sábado, 23 de enero de 2021

Ciudadanos se cae de las negociaciones de los Presupuestos y votará en contra

Arrimadas da por cerradas las conversaciones con el Gobierno por el apoyo de ERC y Bildu: “Sánchez ha preferido coger la mano de Otegui y Junqueras”


  • whatsapp
  • linkedin








El apoyo de Ciudadanos era ya cada vez más difícil. Los últimos movimientos del Gobierno para intentar sumar con los independentistas han hecho saltar la alerta naranja: “Las contrapartidas al nacionalismo son intolerables”, ha sentenciado hoy la líder del partido, Inés Arrimadas. El preacuerdo que anunció ayer Rufián fue la puntilla: “Los votos de ERC y Bildu no son solo éticamente inaceptables, sino aritméticamente innecesarios”.







“Las contrapartidas al nacionalismo son intolerables”

Los de Arrimadas habían calzado ya algunas propuestas al Gobierno, como la aprobación de una tarjeta sanitaria única, pero los acuerdos del Ejecutivo con ERC han precipitado el no de Ciudadanos. Los naranjas justifican el cambio porque ahora “los Presupuestos no cumplen los requisitos para que un partido de centro los pueda apoyar”, aunque hace unos días las negociaciones estaban ya bastante avanzadas y el sí parecía claro.







Entre las condiciones que Arrimadas le planteaba al Gobierno, “cumplir con Europa” en cuestión de reformas, “medidas suficientes para pymes, autónomos y familias” o el permiso para padres que tengan que cuidar de sus hijos en cuarentena por un positivo. Eso sí, Ciudadanos no renuncia a las enmiendas que aún siguen activas: “Nos hemos remangado, hemos hecho lo correcto y seguiremos haciéndolo. Vamos a trabajar hasta el final y espero que se puedan aprobar algunas de nuestras medidas”.







La líder de Ciudadanos ha insistido en que el cambio de rumbo de Sánchez es incompatible con ellos y ha tenido un sentido recuerdo para los socialistas desamparados del África: “Quiero acordarme de los votantes socialistas que le escucharon [a Sánchez] decir que no aceptaría los votos de los nacionalistas para la gobernabilidad de España. Hoy muchos españoles se sienten huérfanos ante la política”.







El (casi) sí de ERC ya suscitó ayer las suspicacias de los liberales, aunque no llegaron a cerrar del todo la puerta. El portavoz adjunto, Edmundo Bal, aseguró que seguirían trabajando para que las cuentas no dependieran de los nacionalistas. Estas horas han sido fundamentales para cambiar el sentido del voto de la formación. Y, aunque Arrimadas no ha dicho si ha habido contactos o no con el PSOE, ya hay reacciones extramuros. Hoy el secretario de Organización de los socialistas, José Luis Ábalos, ha criticado que Ciudadanos solo ponga “excusas” para no aprobar las cuentas: “Nosotros preferimos hablar solo de vivienda y educación; los Presupuestos hablan solo de eso. Lo demás son excusas para no hablar del contenido”. En Unidas Podemos sí están más cómodos con el desmarque de Ciudadanos. La votación final de las cuentas será el jueves de la semana que viene.







Te puede interesar