miércoles, 14 de abril de 2021

Felipe VI: "Hay que recuperar la convivencia en Cataluña"

El rey se dirige a todos los españoles con el tradicional discurso de Navidad, uno de los más importantes de los últimos años.


Felipe VI: "Hay que recuperar la convivencia en Cataluña"
  • whatsapp
  • linkedin

El rey Felipe VI se dirigía en Nochebuena, como de costumbre, a todos los españoles con su discurso de Navidad. Deseaba en nombre de la familia Real (él mismo, la Reina Letizia, la princesa Leonor y la infanta Sofía) unas Felices Fiestas.

"2017 ha sido un año difícil para todos los españoles, debido a la crisis catalana, entre otros. Sin embargo, tenemos que apoyarnos en los valores que hemos construido a lo largo de 40 años de democracia".

Dice, además, "que hemos sufrido un intento de involución por la fractura independentista".







El rey, referido a Cataluña, decía que "el 21-D era un camino para unificar, de nuevo, a España". Insta a los representantes políticos a "afrontar los problemas que afectan a los catalanes, con un pensamiento plural y responsable para el bien de todo el país". Por ello, afirmaba que el pensamiento unilateral de la independencia solo logrará el enfrentamiento y la exclusión.

Es significativo, sin embargo, el tono con el que se ha referido al tema catalán: una entonación mucho más calmada, más conciliadora. Añadía que "hay que respetar los principios y valores del Estado de Derecho, imprescindibles para el diálogo y la voluntad de concordia".

"Tenemos que sentirnos orgullosos de esta España, abierta y solidaria, no encerrada en sí misma".






Reconoce también que, aunque no todo han sido aciertos, es innegable la evolución positiva de estos 40 años de la democracia española. "Nos merecemos valorarlo", decía el soberano.

"2018 nos espera en unos días y debemos seguir construyendo nuestro país, porque la historia no se detiene. Y no hemos llegado hasta aquí para temer al futuro sino para crearlo", añadía el rey, como un puente entre el anterior tema y el siguiente al que se referiría.

Tenemos, según Su Majestad, que afrontar los problemas que surgen en el mundo actual como un país moderno y conectado con la realidad social. La violencia de género, el calentamiento global, el terrorismo yihadista o la corrupción son algunos temas que deben preocupar a los españoles y a sus políticos, luchando de forma conjunta frente a ellos, para que cada vez sea menor, y erradicarlos en un futuro.

"Nadie, ni yo tampoco, desea una España paralizada o conformista, sino una España moderna y atractiva". Por ello, añadía que se tiene que seguir mejorando y actualizando España.

"Sintámonos, sin complejos, orgullosos de todo lo que hemos conseguido porque es mérito de todos. Si seguimos por ese camino, si lo hacemos así, y con todas nuestras energías, yo estoy convencido de que los años venideros serán mucho mejores" concluía el rey.

Se despedía felicitando Felices Fiestas en castellano, catalán, euskera, valenciano y gallego.







Te puede interesar