lunes, 6 de diciembre de 2021

Rodríguez no presentará una querella contra Batet tras retirarle su acta de diputado

El canario abandona la militancia activa en Podemos después de perder el acta de parlamentario "por atentar contra los principios más básicos de la soberanía popular"


Rodríguez no presentará una querella contra Batet tras retirarle su acta de diputado
  • whatsapp
  • linkedin

El político canario Alberto Rodríguez compareció el pasado sábado desde el aeropuerto de La Palma de Gran Canaria anunciando que dejaba la políticaa después de que la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, le retirara su acta como diputado: "Abandono la militancia partidista, abandono Podemos. Agradezco profundamente estos años, han sido de muchísimo aprendizaje. Agradezco profundamente a toda la militancia que nos ha acompañado en todo este proceso. Desde aquí mi agradecimiento. Toca cerrar un ciclo, abandono la militancia en Podemos".

"Me veo inmerso en un proceso judicial en el que claramente se quiere perseguir el activismo y la protesta. Se reactiva el proceso, yo podría haber optado por agarrarme al aforamiento, pero siempre lo dije y lo diré, no estábamos ahí para protegernos a nosotros mismos y dije ante la cámara que no tenía nada que esconder y que íbamos a juicio, a sabiendas de quién controla el Poder Judicial. Daba igual, la sentencia estaba dictada de antemano, no había pruebas", subrayó el ya expolítico.

"Lo más grave es que se ha producido una interferencia con muy pocos precedentes de Poder Judicial en el Legislativo. El PSOE, que es quien ostenta la presidencia de la mesa del Congreso, sin reunir a la mesa, con un informe demoledor en contra de los letrados del Congreso, acaba de robar el acta, no a Alberto Rodríguez. Al final yo era un representante de más de 64.000 canarios. No es una cuestión de Alberto Rodríguez, es una cuestión de democracia, del respeto a la libertad de reunión, del derecho a la manifestación, representación política y separación de poderes. Sin pruebas ni reunir a la mesa", indicó.

"Está en el aire una sensación que difícilmente puedo ignorar. Si no fuera un pibe de barrio, de una zona obrera, si no fuera canario, ¿me habrían quitado el escaño? ¿Qué hubiera pasado si tuviera un apellido compuesto? Perdonen pero la sensación que tengo es que esto no hubiera pasado. Esta batalla la ganaron por ahora, a mí me pusieron para darle voz a los canarios, decenas de miles de personas. El pueblo canario es luchador y cuando ve que lo están aplastando responde con decisión. La historia va a dar una vuelta y cuando volvamos seremos centenares de miles de votos", sumó. 

El político canario Alberto Rodríguez compareció el pasado sábado desde el aeropuerto de La Palma de Gran Canaria anunciando que dejaba la política después de que la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, le retirara su acta como diputado: "Abandono la militancia partidista, abandono Podemos. Agradezco profundamente estos años, han sido de muchísimo aprendizaje. Agradezco profundamente a toda la militancia que nos ha acompañado en todo este proceso. Desde aquí mi agradecimiento. Toca cerrar un ciclo, abandono la militancia en Podemos".

"Me veo inmerso en un proceso judicial en el que claramente se quiere perseguir el activismo y la protesta. Se reactiva el proceso, yo podría haber optado por agarrarme al aforamiento, pero siempre lo dije y lo diré, no estábamos ahí para protegernos a nosotros mismos y dije ante la cámara que no tenía nada que esconder y que íbamos a juicio, a sabiendas de quién controla el Poder Judicial. Daba igual, la sentencia estaba dictada de antemano, no había pruebas", subrayó el ya expolítico.

"Lo más grave es que se ha producido una interferencia con muy pocos precedentes de Poder Judicial en el Legislativo. El PSOE, que es quien ostenta la presidencia de la mesa del Congreso, sin reunir a la mesa, con un informe demoledor en contra de los letrados del Congreso, acaba de robar el acta, no a Alberto Rodríguez. Al final yo era un representante de más de 64.000 canarios. No es una cuestión de Alberto Rodríguez, es una cuestión de democracia, del respeto a la libertad de reunión, del derecho a la manifestación, representación política y separación de poderes. Sin pruebas ni reunir a la mesa", indicó.

"Está en el aire una sensación que difícilmente puedo ignorar. Si no fuera un pibe de barrio, de una zona obrera, si no fuera canario, ¿me habrían quitado el escaño? ¿Qué hubiera pasado si tuviera un apellido compuesto? Perdonen pero la sensación que tengo es que esto no hubiera pasado. Esta batalla la ganaron por ahora, a mí me pusieron para darle voz a los canarios, decenas de miles de personas. El pueblo canario es luchador y cuando ve que lo están aplastando responde con decisión. La historia va a dar una vuelta y cuando volvamos seremos centenares de miles de votos", sumó. 

Horas después, el exdiputado de Podemos confirmó horas después que no se querellará contra la presidenta de la Cámara Baja. La Sala Segunda del Tribunal Supremo ha condenado al diputado de Podemos Alberto Rodríguez por un delito de atentado a agente de la autoridad con el atenuante muy cualificada de dilaciones indebidas a un mes y 15 días de prisión, con la accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de condena. La pena de cárcel se sustituye por una multa de seis euros durante 90 días que suma un total de 540 euros. 

El exnúmero tres del partido morado es absuelto de un delito leve de lesiones al haberse despenalizado las faltas en 2015, aunque tendrá que pagar 50 euros al agente de la Policía Nacional al que, según los hechos probados por los que ha sido condenado, propinó una patada en una manifestación en 2014 en La Laguna (Tenerife). Por ello, el Supremo ha pedido la notificación a la Junta Electoral Central a los efectos oportunos ya que las causas de inegabilidad son también de incompatibilidad, con lo que Rodríguez tendrá que dejar su escaño el tiempo que dure la pena. Es decir: durante 45 días. 

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar