sábado, 17 de abril de 2021

21-D: el cambio es posible

Ciudadanos se postula como la fuerza más votada, muy seguida de Esquerra Republicana de Catalunya.


21-D: el cambio es posible
  • whatsapp
  • linkedin

Ha llegado el día en el que suceda un acontecimiento trascendental, no cabe duda, en la historia de Cataluña y, por lo tanto, de España: hoy, 21 de diciembre, se celebran unas de las elecciones autonómicas más decisivas de las últimas décadas. ¿En juego? Millones de historias, millones de vidas. Familias enteras que no se hablan, amigos de toda la vida que no se ven ya… Todo por sus ideales políticos, por una herida que es muy difícil de cerrar en todos los corazones catalanes: el independentismo catalán.

Durante los últimos meses, múltiples noticias han ocupado telediarios, portadas de periódicos... Pasamos en pocos días de una convocatoria de un referéndum ilegal (el frustrado 1-O), apenas controlado, a una declaración de independencia fallida. Esto provocó la aplicación del artículo 155 (por el que se suspendía la autonomía de Cataluña), varias detenciones (como la del ex vicepresidente de Cataluña, Oriol Junqueras), y la convocación de una de las elecciones autonómicas más importantes de los últimos tiempos. Por un lado, se sitúa el bloque constitucionalista: Ciudadanos, PSC y PP; por el otro, el bloque independentista: ERC, JxCAT, CUP… Y, en el medio, uno de los partidos que parece ser que tendrá en su poder la decisión de decidir quién gobierna en el Parlament, aquel que marcará el rumbo a seguir a partir del día 22, es Podemos.

Inés Arrimada, la favorita

La dirigente naranja se postula como la clara ganadora de las urnas, con un 23,3% en intención de voto. Sin embargo, no está decidido si se convertirá en la primera mujer presidenta de la Generalitat: su máximo apoyo, el PP, encabezado por Xavier García Albiol, es el gran perjudicado de esta convocatoria electoral, siendo la fuerza menos votada, con un posible 5,5% en intención de voto.

Le pisan los talones la ERC, con un 22.2% de los votos. Sigue encabezada por el encarcelado Oriol Junqueras, que ha participado en la campaña electoral por videoconferencia desde su celda. Junts per Cataluña sería la tercera fuerza más votada, con un 17,7% de los votos, y con su cabeza de lista, Carles Puigdemont, establecido en Bruselas.

Una ganadora electoral que podría no ser presidenta

Aunque gran parte de las encuestas vaticinan que el partido de Arrimadas ganaría las elecciones, no es tan seguro que el bloque constitucionalista vaya a gobernar en Cataluña. Ambos bloques, si acordasen, estarían en torno a un 45% del parlamento catalán, una mayoría insuficiente, a no ser que alguno de los partidos se abstuviera o, en cambio, apoyara a alguna de las dos grandes fuerzas, claramente enfrentadas.

Independencia vs negociación

Sendos bloques, muy diferentes entre sí, presentan ideologías radicalmente opuestas: mientras que ERC, apoyada por JxCAT entre otros, aboga por la desconexión inmediata de España, pese a quien le pese, Ciudadanos, PSC, etc., optan por una mejora de las condiciones de Cataluña en el estado español, y por intentar unir todo aquello que, durante estos últimos años, se ha roto en Cataluña: la armonía, la paz. Para ello, solo hay un camino: el diálogo, la paciencia y, sobre todo, el esfuerzo, para volver a ser lo que siempre ha sido: una importante parte del país que no reste, sino que sume, que ayude y que colabore para construir una realidad mejor mediante pactos y acuerdos que acerquen a Cataluña, cada vez más, al resto de España.

Te puede interesar