viernes, 2 de diciembre de 2022

La tomadura de pelo de humoristas rusos gastando una broma al alcalde de Madrid

Almeida se traga la broma de unos humoristas de Rusia y dice que está a favor de retornar a los refugiados ucranianos al frente


La tomadura de pelo de humoristas rusos gastando una broma al alcalde de Madrid
  • whatsapp
  • linkedin

En una conversación telefónica mantenida en junio, los humoristas rusos preguntaron al alcalde de la capital española por el apodo que recibiría de sus adversarios políticos por el tamaño de su nariz. "¿Por qué te llaman 'Carapolla'?

El equipo de Almeida subraya que "se trata de los numerosos fraudes perpetrados por agentes de propaganda rusos contra funcionarios de alto nivel en la mayoría de los países europeos, incluidos los alcaldes de Viena o Dublín, o ministros como el de Defensa del Reino Unido".

"Al advertir el tono y el contenido de la llamada telefónica y cerrarla, se presentó inmediatamente una denuncia ante la policía, que sigue investigando el asunto", añade el portavoz, que asegura que el Ayuntamiento de Madrid "no apoyará ninguna estrategia desestabilizadora de Rusia".

Deportar ucranianos a su país

En el vídeo, el falso alcalde de Kiev explica que muchos hombres abandonaron su país cuando comenzó el conflicto con Rusia, por lo que no tienen suficientes soldados en el frente para luchar. "No deberían estar sentados en las playas, su trabajo es morir en el campo de batalla o ganar esta guerra", dice, y luego le pregunta a Almeida si puede ayudar a deportar a los ucranianos a su país para que luchen.

"Por supuesto, no creo que sea un problema", responde inmediatamente Almeida, y añade: "Madrid apoya la repatriación de ciudadanos ucranianos a su país para luchar". El alcalde de Madrid dijo que cree que se necesitan más soldados para luchar contra Rusia y que Madrid tiene la capacidad de transporte para llevarlos allí si es necesario.

Sin embargo, Almeida no es partidario de que los rusos que viven en Madrid pierdan sus propiedades y las cedan a los ucranianos que viven en la capital, otra exigencia de su interlocutor. Aunque afirma que "es necesario castigar a los malos rusos aquí en España, en Madrid. Y estamos haciendo todo lo que podemos, tanto a nivel del gobierno nacional como de las autoridades locales".

Ataque a miembros de la OTAN

Durante la entrevista, el cómico ruso advierte que durante la cumbre de la OTAN en Madrid, la delegación ucraniana pretende "atacar a los miembros de la delegación desnudos y embadurnarlos de heces". Esto, explica, tiene un doble objetivo: mostrar que Ucrania está preparada para entrar en la organización y hacer una parábola sobre el hecho de que el país está "igual de desnudo" por la guerra con Rusia.

El alcalde de Madrid afirmó no tener ni idea sobre el tema, comenta a su presunto colaborador lo siguiente: "No habrá inconveniente en conversar con la embajada acerca de la idea" si "consideran que es verdaderamente de su interés". El cómico ruso explica que el embajador ucraniano estará presente en el espectáculo y también invita al propio Almeida a asistir. Almeida declina entre risas la invitación porque no está seguro de su "estado físico".

Los dos hombres también hablan de Covid y de la influencia que tiene en sus países. El supuesto alcalde de Kiev admite que no cree en el virus y que sólo lo utiliza para ganar dinero. Afirma que ni él ni su presidente, Volodymyr Zelenski, se han vacunado contra el Covid y que, en cambio, compraron un certificado de vacunación falso. Almeida no puede evitar reírse, aunque reitera que "el pluralismo de opiniones es muy importante".

Tras casi 20 minutos de conversación, el bromista ruso le pregunta a Almeida por qué le apodan "Carapolla". El alcalde de Madrid bromea diciendo que puede saber lo que piensan de él sus adversarios políticos simplemente por su apodo y luego explica que su origen se debe al tamaño de su nariz. 'Eres un gran conocedor de mí y del Madrid, enhorabuena', se ríe Almeida.

La videollamada termina cuando el falso alcalde ucraniano le pregunta a Almeida si se acuerda de la vez que "se metió la polla en la boca", afirmando que ese es el verdadero origen de su apodo. Almeida, molesto por este repentino cambio de tono, intenta reconducir la conversación hacia otros temas. Ante la insistencia del bromista ruso, finge no entender lo que intenta decir y acaba interrumpiendo la conversación.

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar