viernes, 3 de febrero de 2023

El teletrabajo, ese gran desconocido

Trabajar desde casa es una práctica muy poco extendida en España, a la que tendremos que acostumbrarnos durante las próximas dos semanas.


El teletrabajo, ese gran desconocido
  • whatsapp
  • linkedin

España es un país de trabajadores, pero no de teletrabajadores. Así lo demuestran los datos, que apuntan a que solo un 4% de los empleos de nuestro país se desarrollan desde casa. Este hecho convierte la cuarentena decretada por el Gobierno en un reto aún mayor para trabajadores y empresas, que tienen que adaptarse a marchas forzadas a un sistema de trabajo muy extendido en otros países, pero residual en el nuestro.

Ante este desafío, el de empezar a realizar nuestros trabajos desde casa, son varias las voces expertas que se han lanzado a dar consejos, muchos de ellos desde la propia experiencia. Y es que conseguir que el tiempo de trabajo en casa sea rentable no es tarea fácil, pero sí existen una serie de trucos que pueden ayudar a sacar el máximo partido a esta experiencia. 

El lugar de trabajo, un factor clave

El sitio donde nos pongamos a realizar el teletrabajo es fundamental para que éste sea efectivo. Los expertos recomiendan que la zona de trabajo se habilite en una habitación distinta al dormitorio, con buena iluminación, buena ventilación y, a ser posible, lejos de distracciones como la televisión.  La zona debe estar ordenada y con todo lo necesario a mano, para que no necesitemos levantarnos cada cinco minutos.

Los horarios son esenciales

Hay empresas que establecen horarios de trabajo para sus teletrabajadores y que controlan el cumplimiento de esos horarios, pero hay otras que fijan unos objetivos y dejan que sean los propios empleados los que se organicen el tiempo. En estos últimos casos, al igual que en el caso de los autónomos, es importante que el trabajador establezca por escrito su horario y se fije las tareas a realizar en cada momento, de esta forma será más fácil evitar los tiempos muertos y mantener la disciplina de trabajo.

Vestirse para trabajar es más importante de lo que parece

Es cierto que para teletrabajar no es necesario ponerse el traje o los tacones, tampoco maquillarse ni ir perfectamente afeitado, pero sí es importante mantener esa costumbre de asearnos y vestirnos para trabajar. El trabajo desde casa no debe realizarse en pijama. aunque sí se puede hacer en ropa cómoda. La razón de esto no es tanto por el riesgo de que el jefe haga una videollamada y nos sorprenda de esa guisa, sino porque al vestirnos transmitimos a nuestro cerebro la señal de que nos estamos poniendo en marcha y es más fácil entrar en "modo trabajo".

Los descansos son para el café, no para la aspiradora

Cuando se realiza teletrabajo hay que respetar los horarios habituales y eso incluye los descansos. Sin embargo, no debemos aprovechar la pausa del café para poner una lavadora o pasar la aspiradora, por mucho que el momento nos venga genial. El motivo de esto es que, si realizamos tareas domésticas dentro del horario de trabajo, nuestro cerebro saldrá de ese "modo trabajo" y entrará en el "modo casa", por lo que será mucho más difícil retomar el ritmo tras la pausa. 

Cuando termine tu jornada, cierra la "oficina"

Del mismo modo que es importante entrar en "modo trabajo" también es importante desconectar. Para ello, una vez que termine tu jornada o sea fin de semana, cierra la "oficina" recogiendo todo lo del trabajo y guardándolo o cerrando la habitación donde trabajas y no entrando hasta tu próxima jornada. Realizando estos actos conseguirás esa desconexión tan necesaria para poder seguir rindiendo.

 

  • whatsapp
  • linkedin
Autor

M.I.

Te puede interesar