Supensión del pleno por parte del presidente del Parlament. Roger Torrent podría suspender el pleno, dejando la situación política catalana en un limbo. Se abriría, por lo tanto, un periodo de diez días para una nueva sesión.







-Suspensión del Pleno por parte del Tribunal Constitucional. Se podría contemplar la idea de que Puigdemont fuese investido presidente por vía telemática. Sin embargo, se estaría infringiendo la ley porque la ley catalana dictamina que "el candidato propuesto presenta ante el Pleno su programa de gobierno y solicita la confianza de la cámara. Después de un debate sobre el programa presentado, se procede a la votación".

-Suspensión de la votación o del resultado. La Mesa del Parlament, independentista en gran parte, podría seguir la hoja de ruta de los últimos meses. Por lo tanto, Puigdemont dejaría de ser el candidato a la presidencia, y se abriría un plazo de dos meses en el que se presentaría un nuevo posible presidente. Oriol Junqueras sería uno de los principales candidatos.

-Elecciones. "Si una vez transcurridos dos meses desde la primera votación de investidura ningún candidato es elegido, el Parlamento queda disuelto automáticamente y el Presidente de la Generalitat en funciones convoca elecciones de forma inmediata, que deben tener lugar entre cuarenta y sesenta días después de la convocatoria", según la propia ley catalana.

No hay nada claro porque Puigdemont ha jugado al despiste todo este tiempo, y Torrent no ha definido su actuación en el pleno de mañana, uno de los más importantes de los últimos en Cataluña y, por lo tanto, en España.







Diferentes fuerzas políticas catalanas se han pronunciado en Twitter:







Te puede interesar