domingo, 18 de abril de 2021

Cada día más jóvenes se lanzan a la aventura de “emprender”

Los sueños de ser tu propio jefe, ponerte a prueba y lograr finalmente el éxito empresarial son cada vez más atractivos para los jóvenes de nuestro país.


Cada día más jóvenes se lanzan a la aventura de “emprender”
  • whatsapp
  • linkedin

¿Te seduce la idea de ser tu propio jefe? ¿Tienes alguna idea revolucionaria que podría triunfar? Con la explosión de Internet, son muchos los jóvenes que se han lanzado a la aventura de formar su propia startup. Si uno de tus propósitos para este año fue desarrollar tu potencial y lanzarte a la aventura de emprender o si, simplemente, es algo que te lleva rondando por la cabeza un tiempo, tenemos unos cuantos consejos que pueden ser de ayuda. Aprender de los errores de otros emprendedores siempre es una ventaja y, aunque cada proyecto es diferente, hay cuestiones que se repiten.

Plasma tu idea

En muchas ocasiones podemos pensar que hemos detectado una oportunidad de negocio y que podría ser viable. Nada mejor que sentarse, plasmar todas las ideas en un papel, buscar si alguien ha tenido la misma idea anteriormente y hacer una lista de posibles obstáculos para ir resolviendo poco a poco. Debes tener en cuenta que es importante dominar el sector de mercado en el que te mueves porque, de lo contrario, puedes cometer errores a la hora de aproximarte a él.

Primeros pasos

Una vez que tienes claro que tu idea puede ser una opción comercial, debes comenzar a elaborar algo fundamental: un plan de negocio. Aunque puede parecerte algo muy complicado al principio, nada más lejos de la realidad. Comienza por definir cuáles serán tus objetivos empresariales a corto, medio y largo plazo. Es decir, a dónde quiere llegar. Además, es importante reflejar la estrategia a seguir para llegar hasta allí, la estructura que tendrá tu empresa, decidir quién es el cliente potencial de tu idea y algo realmente clave: el presupuesto. Numerosas son las opciones que se abren en el asunto monetario.

En muchas ocasiones, la familia y los amigos se convierten en los primeros aportadores de capital. Sin embargo, puede que simplemente no te parezca una buena idea, no puedas o que realmente no estés considerando gastar grandes sumas de capitales. En estos casos, los préstamos personales son un recurso muy valorado por los emprendedores, bien para el empuje inicial o bien para dar solución en alguna cuestión puntual del proyecto como puede ser la publicidad para darlo a conocer, costes de licencias, etc. Ventajas como no necesitar avales, gran rapidez y flexibilidad son claves para decantarse por esta opción de financiación.

Análisis y más análisis

No solamente debes analizar lo más meticulosamente posible el mercado en el que te vas a mover sino tu competencia. Además, deberás valorar cuáles son las tecnologías necesarias básicas (en el caso de necesitarlas) para llevar a cabo tu proyecto (por ejemplo, un ordenador portátil o Tablet suele ser indispensable).

Ayuda

La idea es tuya pero es imposible que domines todos los aspectos y campos a tener en cuenta a la hora de montar una startup. Por ese motivo, es importante rodearte de expertos que te aconsejen, ayuden y te guíen por el buen camino. No solamente a nivel de gestoría y demás. Por ejemplo, en la mayoría de las comunidades existen centros como los CADE en Andalucía que ofrecen servicios de información, asesoramiento técnico especializado y personalizado, formación y tutorización a todas aquellas personas que tengan una idea empresarial y quieran llevarla a cabo.

Además, un último consejo: de los errores se aprende así como del fracaso. No tengas miedo a equivocarte y recuerda que será duro. Pero, al final, la experiencia simplemente merecerá la pena.

Autor

COLUMNA CERO

Te puede interesar