martes, 18 de mayo de 2021

“Los partidos en los que no te puedes expresar con libertad están condenados a ser sectas"

La exportavoz lamenta la decisión de Casado de echarla “porque es perjudicial para el PP y para una España de ciudadanos libres”. Casado le dijo que esa libertad era incompatible con su autoridad


“Los partidos en los que no te puedes expresar con libertad están condenados a ser sectas"
  • whatsapp
  • linkedin

Cayetana Álvarez de Toledo se ha despachado bien hoy a la salida del Congreso por la decisión de Casado de echarla. La ya exportavoz lamenta su destitución porque “es perjudicial para el PP y para una España de ciudadanos libres”. Dice que las razones que le dio el presidente del PP son “desdichadas” y van en la línea de “una visión resignada de los partidos, condenados a ser una secta, que es una forma de esclavitud” en la que “no te puedes expresar con libertad”. El principal motivo de la ruptura, la cultura de partido y las lealtades: “Casado considera que mi concepción de la libertad es incompatible con su autoridad”.

Ahora ya Cayetana va por libre y manda de paso recado a Teodoro García Egea: “Desde el minuto uno, el secretario general ha restringido la autonomía del grupo al mínimo”, en referencia a la destitución de Elorriaga, su afín al frente de la asesoría parlamentaria, que mantiene que fue una “invasión de competencias”. No se queda ahí:  “Casado necesita a su lado personas con criterio propio. Bajo la visión resignada de los partidos solo prosperan las personas que repiten argumentarios. La unidad nace del debate, no de la imposición. Esa negación de la diversidad interior dificulta el ensanchar las bases de un partido”. La homogeneidad no da votos, los quita, dice.

Otro motivo para su cese: el desacuerdo con la estrategia para negociar los Presupuestos y la elección del CGPJ: “Le preocupaba mi actitud sobre los Presupuestos y la Justicia. No soy partidaria del reparto de cargos en la Justicia. De hecho, se me mantuvo al margen. Creo que los jueces deben elegir a los jueces; ahí el PP tenía una oportunidad para abanderar la regeneración”. Su idea de un pacto constitucionalista también molestó a Casado: “Su mayor reproche fue mi insistencia en la necesidad de un pacto entre socialdemócratas, conservadores y liberales”. Tampoco le entusiasmó la idea de dar la batalla cultural: “No le interesa. Para mí sí es relevante y por eso he dado la batalla contra el feminismo victimista. Lo que está en juego son los valores de las sociedades plurales y civilizadas. Estratégicamente conviene al PP”.

En el aire, si la aún diputada dejará o no su asiento en el Congreso y si se irá también del PP. Tampoco ha aclarado si le decepciona la decisión de Casado o la falta de mensajes de apoyo de sus compañeros del PP. La decisión de echar a Álvarez de Toledo forma parte de la remodelación que está haciendo Casado de la dirección PP. Ya sabemos que la sustituirá Cuca Gamarra, la vicesecretaria de Política Social y diputada por La Rioja. Y hay fichaje estrella: José Luis Martínez-Almeida será el portavoz nacional. No sabemos aún cómo compatibilizará el cargo con la alcaldía de Madrid. Este jueves se reunirá la Junta Directiva Nacional vía telemática para acabar de dibujar la nueva cúpula.

Te puede interesar