contador web

ESPAÑA | UN MUJER ESTUVO COBRANDO 31 AÑOS LA PENSIÓN DE SU MADRE FALLECIDA

Detectado fraude masivo a la caja de la Seguridad Social de casi 2 millones de euros

Por JORDI COPANO. 18/11/2017

La Policia Nacional destapa un fraude cerca de 2 millones de euros a la Seguridad Social en Alicante, Almería, Cantabria, Córdoba, Las Palmas, Lérida, Lugo, Madrid, Pontevedra y Valencia.

social
seguridad
fraude
pensiones

Ancianos en un parque

El fraude se ha cometido mediante el cobro de pensiones de personas fallecidas y se ha cometido en prácticamente toda España. En él se han dado casos como el de una mujer de Madrid que, durante 31 años, estuvo cobrando la pensión de su madre, fallecida en 1985, o el de otra mujer de que declaró a la Policía que tenía derecho a seguir percibiendo la pensión de su madre porque "no había asumido su muerte" y tenía derecho al cobro de la paga.

La Dirección de la Policía ha informado, a través de un comunicado, que las investigaciones empezaron a principios de este años a raíz de que la Tesorería General de la Seguridad Social detectase varios casos de abono de pensiones a personas que constaban como fallecidas. Las investigaciones se han realizado a 27 expedientes y a 62 personas, siendo finalmente 19 las implicadas en un fraude de una cuantía que llega a 1.932.211,27 y se les acusa de delitos de fraude de prestaciones, estafa y falsedades documentales. La mayoría de los perceptores de este fraude eran familiares que, según la operación Libitina de la Policía, era percibido mediante simulación o falseamiento de la vivencia de personas muertas. Se ha dado el caso de que algunas de las personas que han recibido esta pensión han fallecido también, debido a lo continuado en el tiempo de este fraude, por lo que en estos casos no se ha podido tomar declaración a ningún responsable.

La Tesorería de la Seguridad Social solicitará el embargo de los bienes que considere oportuno, según un informe patrimonial de los defraudadores. La Policía ha destacado el caso de una mujer de Madrid que estuvo durante 31 años recibiendo la pensión de su madre, que murió en 1985, recibiendo un montante de 173.170,43 euros. La imputada usaba certificados de fe de vida que entregaba en el banco o en la Seguridad Social falsos, junto con fotocopias del DNI de su madre y el suyo, que servían como acreditación de persona autorizada para poder operar en la cuenta bancaria donde se recibía la paga. Otra mujer, manifestó que tenía derecho a cobrar la pensión de su madre muerta como compensación porque "porque aún no había asumido el fallecimiento de su madre" .

TAMBIÉN EN:
NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar