miércoles, 14 de abril de 2021

Irene Montero no quiere atender a colectivos feministas contrarios a la Ley Trans

Irene Montero no se ha mostrado preocupada por las voces críticas dentro del feminismo hacia la Ley Trans


 Irene Montero no quiere atender a colectivos feministas contrarios a la Ley Trans
  • whatsapp
  • linkedin

Irene Montero, según el medio El Español, no habría querido atender a varios colectivos feministas que tienen todos una cosa en común: se muestran contrarios a la Ley Trans que está a punto de sacar adelante. La ministra de Igualdad, que siempre se ha definido como feminista, ha evitado durante varios meses tender a varias asociaciones feministas que son contrarios a la medida estrella de Montero, que está en fase de consulta pública.

No será necesario un informe psicológico o médico previo para realizar el cambio de sexo en el DNI






Montero sigue centrada en lograr sacar adelante la controvertida Ley Trans y, por lo que parece, tiene prisa en sacar adelante esta medida. Para ello, ha acelerado los plazos para llevar a cabo su tramitación y no ha querido reunirse con una serie de asociaciones feministas que se muestran muy contrarias a la mencionada Ley, a lo largo de estos meses.

El Ministerio de Igualdad, liderado por Irene Montero, ha abierto el trámite de consulta pública para llevar a cabo la elaboración de la Ley para la Igualdad Plena y Efectiva de las Personas Trans. Ésta recoge, entre otras diferentes propuestas, el derecho de la ciudadanía a “la autodeterminación de género”. O sea, que las personas puedan cambiar en el Registro Civil su sexo en el Documento Nacional de Identidad con una simple “declaración de la propia identidad sentida”.







Cualquier persona mayor de 16 años de edad que manifieste lo que se conoce como “identidad de género” que no coincida con su sexo biológico podrá llevar a cabo la rectificación de sus datos en el Registro Civil sin que sea necesario un informe psicológico o médico previo. Además, se incluye el derecho a acceder a intervenciones quirúrgicas y a tratamientos hormonales sin que sea necesario tener una administración administrativa o judicial.

Irene Montero no se ha mostrado preocupada por las duras críticas, por parte de muchas asociaciones feministas a esta Ley. Incluso, la ministra habría rechazado reunirse con varias asociaciones feministas que se han mostrado muy críticas con la mencionada ley. Algunas llevan desde julio intentando exponer sus argumentos a la hora de considera que la Ley Trans es perjudicial para los derechos de las propias mujeres.

Así lo ha denunciado el grupo “Alianza contra el borrado de las Mujeres”, que forma parte de la red de asociaciones feministas:

“Llevamos meses solicitando reunirnos con ella y ni siquiera ha contestado. Ha ignorado a Contra el Borrado y a cualquier colectivo feminista crítico que se ha plantado”.

El plazo de consulta pública termina el próximo 18 de noviembre, un plazo mucho menor al habitual:

“No les interesa dar tiempo para que puedan aportar las organizaciones feministas”.

Según Carmen Freixa, miembro de la Alianza:

“El Ministerio de Igualdad siente la necesidad de exhibir ante los suyos que están haciendo algo porque intuyen que cuando acabe la legislatura Podemos será algo residual. El Ministerio y el Instituto de la Mujer, que deberían estar defendiendo a las Mujeres, no está haciendo su función. La están rehuyendo” (…) “El Ministerio de Igualdad actúa como el Sóviet. No quieren voces críticas. Por eso nos estigmatizan llamándonos tránsfobas a quienes denunciamos las consecuencias que se derivan de sus leyes”.







Te puede interesar